RADIO | 17-09-2019 16:43

Según pasan los temas: el programa que cura

La “añeja emisora de radio” sigue presente y que se escucha en todas partes. Empezar el fin de semana con el efecto positivo de FM Radio Clásica Nacional.

***** Como la radio llega a todas partes, el autor de esta nota asistió durante varios sábados a la Sala de Emergencias del Instituto Alfredo Lanari de Investigaciones Médicas, cuya guardia y otros servicios tienen sintonizada Radio Nacional Clásica. Observar la reacción de algunos pacientes cuando escuchan la emisora (música con bajo volumen) permitió atisbar varias reacciones que ya suelen señalar como positivas algunos médicos: la música es tal vez la única cosa no química que más rápido puede llegar al estado de ánimo; puede disminuir la ansiedad (si es adecuada), ayuda a mejorar la memoria en pacientes con Alzheimer y puede mejorar las habilidades de comunicación en niños con autismo. Y es evidente, además, que logra reducir la ansiedad en pacientes hospitalizados.

La primera parte de este trabajo de observación se hizo sin consultar al director de la FM Clásica 96.7 (Daniel Kohan, ganador de dos Premios Konex) y se pudieron observar distintos fenómenos: 1° las personas que llegan alteradas a la guardia médica podrían intranquilizarse (por ejemplo) si en la radio se escuchase el agitadísimo final del segundo concierto para piano de Prokofiev. Es evidente, por otra parte, que las personas se entusiasman cuando se emite el “Himno a la alegría” de Beethoven.

Se puede agregar una anécdota: en 1741 un acaudalado señor Goldberg le encargó a Juan Sebastián Bach una música que lo tranquilizase y así nacieron las famosas variaciones Goldberg (no existía el Rivotril, claro).

Es un hecho la influencia “cuadrafónica” que tienen los medios en el tercer milenio. Pero esta nota viene a señalar que la “añeja emisora de radio” sigue presente y que se escucha en todas partes. Hay, además, una particularidad: en el hospital estatal, en general, se encuentran con la música las personas más humildes y no sólo los “purasangre” de los teatros lujosos.

Pensando en las alteraciones juveniles de los viernes por la noche también se visitó el hospital el sábado por la mañana (durante el programa del director Pablo Kohan) y, en la sala de Guardia, los pacientes escucharon con curiosidad y agrado un magistral popurrí de Beethoven para flauta y guitarra, cuatro canciones escritas por el filósofo Frederich Nietzsche y piezas de violín interpretadas por Joseph Bologne, baritono mulato de la isla de Guadalupe.

La conclusión fue simple y evidente: la música y la radio, unidas, ayudan a curar.

“Según pasan los temas”. Conducción: Pablo Kohan. Con Erika Sotomayor, Cristián Bello (locución), Marcelo Cruz (operador). Radio Clásica, FM 96.7, sábados de 10 a 12.

por Luis Frontera

En esta Nota

Comentarios

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario