domingo, enero 19, 2020

PERSONAJES | 09-12-2019 17:08

Eleonora Wexler: “Trabajar en España fue un autoencuentro”

Protagoniza “Tu parte del trato” y está a la espera del estreno de “La Valla”. Su lucha por la legalización del aborto. Amores y desafíos.

Eleonora Wexler suele decir que los personajes vienen a hablarle al oído. Pero los últimos que encarnó, el de María, en “Tu parte del trato” (Eltrece, TNT y Flow), y el de Alma, en “La Valla”, la serie de Antena 3 que grabó en España, la confrontan con lo esencial: el lado oscuro que todos cargamos. “Las imágenes de Chile o de Bolivia bien podrían ser escenas de “La Valla”. Y no es solo Latinoamérica, fijate Europa con la ultraderecha o Estados Unidos. Hay algo mundial que se está moviendo. Nosotros en Argentina tenemos los polos opuestos, estás de un lado o del otro”. Como ejemplo, cuenta que fue a ver “Happyland”, la sátira escrita por Gonzalo Demaría y dirigida por Alfredo Arias. En medio de la función, dos personas del público, que Wexler primero creyó parte de la obra, se levantaron al grito de “¡Viva Perón, carajo!” y se fueron. “Eso habla de la intolerancia, lo más loco es que entendieron lo contrario de la obra, pero cuando está eso de que yo creo tal cosa, me cuenten lo que me cuenten, lo que yo creo es esto y ya. Fue violento”. 

Noticias: Usted vivió la violencia en las redes cuando apoyó la ley de legalización del aborto.
Eleonora Wexler: Ahí fue clarísimo y dentro del anonimato, porque tenés que tener coraje para venir a gritarme cosas espantosas. Las vulgaridades, las obscenidades, la violencia que recibimos con otras compañeras que le han puesto más el cuerpo que yo, fueron impresionantes. 

Noticias: Igual quiso sentar posición pública.
Wexler: Sí, porque las mujeres estamos en un momento tan importante que lo sentí adentro, lo vibré, era orgánico en mí. Otras compañeras fueron mucho más allá, las admiro realmente porque le pusieron el cuerpo. Leí la nota que le hicieron a Dolo (Fonzi), donde ella decía que poner el cuerpo le costó una enfermedad.

Noticias: Habría que ver también cuánto cuesta el silencio, ¿no?
Wexler: ¡Claramente! El silencio frente a las emociones… yo elijo callarme menos, al menos dentro de lo que es mi mundo, decir: “Estoy contenta”, “No estoy de acuerdo”. Públicamente, me pasa otra cosa. Pero frente al aborto, era ganar derechos, mi hija va a vivir este cambio, entonces me siento orgullosa de estar protagonizando este momento social. 

Eleonora Wexler

Noticias: Hasta hace poco, había cierta resignación a que nuestras hijas atravesaran situaciones incómodas vividas por las generaciones anteriores. Ahora no es así, socialmente hay más conciencia y más mirada sobre estas cosas.  
Wexler: Coincido. La veo a Miranda (su hija de 15 años) relacionarse con sus pares, hombres y mujeres, y es completamente diferente. Porque ya nacieron con estos cambios sociales, tienen otro chip. Además, nosotras y los hombres también ya actuamos distinto, hay información y nuestras chicas ya entienden cuál es el rol diferente de una mujer. 

Noticias: En las notas que vienen haciéndole aparece el concepto de “estar sola”. En esta relectura feminista, ¿no sería hora de hablar de “estar soltera”?
Wexler: ¡Está muy bien! No me siento sola, estoy soltera. 

Noticias: Si fuera un varón divorciado hace años…
Wexler: ¡Sabés qué, la está descosiendo! Ahora, una mina sola es: “¿Qué pasa? Algo te pasa” (risas). Tengo muchas amigas solteras, divorciadas, que no han formado pareja y que les cuesta, en el sentido de que tienen su independencia económica, sus hijos están un poco más grandes, tienen libertades, tienen sus trabajos y se sienten realizadas internamente, o sea, si no viene a sumar… y con esto no estoy diciendo que no me gustaría tener un compañero, nada de eso del “yo me la banco”.

 Siempre tuve muy arriba la vara, estoy marcada por la exigencia, trabajo desde muy chica 
  y siempre estuve muy expuesta. La maternidad me ayudó a aceptarme en mis errores.

Noticias: En la soltería tal vez se descubren cosas que en pareja no, pero no tiene nada que ver eso con compartir un proyecto de vida con una persona, ¿no?
Wexler: Exactamente, un compañero para proyectar juntos, para pasarla bien, me encantaría realmente. Pero eso simplemente tiene que suceder. La generación de nuestras madres es una y la de nuestras hijas es otra, nosotras estamos en el medio, crecimos con el mandato cultural y social que te llevaba sí o sí a tener una pareja, estar casada, tener hijos… y dónde encajamos, a su vez, hoy tenemos otra maduración. Por momentos, flaqueás un poco y decís “¿Para dónde voy?”. Porque los hombres también están aprendiendo y lo entiendo, ahora la mujer avanza y le dice a un tipo: “Me gustás”. 

Noticias: ¿Lo hace?
Wexler: Sí, lo he hecho ahora, de más grande. Hay algo de respetar al otro, tanto un hombre te tiene que respetar a vos como vos a un hombre. Pero en un ámbito respetuoso, ¿cómo no voy a decir lo que me pasa? 

Noticias: Después de estar años en pareja, volver a jugar la seducción debe ser un trabajo, ¿cierto?
Wexler: Re difícil, primero no entendía nada, no sabés cuáles son los códigos. Y después empezás a encontrarte a vos mujer, distinta, y decís: “Esta soy yo, con esta inseguridad, sí, y me gusta este hombre…”. Pero esto fue con el tiempo, son procesos internos y áridos. 

Noticias: ¿Cuál es su nivel de autoexigencia?
Wexler: Mucho menos que antes, siempre tuve muy arriba la vara, estoy marcada por la exigencia, trabajo desde muy chica y siempre fue rendir, estar muy expuesta.

Noticias: Y sostener y subir.
Wexler: Más y más y es cansador. Además, en algún punto, nada ni nadie alcanza. Pero la maternidad me ayudó mucho porque yo quería ser una madre perfecta. Cuando empecé a aceptarme en los errores, cambió mi vínculo con mi hija, hay más confianza y soy más piadosa conmigo y con ella. Si estás con una vara siempre tan alta, hay cosas que te perdés.  

Eleonora Wexler

Noticias: ¿Cómo fue ir a trabajar a España, poner en stand by su mundo cotidiano durante seis meses y jugar una vida distinta?
Wexler: ¡Fue un gran aprendizaje! Allá, nadie me conocía. Antes de que apareciera “La Valla”, me pasó algo interno, me di cuenta de que necesitaba un desafío. Había algo adentro mío que me decía que no era por donde estaba yendo y me lo respeté. 

Noticias: ¿Sin saber qué buscaba?
Wexler: Exacto, y apareció esto de una forma muy loca. No tenía los papeles, que eran condición sine qua non en un principio, casi se cae y se volvió a levantar. Agradezco mucho las palabras de mi hija, porque fue a la primera que se lo conté. Me dijo: “Mamá, es una gran oportunidad para vos, no te lo podés perder” (sonríe). 

Noticias: La decisión iba a afectar también el mundo de ella.
Wexler: Obviamente, su mundo, mi mundo, todo el mundo de alrededor, de su papá que se hizo cargo ciento por ciento, de mi papá y de mi mamá que se vinieron a mi casa a cuidar a mis cuatro perros. Todas las personas de mi mundo cercano han hecho un acto de amor, fue darme la libertad para que yo pudiera vivir eso. Lo voy a agradecer siempre (se emociona).

Noticias: ¿Y qué vivió, más allá de la experiencia laboral?
Wexler: Encontrarme con Eleonora (sonríe), quién era, quién soy. Fue verme en un departamentito de dos ambientes, darme cuenta de que puedo vivir con tanto menos, con más simpleza, viajando sola, relacionándome con mujeres y hombres con otro tipo de sociedad y cultura. Y ver qué tenía yo para ofrecer y dar. Fue muy enriquecedor. También me encontré con la soledad. Pasé de todo, muchas alegrías, tristezas, pero fue un gran encuentro conmigo. 

Noticias: ¿Cuál fue el mayor miedo a superar en España?
Wexler: Ver quién era yo ahí, qué qué herramientas tenía a mis 45 años y decir quién soy, cómo me relaciono, cómo soy como actriz cuando nadie me conoce, qué herramientas tengo, cómo me planto dentro de un medio también distinto en un código distinto.

Eleonora Wexler


 

@valgarciatesta
Fotos: Juan Ferrari

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario