lunes, noviembre 11, 2019

SOCIEDAD | 07-07-2019 15:26

Tinelli se alejó de la política: regreso al primer amor

El conductor volvió a refugiarse en una fórmula conocida: el show en la TV. El fin de la ingenuidad.

A fines de 2018, Marcelo Tinelli asistía a clases para avanzar en su carrera exprés de político y se erigía como uno de los potenciales candidatos “tapados” para las elecciones de este año. Por ese motivo, planeó para 2019 un "Showmatch" distinto que le posibilitara comenzar a desembarcar en este terreno. Menos parejas de baile y la inclusión de un reality de talentos federal que lo haría recorrer todo el país, casi como un acto proselitista. Sin embargo, esa idea fracasó. Sus ínfulas políticas fueron rápidamente enterradas y, por ese motivo, debió volver a apostar a la fórmula conocida: muchas parejas al “Bailando”, polémicas en la pista y el fin de los participantes anónimos.

"Me cansó el tema de la política últimamente. Basta de políticos yendo de un lado para el otro", se excusó cuando finalmente debió guardar su traje de candidato y volver a orientar sus fuerzas a "Showmatch". Pero acostumbrado a resurgir y a redescubrir el éxito cuando parece que su ciclo está agotado, logró volver a ser el líder del rating y reposicionar a su show televisivo como uno de los programas más vistos del país. Con el "Bailando" como punta de lanza y sin experimentos nuevos ni intenciones políticas, Tinelli sacó a relucir su costado vintage para subsistir.

(Te puede interesar: El nuevo Marcelo Tinelli deconstruido: ¿oportunismo político?)

Plan fallido. Al contrario que años anteriores, en 2019, "Showmatch" regresó en abril a la pantalla de El Trece. El motivo para que no se produjeran dilaciones fue que ante un posible desembarco en la política, el conductor quería comenzar a concluir el programa y dar el salto a la función pública. De hecho, días antes de que "Showmatch" volviera a la pantalla, Tinelli continuaba reuniéndose con líderes partidarios y candidatos como Juan Schiaretti y Sergio Massa con el fin de avanzar en su postulación.

Mientras el armado con Alternativa Federal avanzaba, o al menos eso parecía, Tinelli había planificado un "Showmatch" con menos días de danza, sólo los lunes y martes, evitando las polémicas de la conflictiva pista y convocando sólo a 16 parejas de baile para acelerar los tiempos. Los jueves y viernes, en tanto, se destinaron para “Genios de la Argentina”, un certamen de talentos anónimos que surgían de recorrer, en cada emisión, un lugar distinto del país.

Pero los números no le dieron la derecha al plan. Ni el rating ni los primeros sondeos electorales eran los esperados. Por un lado un "Showmatch" sin picante subsistía a duras penas y el reality federal no cautivaba a la audiencia. Por el otro, el altísimo nivel de conocimiento no se tradujo en intención de voto y Alternativa Federal comenzó a desmembrarse. Además, su coqueteo político no dejaba indiferente a nadie y muchos famosos se apuraron en salir a criticar su posible candidatura.

(Te puede interesar: Cande Tinelli y el factor cambio generacional)

Incluso, según pudo saber NOTICIAS, el propio gerente de programación de El Trece, Adrián Suar, le habría reprochado a Tinelli el hecho de poner más atención a su candidatura que al envío televisivo. Él siguió intentando, pero la realidad volvió a chocarse con sus deseos.

Alternativa Federal no logró el consenso pregonado y la candidatura de Tinelli naufragó. “Trabajé para tratar de armar algo. No se dio, pero no por culpa mía. En un momento se empezaron a cerrar las puertas. Siento que Roberto (Lavagna) es un gran dirigente político, pero se equivocó en algo importante: para construir tenés que tener relación con los demás y empatía con la gente; creí que él se iba a bajar”, se sinceró. Más aún, el conductor se sintió manoseado: “Tuve una convocatoria de Schiaretti al aire, en donde no entendía muy bien y dije "a ver qué quiere en este momento", un gobernador al que respeto muchísimo. Y después cuando lo fui a ver, se había ido de vacaciones, no sé, se había ido afuera y después no lo vi más, entonces dije: '¿Qué hago en este espacio?'”.

Vuelta. Desplazado por la política, Tinelli debió volver entonces a enfocarse en la TV. Pero "Showmatch" 2019 no estaba pensado para eso. Así comenzó la reconstrucción. Como primera medida se optó por convocar nuevas figuras para bailar un ritmo de a tres y a esa decisión le siguió la de llamar a 10 parejas nuevas para sumar al certamen, entre ellas varias compuestas por personajes que habían sido figuras del concurso como Pedro Alfonso o Ezequiel “El Polaco” Cwirkaluk. Además, se les dio a los coachs de las parejas la orden de armar coreografías más arriesgadas y se incrementó el gasto de producción para tal fin. El "Bailando" busca así volver a tener cruces picantes, acusaciones entre concursantes y las polémicas que lo convirtieron en uno de los líderes de la TV local. La sección “Genios de la Argentina” cayó en desgracia y quedó desplazado sólo a los viernes y terminará el próximo mes, y no en diciembre como se anunció en un principio.

Acorralado, sacó a relucir al viejo Tinelli y la jugada dio sus frutos. "Showmatch" se recuperó en rating e incluso fue lo más visto algunas noches. Además, a diferencia de otros años, la telenovela "Argentina: tierra de amor y venganza" le deja un buen piso de audiencia.

El conductor aún guarda una bala de plata. Este año, por conmemorarse el 30° aniversario del inicio del programa, los sketchs y el humor regresaron. De hecho, la fórmula Fernández- Fernández ya fue satirizada y se espera que muchos de los que fueron potenciales aliados del conductor y que acabaron por alejarlo de la política, sufran la caricaturización. Lejos de las urnas, Tinelli apostó por volver a lo suyo. Por lo menos por ahora.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Escuchá el hit de Cande Zamar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario