SHOWBIZ | 08-10-2019 16:18

Los Romanoff: como Los Royals, pero soviéticos

Una serie hablada en siete idiomas y grabada en ocho países que tiene entre su elenco a actores con destacable trayectoria.

Cuando Matthew Weiner anunció la creación y lanzamiento de “Los Romanoff” las expectativas fueron altas. El autor de “Los Sopranos” y la clásica “Mad Men” ya había deleitado al público con su ingenio. De la serie que siguiera la historia de la descendencia del último zar se le exigía que estuviera mínimamente a la altura de sus anteriores creaciones.

La idea era sencilla. Se trataba de ocho capítulos cuyo eje central se sostenía en que el protagonista de cada historia era un supuesto descendiente de los Romanov, el último linaje que gobernó Rusia hasta la revolución bolchevique de 1917, que resultó en el asesinato de toda la familia. La aparición de “falsos descendientes” a lo largo de la historia que clamaban ser sobrevivientes de esa matanza le dio el pie a Weiner para explorar el suspenso.

Gracias al renombre que el productor había logrado con “Mad Men”, para la elaboración de esta serie contó con total libertad creativa y un presupuesto de más de 50 millones de dólares.

(Te puede interesar: Series: llegó la revolución rusa a la televisión)

El resultado fue una serie hablada en siete idiomas y grabada en ocho países que tiene entre su elenco a actores con destacable trayectoria como John Slattery, Christina Hendricks e Isabelle Hupper. Además de una puesta visual despampanante y digna de lo que se esperaría de una serie inspirada en el imperio ruso.

Si bien recibió una lluvia de críticas negativas, acercó a la esencia de la Rusia opulenta y rica al público occidental, y le dio a Amazon Prime un contenido temático con el que competir con las otras dos grandes plataformas del streaming.

por Melissa Kuris

Comentarios

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario