martes, noviembre 19, 2019

POLíTICA | 17-08-2019 11:59

Los increíbles socios de Daniel Hadad: de la basura a Netflix

A Gorosito y Vijnovsky les dicen “Carozo y Narizota”. Se asociaron con Hadad para producir series. Pasado militante, amigos poderosos y negocios millonarios con la basura.

A principios de este año, el empresario Daniel Hadad se sumó a un proyecto que le propuso su amigo y ex dueño del diario Página/12 Fernando Sokolowicz. Se trataba de una productora para generar contenidos audiovisuales para Netflix. Hadad aceptó, se sumó al proyecto y formaron una sociedad llamada HSVG SA. La H es por Hadad, la S por Sokolowicz, pero ¿de quiénes son la V y la G? Se trata de Benjamín “Beto” Vijnovsky (70) y Carlos Gorosito (62). Estos dos empresarios son célebres en el mundo de la política y con sorna se los apodó Carozo y Narizota -porque siempre se muestran juntos-, aunque a ellos no les gusta.

Gorosito y Vijnovsky tienen un negocio monumental ligado a los contratos de la basura. Administran el 3% de una caja que ronda los 1.500 millones de pesos mensuales y eso los vuelve muy codiciados por el sistema político, que siempre está a la caza de formas de financiamiento. Llamarlos Carozo y Narizota no es un apodo cariñoso, es un código para referirse a ellos. Entre los dos manejan una agenda de números telefónicos que cualquier empresario envidiaría. Tienen buena relación con el macrismo, con un sector del kirchnerismo, con el sciolismo y también suelen ufanarse de tener una gran amistad con Nicolás Caputo, Mario Montoto y el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, entre otros empresarios quienes suele asistir a sus eventos.

(Te puede interesar: Daniel Hadad: entre su sitio y la nueva productora)

Ambos son célebres por hacer grandes fiestas de cumpleaños y Gorosito tiene una celebración anual muy particular: todos los 25 de mayo recibe en su campo de Baradero a un centenar de invitados para conmemorar el día de la Patria. Hay comida, bebida y show. El clásico es el momento en que entran granaderos y cantan el himno. El lujo de semejante puesta en escena ha dejado atónitos a algunos invitados que no suelen horrorizarse con gastos excesivos. Pero el festejo del año próximo está en duda. Gorosito dice que sale mucho dinero, pero hay quienes afirman que el verdadero motivo es porque hace pocos meses se separó.

Vijnovsky también es conocido por su fiesta de cumpleaños de todos los años en Punta del Este. El 12 de enero festeja su natalicio en su casona de José Ignacio donde celebrities, empresarios y personalidades de distintos rubros dicen presente para brindar con el anfitrión.

Gorosito y Vijnovsky tienen orígenes distintos. El primero nació en Santa Fe y de chico militó en el peronismo. El 30 de marzo de 1976 lo detuvieron y estuvo preso hasta 1982. Por aquellos años militaba en La Tendencia Revolucionaria, la agrupación peronista que tenía entre sus adherentes a Montoneros. Cuando regresó la democracia trabajó de periodista y cuando el menemismo llegó al poder fue funcionario en Gas del Estado. En 1993 se alejó y fundó la productora Aleph con Fernando Sokolowicz. A fines de los 90, a través de Sokolowicz, conoció a su hoy amigo y socio “Beto” Vijnovsky, a quien acompañaría en sus aventuras empresarias hasta estos días.

Vijnovsky nació en Buenos Aires. En la década de los ‘90 trabajó en el Grupo Meller, un holding especializado en el rubro textil, pero con inversiones en otros sectores. Para principios de la década del 2000 ya había desembarcado en el negocio de los medios, de la mano de Daniel Hadad. Para 2003 ya estaba dentro del llamado “Grupo Infobae”. Pero en paralelo comienza a pergeñarse una idea: la consultoría en temas medioambientales. Fue así como durante la gestión del entonces jefe de Gobierno Aníbal Ibarra incursionaron en el negocio de la basura y se mantuvieron durante los gobiernos de Jorge Telerman, las dos gestiones de Mauricio Macri y hoy con Horacio Rodríguez Larreta.

(Te puede interesar: Larreta, el único que le dio una alegría al bunker de Juntos Por el Cambio)

Marketing. El negocio de la recolección de la basura está repartido entre seis empresas: AESA, Cliba, Solbayres, Nittida, Ashira y Urbasur. Estas seis compañías tienen asignado, en conjunto, un presupuesto mensual que ronda los 1.500 millones de pesos. Por ley, “las empresas concesionarias deberán destinar el tres por ciento (3%) de lo facturado a campañas de concientización ciudadana durante la totalidad del período concesionado”. Las campañas consisten en publicitar acerca de la separación de los residuos, el reciclado y programas de educación ambiental, entre otros temas. El 3% de 1.500 millones de pesos son 45 millones. Pero a esto hay que restarle los impuestos, por lo que sería un poco menos.

Daniel Hadad

De todos modos es un negocio monopólico que factura más de medio millón de dólares mensuales. La compañía que administra esos fondos se llama Delta Marketing Líquido y es la que anuncia en grandes medios, redes y organiza acciones de marketing en la ciudad. Esta empresa tiene una ventaja: sus cuentas no pueden ser auditadas por los organismos de control, porque no recibe los fondos directamente desde el Estado, sino que, en la práctica, administra el dinero que le dan las empresas recolectoras de basura, las cuales sí reciben dinero público.

Las acciones de marketing que publicitan en su página web van un poco más allá que simples campañas de concientización. Son spots publicitarios o eventos que llevan la firma del Gobierno de la Ciudad, por ejemplo carreras o ferias bajo el eslogan “BA Ciudad Verde”. Cualquier desprevenido podría pensar que es publicidad oficial. Pero en teoría no lo es. ¿O sí? Misterios que quedan difusos entre la política y los negocios.

(Te puede interesar: Leandro Báez y el misterio del helicóptero de Daniel Hadad)

Fuentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires suelen repetir que “la empresa de Carozo y Narizota siempre se usó para tercerizar auspicios a periodistas que la ciudad no podía poner o para que el dinero vuelva a la política a través de financiamiento al partido”. Un ejemplo: en marzo de 2015, la empresa Marketing Líquido compró una mesa en la cena de recaudación de fondos de Cambiemos para las elecciones. Pusieron 500 mil pesos. Otro ejemplo es la fundación SUMA de la vicepresidenta Gabriela Michetti. En la cena anual del 1 de diciembre de 2015, Marketing Líquido compró una mesa para poder asistir esa noche.

Pero los lazos de Gorosito y Vijnovsky no se agotan en el PRO. Son amigos del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli (especialmente Vijnovsky) y de su hermano “Pepe”. Hay testigos que han visto llegar a “Pepe” Scioli en helicóptero al campo de Gorosito.

Un buen ejercicio para conocer la transversalidad de estos dos personajes son las galerías de fotos del portal Infobae con sus eventos. En noviembre de 2016, Gorosito cumplió 60 años y organizó una extravagante celebración en el salón Tattersal del hipódromo de Palermo. Entre los invitados estaban Gabriela Michetti; el ministro de Transporte Guillermo Dietrich; el empresario y “hermano de la vida” del presidente Macri, Nicolás Caputo; el intendente de San Isidro Gustavo Posse, el ex montonero y hoy empresario en temas de seguridad, Mario Montoto; “Pepe” Scioli; el hermano del jefe de Gobierno, Augusto Rodríguez Larreta, y el ex intendente porteño, Jorge Telerman, entre otros personajes del jet set.

(Te puede interesar: Mario Montoto, el factor oculto del Stornelli Gate)

Negocios. Los negocios de Vijnovsky y Gorosito se expandieron en estos últimos años. Por un lado son dueños de Radio Con Vos, junto a la productora Kuarzo. Es una FM que está en el 89.9 del dial lanzada hace tres años y que emplea a periodistas de elite como Ernesto Tenembaum, Reynaldo Sietecase, Marcelo Zlotogwiazda, María O'Donnell, Daniel Bilotta, Luciana Geuna, Ingrid Beck o Alejandro Bercovich, entre otros. Radio Con Vos recibe pauta publicitaria de Delta Marketing Líquido con campañas para cuidar el medioambiente. Un negocio circular.

El otro rubro en el que incursionaron es el real state, tras comprar un terreno híper codiciado sobre la avenida Del Libertador casi esquina Intendente Bullrich en Palermo, pegado a las vías del tren San Martín. Allí construirán una torre de lujo que llevará el nombre L’Avenue, diseñada por el célebre estudio de arquitectura inglés Zaha Hadid y construida por una UTE integrada por Caputo y el Grupo Portland, quien además lo comercializa. Vijnovksy y Gorosito también suelen ofrecer los departamentos a cualquiera que consideren un potencial comprador.

(Te puede interesar: Tenembaum: “Me resulta difícil entender por qué alguien vota a Macri o a los Fernández”)

El departamento más chico será de cuatro ambientes y tendrá una superficie de 220 metros cuadrados. El más grande será de cinco ambientes y 500 metros cuadrados. Este año tuvieron un problema que les detuvo la obra cuando estaban haciendo las excavaciones. El edificio de al lado comenzó a moverse y sufrió fisuras graves en su estructura que obligaron a desalojarlo por completo. Los vecinos demandaron a la desarrolladora y los mudaron a hoteles de lujo para poder trabajar sin peligro de un potencial derrumbe. En los estudios que hicieron detectaron que el edificio viejo tenía problemas estructurales y todo se demorará un poco más de lo previsto.

Otro emprendimiento inmobiliario se está haciendo sobre la avenida del Libertador en Vicente López, el distrito que maneja Jorge Macri, de quien también suelen repetir que son amigos. Allí la torre se llama Infinity y tendrá unidades de dos a cinco ambientes, repartidos en dúplex y tríplex. En la planta baja pondrán locales comerciales.

Netflix. Ahora se dedicarán a producir contenido para plataformas de streaming. En mayo de este año, Gorosito visitó las oficinas de Netflix y Amazon Prime junto a Fernando Sokolowicz. Allí llevaron algunos proyectos que tienen en carpeta, pero con temática argentina. Una serie de cuatro capítulos sobre el ex líder montonero Rodolfo Galimberti, un documental sobre Malvinas y otro sobre la tragedia de Cromañón. Entre los comentarios que les sugirieron estaba el de pensar proyectos para un público hispanohablante más global y no tan argentino. El equipo de guionistas ya está trabajando en eso.

(Te puede interesar: Fenómeno Netflix: secretos de un imperio)

Hay otros motivos por el que producir para Netflix resulta atractivo para estos hombres de negocios. El principal es que Argentina es un mercado que demanda contenido y produce muy poco. España tiene alrededor de 70 producciones al año, México realiza 40 y Colombia está en siete. Argentina genera mucho menos y está todo por hacerse. Otro factor que impulsará la creación de contenidos serán los beneficios para incentivar la industria, como los impositivos u otro tipo de estímulos. Los socios de HSVG ya están al tanto de esto y esperan con ansiedad que el Gobierno lo impulse lo antes posible.

PAMI. Hacer una película sobre Malvinas es un viejo anhelo de Gorosito, que en la década del ‘90 lo había intentado, pero el proyecto naufragó junto con un negocio que había inventado cuando salió de la función pública. Se trataba de unas camionetas que proyectaban películas en los centros de jubilados del interior del país. El negocio se basaba en la premisa de que las películas nacionales estaban poco tiempo en cartelera porque eran desplazadas por títulos más taquilleros. Entonces de esta manera se promocionaba el cine nacional y se les daba un servicio a los jubilados. Fue con la idea al PAMI y se la compraron, pero sólo tenía la idea, por lo que tuvo que salir de inmediato a conseguir camionetas y pantallas.

El negocio era redondo: cada camioneta costaría 40 mil dólares y comprarían veinte. Iban a ser 800 mil dólares mensuales. Al cabo de dos años, 19 millones de dólares. La empresa se llamó Road Movie y llegó a facturar 1.250.000 dólares cuando los denunciaron. En el breve período de tiempo que funcionó llegó a proyectar películas a 13.500 jubilados. La cuenta daba 92 dólares por cabeza cuando el presupuesto inicial había sido 6 dólares. La Justicia fue lapidaria en su informe, en el que destacó que el PAMI recibió la oferta de parte de Road Movie y no intentó negociar un precio más económico ni buscar otras cotizaciones. También dijo que la empresa no estaba constituida al momento de presentar el proyecto y tampoco se tuvo en cuenta su capacidad económica para prestarlo.

“La contratación tuvo por objeto principal beneficiar a la empresa antes que atender las necesidades de los usuarios”, dijo el tribunal. El detalle más lapidario fue que un órgano de control sostuvo que cada camioneta de cine le costaba al PAMI más que una unidad de terapia intensiva. Desde el entorno de Gorosito afirmaron que al final quedó sobreseído.

Buscas. Tanto Gorosito como Vijnovsky vienen de familias de clase media e incluso clase media baja. Gorosito se considera a sí mismo como el último “busca” del país. Un hombre que va por la vida intentando hacer negocios y, en algún momento, pegarla. Tuvieron la astucia de moverse en círculos donde el dinero y el poder están disponibles para aquellos que saben cómo administrar esas relaciones que permiten multiplicar los millones. Un ejemplo: Vijnovsky le consiguió a su amigo Gustavo Meller que Daniel Hadad le comprase su departamento en una exclusiva torre en Libertador casi Ortega y Gasset. Hoy Hadad vive en ese lugar.

A lo largo de la historia hay muchos ejemplos de hombres de negocios que comienzan haciendo tropelías y que, con altibajos, un día llegan a estabilizarse y transformarse en señores respetados que sientan las bases para las próximas generaciones de su familia. Gorosito y Vijnovsky están por llegar a ese punto, pero aún les falta.

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario