Salud / 3 de marzo de 2016

Las vacunas contra el dengue

Todavía no hay ninguna avalada por el ministerio de Salud. Una fue aprobada en Brasil, México y Filipinas, y otras cinco están en etapa de pruebas.

Por

Ante el avance del dengue, que ya registra 15.000 casos en el país, los laboratorios apuran sus pruebas. Hoy existe una vacuna aprobada en diciembre por países, Filipinas, México y Brasil. En la Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación está estudiando el tema. Además de esta vacuna, otras cinco están en diferentes estadíos de prueba.
La vacuna aprobada se llama Dengvaxia y pertenece a la farmacéutica francesa Sanofi Pasteur. Dengvaxia está diseñada para convencer al sistema inmune de los seres humanos para que fabrique anticuerpos cuando las cuatro formas de virus del dengue. La columna vertebral de la vacuna es una versión atenuada del virus de la fiebre amarilla sobre la cual se replican proteínas del dengue.
Los ensayos clínicos para demostrar la seguridad y eficacia de la vacuna incluyeron a 35 mil personas. Las primeras pruebas se hicieron en Asia y las finales en cinco países de América Latina: 20.869 niños de Brasil, Colombia, Honduras, México y Puerto Rico participaron del ensayo. Todos ellos estarán siendo seguidos hospitalariamente durante tres años más, como parte del programa de testeos de la vacuna.
La vacuna es tetravalente, lo que implica que actúa contra cualquiera de las cuatro cepas que presenta el virus del dengue (DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4). Pero los efectos distan de ser perfectos: su eficacia es del 60% y se aplica solo entre la población que tiene entre 9 y 45 años, lo que deja fuera de su protección a los niños pequeños y a los ancianos. Por otro lado, la eficacia de Dengvaxia es levemente inferior para los casos de dengue I y II, y mejora cuando la infección es producto de dengue III y IV. En los casos graves de la enfermedad, la eficacia alcanza un 95%. La otra contra es que se aplica tres veces, a lo largo de un año.
Es decir que aún en aquellos países en los cuales la vacuna fue aprobada en diciembre, la población de entre 9 y 45 años no estará protegida sino hasta un año después de haber sido inoculada, para algún momento del 2017. “Esta vacuna es útil en aquellos países donde el dengue es endémico, porque la protección aumenta en los pacientes que que previamente tuvieron la infección –explica el infectólogo Daniel Stamboulian, presidente de FUNCEI-. En el caso de nuestro país la Organización Panamericana de la Salud (OPS) no la recomienda, y yo no la veo útil porque nosotros no tuvimos muchos infectados, salvo en el 2009 donde hubo 26.649. Como vacuna del viajero tampoco sería útil, porque hay que dar tres dosis en un año, a menos que esto pueda ser simplificado por el laboratorio”. Y agrega: ¨Primero queremos ver cómo actúa en México y en Brasil¨
Pero hay otras vacunas en el tablero. Una de ellas fue creada por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en los Estados Unidos. Actúa sobre los cuatro serotipos del dengue, cada uno de los cuales fue atenuado removiendo pequeñas partes del virus. Las cepas de esta vacuna (denominada TV003) fueron licenciadas a diferentes fabricantes de países en desarrollo. Uno de ellos es el Instituto Butantan, el principal productor de inmunobiológicos del Brasil. Vietnam y la India también recibieron muestras de la TV003 y están desarrollando sus propias vacunas.
La vacuna desarrollada por Butantan es la más avanzada (Brasil tuvo 1,5 millón de casos de dengue en el 2015) y en el nuevo ensayo de fase III que probará la eficacia de la sustancia se enrolaron 17 mil personas sanas de entre 2 y 59 años de 13 ciudades. Se aplica con una dosis única y las pruebas están planificadas para durar cinco años, aunque se espera recolectar datos concluyentes sobre la eficacia de la vacuna en dos años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *