PERSONAJES | 03-10-2019 15:04

Cielo Latini: "Mis novelas están escritas con lágrimas"

La autora de “Abzurdah” lanzó “Adiós”, acerca de las relaciones sentimentales abusivas. Cómo el dolor propio es motor creativo.

"Abzurdah" (Planeta, 2006) fue la carta de presentación de Cielo Latini: anoréxica, enamorada sufriente, suicida frustrada. Su autobiografía se convirtió en un suceso de ventas y ella se popularizó como referente de miles de jóvenes. Ahora acaba de publicar “Adiós” (Planeta), una novela que aclara en sus primeras páginas que no guarda relación con la realidad pero que se acerca bastante a lo que fue en 2013 su divorcio de Rolando Graña, el padre de sus hijas, Adolfina (10) y Cordelia (9). “Soy otra. ‘Adiós’ me convirtió en escritora con todas las letras”.

Noticias: Después del éxito de “Abzurdah”, se corrió de escena.

Cielo Latini: Sí, me consumió la familia. Cuando en 2015 se hizo la película de "Abzurdah", dije: “Es hora de volver”. Hay mamás más relajadas pero yo no, soy intensa. Tengo mucha energía y la pongo donde me interesa y quiero que todo me salga bien.

Noticias: Y cuando no pasa eso, ¿hace un libro?

Latini: Vos sabés que la justicia va por ahí, donde no hay justicia real, hay justicia literaria (risas). Cuando no salen bien las cosas, escribo libros, ¡es una manera de descargar! “Adiós” es una novela que, si bien no es autobiográfica, tiene mucho que ver conmigo porque siempre elegí mal las parejas, he tenido parejas abusivas emocionalmente y algún que otro plato roto volador, entonces me permití prestarle a Helena, la protagonista, algunos de mis dolores.

Noticias: Dentro de lo que le prestó, está esa frase de “si la justicia no te pone en tu lugar, lo hará la literatura”, algo que recién mencionó, que dice Helena y que usted escribió entre tantos otros tuits en 2016, cuando le hablaba al “innombrable”. ¿Se arrepiente de haberlo hecho público y de que todos entendieran que hablaba de su ex marido?

Latini: Sí, en esos tuits hablaba de él, obvio, pero es un capítulo cerrado porque él me enjuicio y ganó (fue procesada en 2017 por extorsión). Ahora tenemos una buena relación. De hecho leyó la novela, estuvo de acuerdo. Yo lo admiro muchísimo, él es licenciado en Letras, y me dijo que le parece una muy buena novela.

(Te puede interesar: Liliana Parodi: “Tengo el cuchillo entre los dientes”)

Noticias: ¿Cómo logró tener una relación amable?

Latini: Creo que tomé decisiones que me hicieron crecer mucho y entendí que es una persona que puede dar ciertas cosas y tengo que tomarlas. Hay que aprender a soltar los rencores y dar vuelta la página.

Noticias: En “Adiós”, Helena termina diciendo que ya no quiere ser víctima sino la mujer que se hace cargo de la niña que fue. ¿Cuánto de eso le pasa hoy?

Latini: Esa frase la escribí desde el fondo de mi corazón porque es así. Me costó mucho sanar mi infancia, tengo un hueco negro. A los 14 me puse a escribir para no olvidarme. Yo me encuentro en las letras, ahí es dónde soy yo.

Noticias: ¿A pesar de que cuente sus dramas?

Latini: Sí, el capítulo 15, por ejemplo, es de la vida real y es lo que más me costó contar: cuando me entero de que fui abusada de chiquita. Ahí entendí por qué tengo en negro la infancia; cuando el cerebro no tolera algo demasiado doloroso, lo reprime y, al haber sido un primo muy querido, peor todavía. Agradezco mucho haberme enterado porque me pude recuperar y poner de pie. Mi familia se dividió, perdí muchos primos que quedaron del otro lado.

Noticias: ¿No le creían o cuestionaban que indagara sobre el tema?

Latini: Le creían a él porque, enseguida de confesarlo, se arrepintió y dijo que había sido mentira. Pero con lo que yo sentí, no me podés venir a decir que fue mentira… Me vinieron imágenes como cuando te estás por morir y te pasa la película de tu vida, empecé a acordarme de un montón de cosas.

(Te puede interesar: Pamela David: “No nos fue fácil ensamblar la familia”)

Noticias: ¿Cuánto hace de eso?

Latini: Fue en 2010, estaba embarazada de mi segunda hija. Me costó mucha terapia y mucha vida sanar. Hasta hace poco me costaba disfrutar, tenía una decepción grande respecto de la humanidad.

Noticias: Y a eso se sumó la decepción amorosa posterior. ¿Cómo salió adelante?

Latini: Tomé muchas decisiones que me hicieron muy bien: empezar a decir que no, cambiar la alimentación, hacer yoga y dejar el Rivotril.

Noticias: ¿Fue por consejo médico?

Latini: Fue mi decisión. Tomé Rivotril intermitentemente desde los 18. Cuando me enteré del abuso y cuando me separé, volví a tomar porque sentía que no tenía las herramientas para sostenerme y además tenía dos bebés, hacía todo sola, era difícil, me la pasaba llorando, había días en que no quería levantarme de la cama.

(Te puede interesar: Feminismo futbolero: furor por la selección argentina)

Noticias: ¿Qué la hizo suspender la medicación?

Latini: Cuando pasó todo esto de Twitter y el juicio, empecé a tener ataques de pánico porque no podía creer la injusticia. Igual ya sané, es etapa pasada. Pero una de esas noches tuve que llamar a la ambulancia para que me inyecten algo porque no podía respirar, tenía un ataque de angustia, estaba tirada en el piso y no me podía mover. Ahí dije: “Mis hijas no pueden ver esta mamá, necesito ser feliz”. Entonces probé con lo que no había probado nunca: amarme. Dejé el Rivotril y me cambió la vida, porque la medicación me hacía medio robótica y, cuando me enojaba, me enojaba el triple. No hubiera twitteado jamás así si no hubiera estado bajo efectos del Rivotril. Me hice vegana y elijo tengo una dieta celíaca.

Noticias: Volvió a restringir la alimentación.

Latini: Pero por primera vez no tengo mambos con las comida. Antes había dicho: “Ya está, voy a comer lo que me haga feliz”, y comía alfajores, helados; pero me descubrieron hipotiroidismo, empecé con algo de psoriasis, se me caía el pelo… A la semana de los cambios, me sentí instantáneamente bien, dejé de rascarme todo el tiempo, nunca más hice una dieta y estoy muy contenta con cómo estoy. Estoy como soy, me empecé a respetar y me ayudé yo sola, es espectacular eso.

(Te puede interesar: ¿Cómo volverse vegano?)

Noticias: ¿Está en pareja?

Latini: No, estoy tan enamorada de mí en este momento, me estoy descubriendo por primera vez. En septiembre de 2017 tuve mi última cita y me di cuenta que no era lo que yo deseaba realmente, que lo hacía casi por deporte. Necesitaba estar conmigo, no con otra persona. A la vez, tengo ganas de formar una familia, de tener otro hijo, pero más me interesa estar tranquila. Será el día que me pueda volver a enamorar.

Noticias: Da la sensación de que sus libros siempre tienen un mensaje de “si yo pude, vos también”.

Latini: Es así, cada vez que me meto en la brea digo que es la definitiva, que de esa no salgo.

Noticias: ¿Cuánta necesidad tiene de ese sufrimiento para luego hacerlo materia prima de la escritura?

Latini: Necesito tener algo muy potente para contar y conectarme con lo más oscuro de mí. No me sale contar una historia si a mí no me está pasando nada en el cuerpo. Mis novelas están escritas con lágrimas, con honestidad pura y eso se nota.

Noticias: Pero estamos en un problema si necesita sufrir para después escribir.

Latini: ¡Sí, ya me lo dijo mi psicólogo!. Elijo verlo al revés: de algo malo puedo sacar algo espectacular.

Valeria García Testa

@valgarciatesta

Fotos: Marcelo Escayola

Agradecimientos: Loi Suites Recoleta Hotel, Black and White make up City bell. Estilismo by Martín Viel, IG: @vielmartin.

Galería de imágenes

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario