TELEVISIóN | 26-09-2019 14:16

"Pequeña Victoria": entretenida y necesaria

Lo que prevalece es la certeza de que con amor se puede fundar y sostener una familia, cualquiera sea su conformación de género, para afrontar el feroz Siglo que nos toca en suerte transitar.

★★★★ El título de la canción de los Beatles que oficia de leit motiv en esta entretenida y necesaria ficción sintetiza su principal objetivo temático: “todo lo que necesitamos es amor”. Porque si bien ya desde el primer capítulo se abordaron temas candentes y, en nuestro país, aún pendientes de legislación como la subrogación de vientre, el acceso privilegiado a la salud sólo de sectores socioeconómicos altos, la desigual situación laboral de la mujer, el machismo en puestos gerenciales, la vulnerabilidad de la población trans, los atávicos prejuicios discriminatorios, el marco legal de UBER, entre otros; lo que prevalece es la certeza de que con amor se puede fundar y sostener una familia, cualquiera sea su conformación de género, para afrontar el feroz Siglo que nos toca en suerte transitar. Nada más, ni nada menos.

La estupenda idea original de Erika Halvorsen (Amar después de amar) y Daniel Burman (Edha, El nido vacío) se vehiculiza en los excelentes guiones, la trepidante dirección compartida de Miguel Colom y Diego Sánchez y una generosa producción estética. La trama gira en torno a Jazmín (Julieta Díaz), una exitosa ejecutiva que a los cuarenta años toma la decisión de ser madre soltera pero sin revelarlo para que su ascendente carrera profesional no sea afectada.

Para lograrlo, opta por subrogar el vientre de Bárbara (Natalie Pérez), humilde joven provinciana que se postula como gestante en un intento por huir de su precario contexto económico y peligrosas circunstancias personales. Cuando comienza el trabajo de parto, recurre a un auto de alquiler, donde conoce a Selva (Inés Estévez), la amorosa conductora que la traslada hasta la clínica y cuya natural solidaridad la lleva a acompañarla.

(Te puede interesar: “Pequeña Victoria” y el tabú en el prime time: de eso no se hablaba)

El parto y la lactancia vinculan el destino de estas tres mujeres y cuando surgen complicaciones sanguíneas en la beba recién nacida, deben contactar de forma urgente al donante anónimo de esperma. Es entonces cuando aparece Emma (Mariana Genesio), una mujer trans que sentirá florecer su instinto maternal. En este atípico escenario las cuatro comenzarán a criar a la pequeña y bienvenida Victoria.

Las protagonistas derrochan talento: Díaz, Estévez y Pérez, componen sus criaturas con intensas y exactas dosis de vulnerabilidad, firmeza y convicción. Mientras Genesio resulta una verdadera revelación. Pero sería injusto no mencionar también a Osmar Ñunez como Marlene, la adorable protectora de Emma; y Jorge Suárez como Mario, el metódico marido de Selva, quienes demuestran que no hay roles pequeños para grandes actores. Imperdible.

“Pequeña Victoria”. Ficción. Lunes a jueves a las 22.15 por Telefe. Con Julieta Díaz, Inés Estévez y elenco. Dirección: Miguel Colom

por Alejandro Ullua

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario