OPINIóN | 29-08-2019 14:35

El Gobierno y sus políticas de corto plazo

Adoptaron una serie de medidas con el objetivo de acortar las distancias de las elecciones, que se encuentran en una posición muy difícil de cambiar.

Después de las PASO, con el amplio triunfo de la fórmula Fernández-Fernández de 47%, el Gobierno ha efectuado varios cambios, entre ellos el de ministro de Economía, y tendrá que resolver la relación con el Fondo Monetario Internacional. Además, como efecto de las PASO, también bajaron más del 50% las acciones argentinas y los bonos de nuestro país, aunque luego recuperaron algo de su valor.

Se adoptó una serie de medidas de corto plazo, como la eliminación del IVA para productos básicos, el congelamiento del precio de los combustibles y otras del mismo tenor con el objetivo de acortar las distancias de las elecciones, que se encuentran en una posición muy difícil de cambiar.

(Te puede interesar: La economía argentina se convirtió en una bomba de tiempo)

Por declaraciones conjuntas de Mauricio Macri y Alberto Fernández, el tipo de cambio se consideró que había recobrado el equilibrio en alrededor de $ 58 por dólar, que es un poco mayor que la PTE o “precio de lista” entre la moneda local y la de Estados Unidos para mantener el equilibrio del sector externo, basado en la cotización de 2007 (promedio).

Ahora tendremos que ver qué niveles tendrá la inflación, sobre todo con el efecto de devaluación que hubo. Puede ser del 5% por dos meses y luego bajaría a cerca del 3%. Para frenar el efecto inflacionario se adoptaron algunas medidas que pueden moderar el índice de precios al consumidor (IPC) en algún valor.

(Te puede interesar: La izquierda ve al país en las vísperas del default)

Entendemos que va ser una etapa difícil para la política económica de corto plazo, dado que el salario real del trabajador no va a mejorar sustancialmente a pesar de los cambios, sobre todo teniendo en cuenta el nuevo efecto sobre la inflación que se espera hasta octubre de 2019 (fecha de las elecciones) producto de la devaluación que ya ha ocurrido. Si bien la tasa de interés se mantiene alta (75% anual para las Leliq y 55% para los plazos fijos), igual se van reduciendo en algo las reservas netas cada día, aunque los plazos fijos se mantienen elevados en cuanto a montos renovados.

(Te puede interesar: Algunos bancos califican de default el canje forzoso de letras del Tesoro)

* Presidente de Orlando J. Ferreres & Asociados.

por Orlando Ferreres

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario