jueves, noviembre 14, 2019

LIBROS | 18-07-2019 15:31

“El tiempo de la improvisación”, de Alberto Giordano: el mejor tomo de un diario público

Cuidador sistemático de las formas académicas, también es crítico constante de sus excesos.

**** Confieso que me costaba seguir los “posteos” del autor en su “diario público”, que iba publicando de a poco en Facebook. Me costó mucho menos leerlos en los dos tomos recopilados hasta ahora. Siempre sospeché que una buena parte de lo publicado en Facebook sólo alcanzaba algo de existencia real cuando llegaba a libro.

Alberto Giordano siempre ha sido un personaje de la cultura, la docencia y las calles rosarinas, como Fontanarrosa, como Flor Balestra, como Beatriz Vignoli. Su doble condición de exigente y de franco para reconocer errores, le conceden el doble filo de un buen personaje de ficción. También algunos períodos de su vida: la muerte del padre, un período de depresión violenta (que fue el peor que vivió) y otro de convalecencia (el mejor). De todos esos momentos habla al pasar o detenidamente en estos diarios públicos.

Cuidador sistemático de las formas académicas, también es crítico constante de sus excesos. Dueño de un estilo atractivo, que usó en muy buenos libros sobre Manuel Puig, Roland Barthes o la crítica, se enorgullece cada vez que le piden que haga literatura, y él contesta de inmediato con un rotundo NO… mientras en parte la hace.

Este segundo tomo, el de la improvisación, lo encuentra más relajado, más dueño del sistema de variaciones (un secreto del arte). Llevado por la costumbre, uno podría decir que se lo encuentra más feliz, pero seguramente contestaría: ¡JAMÁS! Para vastas cantidades de los intelectuales, autores y eruditos argentinos la felicidad es una enfermedad mucho más grave que la depresión. Digamos entonces que parece más contento.

Como una ametralladora suave, dispara recomendaciones de libros, recuerdos del pasado (las épocas de amantes con Judith, la esposa, la infancia en Resistencia), apuntes de buen guionista de sit-com cuando cita diálogos con Emilia, su insobornable hija. Creador de la idea teórica “el giro autobiográfico en la literatura argentina”, también hay citas de muchos diarios y teorías sobre la forma.

Para respetarle la laberíntica explicación que da para no considerarse escritor, habría que decirle, entonces: “Calma, Alberto, no te enojes. Sos muy buen diarista.” Seguramente quedaría sorprendido unos segundos y después tal vez dijera: “No. Tampoco”, antes de explicar.

“El tiempo de la improvisación”, de Alberto Giordano. Iván Rosado, 289 págs. $ 390.

por Elvio E. Gandolfo

Galería de imágenes

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario