lunes, noviembre 18, 2019

TEATRO | 26-07-2019 12:08

Moldavsky, el candidato 2019: humor con fina ironía

La risa sanadora. Siempre con fina ironía e ingenio inteligente, se ríe primero de sí mismo y, luego, con los demás.

**** El filósofo Friedrich Nietzche afirmó: “El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa”. La frase viene como anillo al dedo para tratar de sugerir una apreciación sobre las circunstancias que atraviesa el mundo, y la Argentina en particular.

Situación económica compleja y la múltiple danza de candidatos preelectorales que se acusan mutuamente del estado en que se encuentra el país. La dura realidad que, la mayoría de las veces, nos supera. Ante ese contexto, ¿qué podemos hacer? ¿Ponernos a llorar o reírnos de nuestras cuitas? Por fortuna, la risa es una panacea universal que, como advirtió el pensador alemán, nos permite sobrellevar las desventuras; por un rato, al menos.

Ante semejante río revuelto, la aparición del humorista Roberto Moldavsky es toda una sorpresa. Su historia personal consigna que durante veinte años se dedicó al comercio de telas en un negocio de Once, hasta que cierto día se decidió a tomar un curso de stand-up. De allí surgió el video que vio un productor quien, con buen ojo, descubrió el potencial que este hombre tenía para arrancar sonrisas. Los primeros pasos por diferentes salas más pequeñas, la llegada a la radio y el desembarco en un teatro ubicado en plena avenida Corrientes eran el destino obligado de alguien tocado por la vara mágica del éxito.

(Te puede interesar: Roberto Moldavsky: “Con la fama no resolvés nada”)

En “Moldavsky, el candidato 2019”, hay de todo, como en botica: humor improvisado al comienzo, cuando una cámara ubicada sobre el escenario panea sobre los desprevenidos espectadores para lanzar diferentes comentarios y también monólogos de distintos tópicos, que van de la política a las relaciones de pareja y las conflictivas situaciones cotidianas.

En el recorrido de la propuesta, donde lo acompañan los músicos de “la Valentín Gómez”, se aprecian las características primordiales que, a lo largo del tiempo, identifican al humor judío: reírse de las desgracias propias y nunca mofarse de otros pueblos. Siempre con fina ironía e ingenio inteligente, Moldavsky, digno heredero de Tato Bores o Norman Erlich, se ríe primero de sí mismo (su sobrepeso, sus obsesiones, etc.) y, luego, con los demás. Algo que se agradece y disfruta a mandíbula batiente.

“Moldavsky, el candidato 2019” con Roberto Moldavsky y La Valentín Gómez. Apolo Comedy, Avda. Corrientes 1372.

por Jorge Montiel

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario