Lunes 30 de enero, 2023

PERSONAJES | 08-05-2019 15:10

Pablo Gorlero: “Me enferma el exceso de ego”

Periodista y director teatral, estrena su versión del musical “Hair”. Profesión en declive, tribu humana y fragilidad del espectáculo.

"Mamá, ¡dicen 'culo'!”. Un nene, cinco años en 1971, baila al lado del tocadiscos y pide escuchar el vinilo otra vez. Por toda la casa, a dos cuadras del Obelisco, la hermana adolescente y el tío solterón cantan a gritos “Deja que entre el sol”. La familia completa compró las entradas en el Teatro Argentino, donde Alejandro Romay y Daniel Tinayre produjeron la versión local de la primera comedia musical rock, estrenada en 1968 en Broadway. Unos jóvenes desconocidos –como Valeria Lynch, Horacio Fontova, Mirta Busnelli, Rubén Rada y Susan Ferrer– eran la cara de un evento artístico revolucionario. Un mensaje de paz y hermandad de pelos largos en la encrucijada del hippismo, los Beatles, Vietnam y el mayo francés. El musical de la libertad: “Hair”.

“Todos los que la protagonizaron vivieron un antes y un después de esa experiencia”, dice el director Pablo Gorlero, el niño de Talcahuano y Corrientes que no olvida. Medio siglo después del debut del musical de James Rado, Gerome Ragni y Galt MacDermot, es el alma de este sueño que regresa desde el sábado 4 de mayo en Ciudad Cultural Konex.

(Te puede ineresar: Peter Lanzani: “En el amor, vengo de malas rachas”)

“Hace cuatro años, después de dirigir un infantil en el San Martín, propuse hacer 'Hair'. Me dijeron que sí, que sería para la reapertura del Alvear. Como pasó el tiempo y no había cambios –y mi intención era hacerla para el 50º aniversario–, la llevé a otros productores, con bastante timidez, pero tuve muchas idas y vueltas. Hasta que Lino Patalano, por un lado, y Andy Ovsejevich, director del Konex, por otro, decidieron acompañarme”, dice el periodista del diario La Nación, fundador –junto con Ricky Pashkus– del Premio Hugo al teatro musical, investigador del género y director también de la premiada “Saltimbanquis” (que vuelve en mayo al Cultural San Martín), “De eso no se canta” (sigue en el Teatro La Comedia) y del próximo infantil “Musiquitas”, de Jorge Maestro y Sergio Vainman, con canciones de Sergio Dantí, en junio en el Teatro 25 de Mayo.

Noticias: ¿El día que le confirmaron que “Hair” se hacía, se emborrachó?

Pablo Gorlero: No. Porque me golpeé tanto esos cuatro años que no brindé en casa hasta que hicimos las fotos de prensa. Lo que aprendí en estos años sobre el otro lado del espectáculo es que todo se puede caer en cualquier momento. Es muy frágil. En este país, los productores tienen dudas y es lógico porque es muy difícil recuperar lo invertido en un musical de estas características: son muchas personas. Tiene que ser un productor intrépido que quiera darse el gusto.

Noticias: ¿Por qué “Hair”?

Gorlero: Por la temática, porque siempre me fascinó, desde chico; por el mensaje que se mantiene, por un modelo de vida que piense en el otro. También la estructura de la obra es un desafío porque no es de tramas sino de situaciones, de concepto. Y las canciones son alucinantes.

Noticias: ¿En su casa las escuchaban?

Gorlero: Todo el tiempo. Mi hermana tenía 18 años. Me atraía mucho la figura del hippie. Vivíamos en pleno centro y los veía hacer rondas, repartir flores en Plaza Lavalle; me parecían divinos, gente grande jugando, aunque también escuchaba que eran unos “vagos”.

(Te puede interesar: Darío Barassi: “Ser gordo es el único aspecto de mi vida que no puedo domar”)

Noticias: ¿Mantiene la obra en su contexto original, el de 1968?

Gorlero: Sí. Algunos de los productores con los que me entrevisté me propusieron aggiornarla a la actualidad. Pero no se puede hacer “El conventillo de la Paloma” versión siglo XXI. Es una obra histórica y se trata de traer a la memoria esa época, esos ideales, por qué luchaban.

Noticias: ¿Cuál es “su” Hair?

Gorlero: Está anclado en la versión argentina de 1971 y sobre eso, hice una adaptación. También utilicé el texto original, el de 1967. La obra tuvo un largo derrotero con muchos cambios. Traté de darle un poco más de peso a esa trama débil que tiene, ya que sus autores buscaban romper las estructuras dramáticas tradicionales. No es fácil de contar. Se trata de la dialéctica hippie.

Noticias: ¿Le gusta la película de Milos Forman (1979)?

Gorlero: Sí, me gusta. Pero es muy distinta de la obra, hay otros personajes, otro desenlace.

Noticias: ¿Qué privilegia en los intérpretes?

Gorlero: Lo fundamental, para mí, es lo actoral porque el teatro musical es teatro. Tienen que bailar y cantar bien pero el foco es la actuación. Todos surgieron de audiciones menos uno, Sergio Di Croce, que hace papeles de adulto. Tengo el elenco que esperaba.

Noticias: ¿Tendrá alguna resonancia política en un año electoral?

Gorlero: Más que política, toca una fibra social e ideológica. Mi obsesión como director es que el público entienda que no estamos solos, que hay personas a nuestro lado. Somos una tribu, aunque lo hayamos olvidado, a causa de un individualismo exacerbado.

Noticias: ¿Tuvo una etapa hippie?

Gorlero: No, para nada.

Noticias: ¿Es budista?

Gorlero: No. Tuve una pequeña etapa pero duró poco. Era católico no practicante pero ya ni eso. Creo en algo superior pero no soy una persona religiosa. En lo que sí creo es en hacer las cosas bien sin joder a nadie, lo mejor que se pueda y que sirva para algo.

Noticias: ¿Del proyecto veterinario quedó algo?

Gorlero: Fui rescatista de perros y gatos abandonados. Es una actividad muy demandante y ya no tengo tiempo. Pero me gustan mucho los animales, los quiero. En casa tenemos perro y gato.

(Te puede interesar: Sofi Morandi: “Ser instagramer fue algo intencional”)

Noticias: ¿Quiso ser actor?

Gorlero: Tampoco. Estudié actuación mucho tiempo con distintos docentes, desde muy chico hasta los 25 años. Quería conocer las distintas escuelas. Pero me iba muy mal en las muestras de fin de año, no podía con la exposición frente al público. Me guié siempre por el instinto. Empecé Veterinaria y Periodismo al mismo tiempo porque me gustaban las dos cosas. Después elegí y el periodismo es lo que perduró. Pasé por muchas secciones hasta que quedé en Espectáculos porque era de lo que más sabía. Empecé a los 18 en La Prensa, pero entré como gráfico porque escribía muy velozmente a máquina. Estuve en El Cronista, Diario Popular, Semanario, Teleclick, colaboraba en muchos medios. En 2000, llegué a La Nación.

Noticias: ¿Cómo ve hoy su profesión?

Gorlero: Hay cierto periodismo que desinforma. Las notas son más cortas, estamos muy subordinados a las redes sociales, las largas crónicas ya no van, hay que llegar rápido al online. Me angustia que cierren revistas, entrar a los portales y ver faltas de ortografía o información falsa, es decir, la forma de hacer periodismo gráfico cambió mucho en los últimos años, está transformándose en algo que no me interesa tanto como me pasaba antes.

Noticias: ¿Tuvo suerte?

Gorlero: Sí, la tuve. A lo mejor tengo un talento especial, debo escribir bien y ser un buen periodista. Pero también entregué el currículum en el momento justo, me encontré con alguien en el momento justo, eso es mucha suerte.

Noticias: ¿Se crió en una casa con estímulo para el arte?

Gorlero: Crecí en el barrio de las disquerías, librerías, cines y teatros. Todo eso me fascinaba. A mi papá le gustaba la comedia musical de Hollywood así que siempre mirábamos alguna por la tele. Mi mamá, que era ama de casa, fue quien me mandó por primera vez a estudiar teatro. Salíamos mucho al cine y al teatro. Mi viejo cantaba por la calle, me daba un poco de vergüenza pero ahora me parece hermoso.

Noticias: ¿Tenía amigos?

Gorlero: En la primaria, no. En la secundaria, sí, tuve compinches. Pero era muy solitario. Jugaba solo, me armaba mundos con juguetes. Recuerdo que a los doce o trece años estaba muy preocupado por la pérdida de la infancia y el no poder jugar más. No quería desprenderme. Tengo mucho guardado. Colecciono muñequitos de Disney y superhéroes.

Noticias: Está casado con el actor Nelson Rueda. ¿Proyectan tener hijos?

Gorlero: Hace catorce años que estamos juntos. Pero no, la verdad que lo hablamos pero no queremos.

Noticias: ¿Se critican entre sí?

Gorlero: No, los actores son muy susceptibles (risas). Intercambiamos opiniones. Y su opinión es la que más me interesa e imagino que a él, la mía.

Noticias: ¿Trabajarían juntos?

Gorlero: No, lo tenemos decidido.

Noticias: ¿Se enamoraron de usted en alguna entrevista?

Gorlero: Cuando era joven, sí. Pero nunca pasó nada (risas).

Noticias: ¿Se entrena? Está muy en forma.

Gorlero: Era gordito hasta los veintipico. Como me cansaba al subir escaleras, decidí ir al gimnasio. Nunca me importaron los deportes, pero me enganché. No lo dejé más. Es una descarga. En otra etapa esa descarga era ir a la cancha, soy de Boca, pero ya no.

Noticias: ¿Qué es lo que no soporta en un actor o actriz que trabaje con usted?

Gorlero: Me enferma el exceso de ego. Me pone de mal humor, me enoja. Pude entrevistar a muchos creadores de dibujos animados –algo que me encanta y me hubiera gustado hacer– y hablaban de sus personajes, de lo que habían gestado, no de ellos. El ego debe depositarte en lo que uno hace. Hoy, en mi caso, en “Hair”: esa es mi estrella, no yo.

Leni González

@LenideEscalada

por Leni González

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios