SHOWBIZ | 05-04-2019 13:39

Llega "Delirio": la comunidad de vinos alta gama

Perfil presenta una nueva experiencia para los amantes del vino. Caja de lujo, wine mag, catas mensuales y embajador reputado.

Delirio viene del latín “de-lirare”, lo que equivale a salirse del surco (al labrar la tierra). Y en español se lo asocia a un estado de excitación que revoluciona las ideas. Dos conceptos ligados a la génesis del debutante club de vinos de Editorial Perfil, una creación de Agustino Fontevecchia y Gonzalo Muruaga con Fabricio Portelli como embajador. “Delirio es una nueva comunidad creada para recuperar el espíritu ancestral de las cofradías”, explican sus creadores. “Es muchos más que un grupo de amantes del vino, es para quienes quieran ir un paso más allá, no solo para descorchar algunos de los mejores vinos argentinos y vivir degustaciones inolvidables, sino ser partes de una experiencia completa con una mirada 360 que incluye contenidos exclusivos al estilo de Perfil”, agregan.

La comunidad está enfocada en los vinos de alta gama, para colaborar con el posicionamiento de los mejores vinos argentinos, y abrir mentes y paladares de potenciales consumidores. “Estamos seguros de poder impulsar la categoría y esas etiquetas de las que todos hablan, pero pocos se animan a probar”, confían. “Los grandes vinos son los responsables del prestigio de las bodegas, pero a su vez, los más difíciles de vender. Nosotros acercamos esa experiencia y los impulsamos a degustarlos sin ceremonial ni cátedras”.

Embajador. Fabricio Portelli es el periodista especialista en vinos más conocido del país. Licenciado en marketing y sommelier, se dedicó al periodismo del vino desde el año 2000, pasando por diferentes revistas (ArgentineWines, JOY, Elgourmet) hasta poder tener las propias (El Conocedor y En Primeur). Curador de Delirio, tiene además experiencia de sobra como organizador de exposiciones y wine tastings desde 2002 (Vinos de Lujo). Y es un gran embajador del vino argentino: conoce a fondo todas las regiones vitivinícolas y los personajes más relevantes de este universo vínico, y lo comunica con una visión amplia, clara y global.

(Leer también: Vinos: un recorrido por la ruta del Torrontés)

“Yo hace 20 años que me dedico a comunicar el vino, soy licenciado en marketing y devine en periodista especializado”, se presenta Portelli. Y resume la necesidad que lo llevó a pensar Delirio: “Los canales de venta han evolucionado bastante, el online, el retail, las vinotecas, hoy todos entienden para dónde va la industria. Pero los clubes habían quedado como algo bastante tradicional, y nosotros venimos a darle una vuelta de tuerca en un momento bisagra”.

“Actualmente estamos elaborando como país los mejores vinos de nuestra historia. Y no lo digo yo, lo dicen nuestros enólogos y agrónomos. Pero paradójicamente el consumo se retrae por una cuestión coyuntural. Es ahí donde se hace necesario un nuevo esquema de negocio, una nueva oferta de experiencias y un nuevo canal de comunicación”, destaca el periodista y sommelier.

“La fuerza que tiene Editorial Perfil para comunicar esto es fundamental. Eso nos permite construir una alianza para definir una nueva manera de llegar al consumidor. Porque sólo nos enfocaremos en vinos de alta gama, los mejores que pueden hacer las bodegas. Es un club distinto a los que se conocen, mucho más interactivo en el vínculo con los miembros, que van a recibir todos los meses una caja de cuatro botellas siempre de una misma bodega”, adelanta.

(Leer también: ¿Torrontés o malbec? Diferencias y similitudes de dos vinos de exportación)

“El foco estará en conocer bodegas, y sus historias y los protagonistas a través de sus vinos. La idea es abrirle a nuestros socios el paladar y la mente. Y no embotellamos vinos con una etiqueta propia porque queremos que luego nuestros socios si algo les gustó puedan ir a buscarlo de manera independiente. No somos vendedores de vinos. Nuestro foco es la información y la difusión. Creemos que de esta manera podemos proponer una alternativa distinta para conocer los mejores vinos de la Argentina”.

Exclusivo. Delirio apunta al trato personalizado, “pensamos en una comunidad para compartir y disfrutar de los grandes vinos argentinos”, insisten sus creadores. Una experiencia premium que se refleja en la atención y en el producto: una elegante caja con cuatro botellas de alta gama y de una misma bodega, seleccionadas por Portelli.

Los vinos de Delirio serán de bodegas referentes o de pequeños productores sobresalientes, y de terruños consagrados. Y la caja incluirá la “Delirio Wine Mag”, con todo lo que un conocedor de vinos necesita saber. Además, Delirio realizará mensualmente una experiencia (con cupos limitados), para degustar los vinos del mes y compartir un momento inolvidable.

(Leer también: Los 10 mejores bares de degustación y cata de vinos en Buenos Aires)

“Aquellos que se suscriban a Delirio recibirán junto a la caja una wine mag en la que hablaremos de vinos, daremos tips, y nos enfocaremos en temas de actualidad y consumo. También tendremos la web y una experiencia mensual que irá más allá de la degustación. Por ejemplo, la segunda bodega que participará será Pulenta, y su dueño es también el representante local de Porsche, por lo cual el evento para los socios mezclará vinos y autos, en una noche de lujo”, repasa Portelli. “Queremos que nuestros socios puedan enfrentarse a los mejores vinos, a la alta gama, sin pudores ni miedos. Esto va más allá de la cata en la que se va más a demostrar saber que a disfrutar. Venimos a invertir esos factores”, se entusiasma el curador de Delirio.

La suscripción puede hacerse a través del sitio webdelirio.com.ar, o telefónicamente al +54 911 3322 7693, por mail a hola@delirio.com.ar, o a través del sitio web delirio.com.ar. El costo mensual de la membresía es de $3800, e incluye la caja Delirio con los 4 vinos top de la bodega elegida, la revista y una invitación -que debe validarse- para la cata exclusiva con el enólogo de la bodega participante, guiada por Portelli. En el mes lanzamiento, la bodega Lagarde es la elegida con sus 4 etiquetas más importantes: Henry Primeras Viñas Cabernet Sauvignon; Guarda Sister’s Collection Malbec, Cabernet Franc y Sauvignon Blanc.

“El mes que viene será el turno de Pulenta, otra de las grandes, y luego habrá lugar también para bodegas más pequeñas que ya están consolidadas, apuntando siempre a la más alta gama. Vinos que superarían los mil pesos en una vinoteca. Queremos mostrar lo mejor de Argentina, y que cuando nos juntemos con los delirantes, como llamamos cariñosamente a nuestros socios, lograr que esas experiencias sean inolvidables y se generen momentos únicos. Creo que tenemos una sinergia con una industria que genera mucho valor agregado, y queremos formar parte de esa nueva historia que está viviendo la vitivinicultura en la Argentina”, cierra Portelli.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario