CULTURA | 08-10-2019 16:10

Fotografía: conocer el ojo nacional

En paralelo, varias muestras exhiben la diversa producción fotográfica de la Argentina. Desde lo experimental al registro casi periodístico.

La feria especializada en fotografía pasó como una ráfaga y celebró, a comienzos de septiembre, su 15° aniversario homenajeando a Pedro Otero (1913-1981). Artista de Avellaneda, “fotografió la música” y abordó la pintura en simultaneidad con la fotografía; esa “contaminación” pudo verse en los brillantes fotomontajes seleccionados por Francisco Medail.

BAphoto dejó en la ciudad una estela de exhibiciones, mayormente, inauguradas en coincidencia. Las muestras enaltecen como herramienta artística, indagan los problemas del medio en relación a la percepción, discuten la idea de ésta como documento y, a la vez, elogian su capacidad para “detener y retener el presente, antes de que desaparezca en el pasado”, como dijo la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz.

Una selección de seductoras imágenes de Carlos Dick Naya habita el Paseo de las Artes Duhau (Park Hyatt). Impulsada por galería Rubbers, despliega el ensayo “Figura humana y arquitectura”. En estas fotos de gran formato Dick Naya juega con figuras y arquitecturas, sombras y colores, buscando comprender la complejidad de las ciudades y la relación con sus habitantes.

Fotografías de Nicolás Trombetta -Gran Premio Adquisición Fotografía 2004, Salón Nacional- conversan sobre mutaciones con esculturas de su hermano Leonardo, en galería Praxis. Nicolás es protagonista de sus aventuradas exploraciones, retratando la metamorfosis de su apariencia en paisajes con aire de ensueño ¿o de pesadilla? En otro piso, Matías Roth despliega “Límites Invisibles” (con libro de igual nombre). Las intrigantes fotos poseen un misterioso y laberíntico aire, subrayado por la ausencia de personas en espacios que se suponen repletos: los subterráneos de 11 ciudades del mundo.

(Te puede interesar: Las 15 imágenes más impactantes del fotoperiodismo mundial 2019)

FOLA, Fototeca Latinoamericana, presenta los ensayos seleccionados del Premio Pampa Energía de fotografía contemporánea y, paralelamente, la sobrecogedora exhibición colectiva “El fantasma de la libertad. Fotografía y encierro”. El curador Rodrigo Alonso propone una galería de imágenes de personas con la mirada demasiado brillante o totalmente apagada y situaciones en hospitales psiquiátricos, cárceles, hogares de ancianos. Los artistas “nos brindan un espejo para reflexionar sobre el valor y las fronteras de la libertad”, como en las fotos de “Humanario” de Sara Facio y Alicia D’Amico.

Entre otros, Eduardo Gil, Pablo Cabado, Adriana Lestido, Alfredo Srur, Helen Zout, Tony Valdez, Gian Paolo Minelli, María Eugenia Cerutti, Eduardo Longoni, Sebastián Friedman, ponen su lente en seres a los que le faltan demasiadas cosas, desde los dientes hasta la independencia. La pregnante imagen de Sub Cooperativa de fotógrafos, de la serie de “Los malditos” con un paciente del Hospital Borda que mira a través de un vidrio astillado, ilustra precisamente esta circunstancia.

Colecciones.Formas de desmesura”, en Museo Nacional de Bellas Artes, exhibe imágenes que reflexionan sobre la naturaleza misma de la fotografía. La curadora Verónica Tell eligió obras de Gabriel Valansi, Andrea Ostera, Julio Grinblatt, Francisca López, Bruno Dubner, Erica Bohm, Francisco Medail, Estefanía Landesmann, Provisorio Permanente, y otros, porque “proponen una radical deconstrucción de los modos de entender la fotografía como arte”. La imagen de Pablo Ziccarello de la serie “Estado del tiempo” contribuye a este escenario de experimentación visual; es una fotografía analógica tradicional y abstracta, que superpone varios registros sobre un mismo negativo.

“Veinticinco”, del reportero gráfico Julio Menajovsky, es un proyecto artístico de AMIA mostrado en el CCK. Las imágenes -primero desplegadas en Nueva York (en noviembre en París)- “hilvanan historias, reclaman justicia y evocan los hechos perpetrados hace 25 años por el terrorismo, y sus consecuencias hasta hoy”, dice el curador Elio Kapzuk. Se suman a las valiosas fotos aquí exhibidas y tomadas por Menajovsky el mismo 18/7/1994; fue uno de los primeros fotógrafos en llegar al sitio. Las vidas de los protagonistas, de los penetrantes retratos de “Veinticinco”, se cruzaron y cambiaron para siempre después del ataque terrorista, como las de Ana María (madre de Paola), Gustavo y Ángel (tíos de Jorge).

Matilde Marín exhibe “Cuando divise el humo azul de Itaca” en galería del Infinito, parte de un trabajo que viene llevando desde 2005 con imágenes y videos de humaredas tomadas de diarios y noticieros. El recorte y montaje de sus certeras imágenes -presentadas como gran instalación, con estantes objetos con las portadas a tamaño real de los diarios, línea de tiempo con los titulares y el nombre de los medios, un gran vinilo de un humo- dan cuenta de conflictos bélicos, catástrofes naturales, incendios incontrolables, como el incendio de la catedral de Notre Dame de París, en abril 2019.

por Victoria Verlichak

Galería de imágenes

Comentarios

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario