lunes, febrero 24, 2020

POLíTICA | 07-02-2020 18:31

Vidal se muda a Capital: estrena casa, oficina en el PRO, ¿y candidatura?

Mientras que Kicillof hace malabares para pagar la deuda, la ex gobernadora se mudará a Barrio Norte. En la oposición la ven jugando en la Ciudad, aunque ella lo niega.

Cuando María Eugenia Vidal regrese, a mediados de febrero, de Nueva Zelanda, a donde viajó con sus hijos, tendrá que hacer las valijas. Mientras que Axel Kicillof hace malabares para pagar una deuda infernal de la cual muchos la culpan, ella se va a mudar al departamento de Barrio Norte que compró con ahorros y un crédito hipotecario del Banco Ciudad. La ex gobernadora buscaba un hogar para remodelar y encontró un PH por Avenida Pueyrredón y Las Heras, una zona de bancos, embajadas y edificios antiguos. El lugar le queda bien a los chicos para ir a la escuela y la universidad, además de que es un barrio seguro, uno de los temas que la desvelaba. Y también acerca a Vidal con su novio, el periodista Enrique Sacco. Además, el PH está a cuadras del consultorio de José Luis Ahumada, el prestigioso psicólogo al que Mauricio Macri visita sin falta todas las semanas. Quizás esas calles logren lo que no pudieron los casi dos meses de llano y reúnan a los ex socios políticos.

Es que el divorcio político con su anterior jefe está al caer, a pesar de que Vidal ahora va a estrenar oficina en la sede histórica del PRO, en Balcarce 412. Ahí se va a cruzar seguido con Patricia Bullrich, a quien le guardan todo el tercer piso. A la ex ministra de Seguridad la nombraron la acaban de nombrar presidenta del PRO, decisión que Vidal, por lo bajó, no aprobó: ella piensa que hay que abrir el espacio, no cerrarlo poniendo al frente a una política del ala más dura. Con el correr de los días, sin embargo, la ex gobernadora lo terminó festejando. “Si ellos se cierran, yo me abro: puedo hablar con el PRO, con el peronismo, con la UCR, con todos”.

De lo que parece no dudar nadie es de que María Eugenia es una alumna fiel de Horacio Rodríguez Larreta. Aseguran que está a disposición. Que tienen un contacto permanente. Que si Horacio le llegara a pedir, por ejemplo, competir en la Ciudad, ella lo haría. Pero que ese no es el plan. Que ni siquiera hay plan.

Los que más fogonean la idea de que Vidal intente suceder a Larreta en 2023, cuando este aspire a la Presidencia, son quienes tienen intenciones en la provincia de Buenos Aires, como el intendente Jorge Macri o, un poco más atrás, Diego Santilli, que no puede competir en la Ciudad y que tiene domicilio en Pilar. Con el primero las tensiones están a flor de piel: ambos pelean por liderar a la oposición bonaerense, aunque en ese trajín Vidal le saca una cabeza de distancia. “Jorge tiene mal marketing político. Todos te dicen que te va a cagar, hace lo que quiere, es resbaladizo”, son algunos de los dardos que se escuchan en el vidalismo.
 

Más allá de que cerca de Vidal aseguran que ella está “enamorada de la Provincia” y que la candidatura suya como candidata a diputada en el 2021 por Buenos Aires se da por descontado, el rumor de que podría volver a la ciudad está hoy en boca de todo Juntos por el Cambio. “¿Qué dice? ¿Viene a la Ciudad, no?”, fue la pregunta de un alto funcionario porteño, en estos días, cuando agarró la anterior edición de NOTICIAS que llevaba a Vidal en su tapa.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario