TEATRO | 25-09-2019 10:41

Utópica decisión: “No a la guita”

De F. Coste. Con Betiana Blum, Felipe Colombo y elenco. Dirección: Lía Jelín. Multitabaris Comafi, Av. Corrientes 831.

★★★ "El dinero no es todo, pero como ayuda”; cantaban hace años Los Auténticos Decadentes. Es que vivir de manera medianamente decente, implica gastos o inversiones. Los servicios básicos, el alquiler, las expensas, la cuota del auto, el seguro contra todo riesgo, el club, el colegio de los chicos, etc.; un sinfín de cuentas que para la gran mayoría resulta difícil solventar.

Por eso, cuesta entender la actitud idealista del joven arquitecto que protagoniza “¡No a la guita!” (Non a l’argent) de la actriz, dramaturga y directora francesa Flavia Coste. En la sencilla trama, vive con su esposa (Paula Kohan) y su bebé recién nacido, en una ínfima casa de Tandil, y renuncia a la friolera de 862 millones de pesos. Sí, leyó bien.

El muchacho (Felipe Colombo) invita a cenar a su madre (Betiana Blum) y a su mejor amigo y jefe (Diego Reinhold). La conversación gira sobre las citas en Tinder de la progenitora, la sexualidad ambigua del convidado, la crianza del bebé, la eterna rivalidad entre nuera y suegra hasta que, tras un extenso rodeo verbal, nuestro héroe, confiesa haber ganado en la lotería, la suma en cuestión, y la decisión de negarse a disfrutar de una vida acaudalada, para evitarse y evitarles un mal mayor.

Los cuatro seres, que parecían íntimamente ligados por lazos que la sociedad acepta sin discutir, caerán en una batahola física y verbal que revelará las múltiples fracturas de cualquier familia o amistad, habitualmente ocultas tras la hipocresía.

Una vez más, como en otros títulos de la cartelera comercial porteña, la labor de los actores evita el naufragio. Ellos, más la dinámica dirección de Lía Jelin, sostienen el débil andamiaje argumental para que el resultado sea apenas óptimo. Lo que ocurre es que la decisión que abre el juego teatral, no suena contundente ni convincente. A pesar de las múltiples explicaciones, flota la sensación que no termina de exponerse cuán dañino sería el dinero para realizar semejante renunciamiento.

Betiana Blum, conoce todos los trucos teatrales y con frescura envidiable se lleva las palmas. Sus compañeros no le van en zaga y en conjunto sacan a flote un barco que sin estos intérpretes iría a la deriva.

*Critico de teatro de NOTICIAS.

por Jorge Luis Montiel*

Comentarios

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario