Lunes 5 de diciembre, 2022

MOTORES | 15-12-2019 21:35

La nueva Volkswagen T-Cross Hero

Llega desde Brasil con generosa dotación de equipamiento y amplio interior. Destacada respuesta dinámica.

A Volkswagen le faltaba una oferta en el segmento de los SUV compactos y con la llegada del nuevo T-Cross al mercado local la marca alemana apuesta fuerte a un segmento que viene creciendo de manera sostenida. 

La oferta inicial presenta cuatro versiones: Trendline, sólo con caja manual, Comfortline, con caja manual y automática, y Highline, sólo automática, a las cuales se sumará la Hero versión probada por NOTICIAS.

El Volkswagen T-Cross se comercializa con una sola motorización. Se trata del conocido motor de cuatro cilindros en línea de 1.6 litros de cilindrada, y con modificaciones, entrega 110 CV de potencia y 15,8 kgm de par. En el caso de la versión Hero trabaja con una caja automática de seis velocidades, con levas y posición Sport, la que en ruta mostró una lenta reacción en ganar aceleración. La cosa cambia en la ciudad, donde está combinación de motor y caja, tiene un excelente desempeño y en donde salen a relucir las virtudes dinámicas del T-Cross, con suspensiones que priorizan el confort de marcha.

El comportamiento dinámico al igual que la respuesta de la dirección son excelentes y el nivel de seguridad es correcto aunque debería contar con frenos de disco en las ruedas traseras en lugar de las antiguas campanas. La carrocería elevada y con un peso de 1.250 kg, aumenta el consumo. Las marcas en ruta, a velocidad de 120 km/h., fueron de 12,5 km/l. Su velocidad máxima es de 173,9 km/h.

Posee un estilo particular que le imprime personalidad. Además, la versión Hero suma el diferencial que le otorga la combinación de colores: techo negro y carrocería con un tono que contrasta.

Su carrocería se muestra robusta, con detalles, como los cromados que recorren la parte inferior de las ventanillas y rodean los faros antiniebla, el particular diseño de la parrilla y de los faros principales full led, y los agregados propios de su condición, es decir, apliques color aluminio en la zona baja del sector frontal y de la cola, y negros que recorren el perímetro inferior. Los retrovisores se plegan automáticamente, el alerón incorporado en el portón y una “faja” que vincula los grupos ópticos traseros, también están pintados del color del techo.

El T-Cross mide 4,2 m de largo, 1,8 m de ancho y 1,7 de alto, con una distancia entre ejes de 2,65 m, la distancia entre ejes.

Su interior tiene una excelente calidad materiales y terminación. La habitabilidad es muy buena para cuatro adultos, con espacio suficiente para las piernas. Está equipado con butacas confortables que hacen que la posición de manejo se logre con facilidad, además, desde el puesto de conducción se accede rápidamente a todos los comandosr. Esta versión dispone del sistema digital Active Info Display, que permite configurar el tablero para que, por ejemplo, las imágenes del navegador se vean en el display central. 

En cuanto al equipamiento, la dotación de la que esta versión dispone es muy amplia y se hace más interesante con los agregados del paquete Hero: techo solar panorámico, faros full led, llantas de aleación de 17 pulgadas, y techo y retrovisores de color negro. También aparece en la lista de ese opcional el sistema de estacionamiento automático.

La rueda de repuesto es de uso temporal, algo que penaliza teniendo en cuenta la amplia dotación de equipamiento que posee.

El baúl ofrece una capacidad que se mueve entre los 373 y los 420 litros ya que la altura del piso ofrece dos posiciones.

Sin lugar a dudas el Volkswagen T-Cross llegó para competir en un segmento que seduce a los argentinos, el de los SUV compactos y con todos los atributos que posee tiene posibilidades de ser líder indiscutido. Su precio es de $2.094.750 y la garantía de tres años o 100 mil kilómetros.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alberto Musella

Alberto Musella

Comentarios