Cultura / 22 de noviembre de 2014

CULTURA

Herederos del mal

En una entrevista exclusiva, la sobrina de Himmler explica qué significa descender de un criminal nazi. Por qué el Holocausto es todavía una herida.

Por

Uno de los hijos de Martin Bormann, llamado también Martin, como el secretario de Hitler y ordenado sacerdote católico, se pasó la vida pidiendo perdón por los pecados del padre a las víctimas del Holocausto.

Betina, sobrina nieta del comandante de la Fuerza Aérea alemana Hermann Göering, por su parte, decidió esterilizarse para no traer al mundo hijos que pudieran transmitir el “gen” nazi a la posteridad.

Ricardo Eichmann, hijo de Adolf, el criminal refugiado en la Argentina, declaró alguna vez no tener nada que ver con la historia de su padre, cuyas acciones, para él, habían quedado en el olvido.

Hoy, casi setenta años después del final de la Segunda Guerra Mundial, y de la derrota definitiva y total del Tercer Reich, el conflicto que tuvieron que enfrentar los descendientes de los criminales nazis sigue en pie: encontrar una estrategia que permita convivir con la herencia de una pasado ominoso.

Y el problema no atañe sólo a los más directamente involucrados. Cientos de libros, películas e investigaciones académicas dan cuenta de que el nazismo es todavía un enigma y una herida para la humanidad entera (ver recuadro). Entre el asombro y el horror, es muy difícil no continuar preguntándose por qué. Las explicaciones abundan pero ninguna termina de satisfacer por completo. El infierno que dejó detrás de sí la Segunda Guerra, sigue siendo un estigma para todos.

Herencia. “Son necesarias varias generaciones hasta que resulta posible enfrentarse con el pasado”, dice Katrin Himmler, sobrina nieta de Heinrich Himmler, jefe supremo de las SS –la fuerza de seguridad que tuvo funciones policiales, militares y de inteligencia durante el Tercer Reich- y uno de los responsables directos del mayor genocidio de la historia humana.

Katrin vive en Alemania, casada –curiosamente con un judío– y dedicada a las investigaciones históricas. Su primer trabajo no llegó a la Argentina pero causó un revuelo considerable en Europa. Consignado en el libro “Los hermanos Himmler, biografía de una familia alemana”, el texto desterraba la idea de que Heinrich fuera el único nazi de la familia y distribuía responsabilidades en el resto de los hermanos, esposas y cuñados.  El descubrimiento barría con años de silencio familiar, pero también representaba la recuperación de cierta honra para un apellido mancillado por las acciones criminales del célebre antepasado.

Ahora, es la correspondencia privada de su tío abuelo lo que Katrin ha editado e investigado junto al historiador Michael Wildt (“Himmler según la correspondencia con su esposa”, Taurus). Una inmersión en el lado más oculto de un hombre público, que confirma su peores aspectos: su antisemitismo, su adhesión incondicional a Hitler, su creencia en la supremacía de la raza aria. Dogmas que compartió con su esposa y que aún hoy defiende su hija Gudrun en alianza con grupos neo nazis y de ultra derecha.

En la entrevista exclusiva que dio a NOTICIAS, Katrim Himmler habló de su historia familiar, del nazismo y de la pesada herencia que significa llamarse Himmler.

Noticias: ¿Cuántos años hace que investiga el pasado de su familia? ¿Cómo apareció en usted este interés?

Katrin Himmler: Siempre me interesó la historia, especialmente el nacional socialismo, es algo que me transmitió mi padre. Cuando estudié Ciencias Políticas, también me interesaba ese período, pero fue mucho tiempo después que me concentré en mi propia familia. Supongo que necesitaba cierto coraje para hacer las preguntas que quebrarían el tabú de silencio. De todos modos, nunca me sentí especialmente valiente en este sentido, porque mis padres nos educaron de esa manera: nos enseñaron tolerancia y simpatía, coraje civil frente a la injusticia y a mantenar nuestra propia posición crítica, aún cuando no fuera cómoda dentro de nuestro grupo de pares.

Noticias: ¿Cómo se lleva (o se sufre) un apellido tan asociado al “mal”? ¿Cómo lo sufrió su padre, que supongo, fue el más afectado?

Katrin Himmler: Extrañamente, no es muy problemático vivir en Alemania y llevar el nombre Himmler. Casi no hay gente que se llame Goebbels, Göering o Bormann. Himmler, en cambio, es un nombre bastante común. Pero para mí y mi familia siempre fue una carga. Ha sido más fácil en los últimos años en los que pude hablar sobre el pasado con mucha gente en muchos países.

Noticias: ¿Qué opina su familia sobre su trabajo?

Katrin Himmler: Mis parientes más cercanos me apoyan, que es lo que más me importa. Otros, cortaron el contacto después de la publicación de “Los hermanos Himmler”, porque mi visión difería mucho de la suya. La razón de su furia fue que, en mi familia, durante años, hubo un consenso: Heinrich era el malvado y el único nazi entre los Himmler. Yo fui la primera que destrozó esa imagen. Por eso, no a todos les pareció bien lo que hice.

Noticias: ¿Tiene relación con toda su familia, incluso con la hija de Heinrich?

Katrin Himmler: Sí, estoy en contacto con la mayoría. La hija de Heinrich, Gudrun Burwitz (el nombre de su marido) se rehusó a contactarse conmigo. No me sorprendió. Ella es una militante muy activa en grupos de ultra derecha. Mis padres se distanciaron de ella cuando yo era chica.

Noticias: ¿Fue Heinrich Himmler un “burócrata” en el sentido que le dio Hannah Arendt al término para describir a Eichmann?

Katrin Himmler: Por un lado, yo diría que sí. Pero hoy conocemos  mucho más sobre Eichmann de lo que se sabía en tiempos de Hannah Arendt. Él no era sólo un burócrata, como confesó en el juicio. Perteneció al grupo altamente calificado de líderes de las SS, que trabajaron en la Oficina Central de Seguridad bajo las órdenes de Himmler. La mayoría de esos hombres eran idealistas, como el mismo Himmler. No solamente planearon la solución final e hicieron el “trabajo” burocrático necesario, además fueron al Este y tomaron parte personalmente en las ejecuciones masivas. A Himmler no le gustaba que sus SS hicieran el trabajo sucio, sin embargo, sus hombres nunca tuvieron la menor duda de que este trabajo tenía que ser hecho, por el futuro de la nación alemana. La dicotomía fundamental entre “nosotros” y “ellos” en la ideología nazi nunca permitió ninguna cohabitación pacífica con otras naciones, sólo una lucha permanente contra los enemigos con el fin de alcanzar una victoria de la “raza aria” sobre el mundo o, en su defecto, la caída.

Noticias: ¿Cómo llegó a editar las cartas de Heinrich y su mujer?

Katrin Himmler: Eran propiedad privada de un sobreviviente del Holocausto en Israel. No sabemos dónde las tenía, porque contaba dos historias diferentes: que las había encontrado en Belgica en un mercado de pulgas y que se las había dado una persona de confianza de Himmler en México.  En 2007 se las vendió a la periodista israelí Vanessa Lapa, y ella decidió de hacer un documental sobre la correspondencia.  Lapa me conocía por mi primer libro y me preguntó si me interesaría editar los documentos.

Noticias: ¿Qué revelan estas cartas sobre Himmler y el nazismo?

Katrin Himmler: No representan una revelación histórica. Pero nosotros aprendimos muchas cosas nuevas sobre Himmler. Por ejemplo, que en los años ’20 estaba mucho más cerca de Hitler de lo que suponíamos. Marga, su mujer, compartió su progresiva radicalización durante muchos años, desde 1927 hasta 1945. Compartía su nacionalismo, su antisemitismo, su intolerancia, su desdén por la debilidad, el sueño de una Alemania fuerte y dominante. Las cartas muestran que Himmler no tuvo que dividir su personalidad entre el asesino de masas público y el buen padre privado. Para él esto no era una contradicción, sino diferentes aspectos del mismo concepto. Se suponía que a los enemigos no se les tenía piedad, en contraste con su propios compañeros, familia y amigos. Pero si los hombres de las SS o sus hijos no se comportaban como se esperaba, si no obedecían, el amistoso jefe de las SS o el cariñoso “Papi” tampoco sentía ninguna pena por ellos. Himmler solía castigar a su hijo adoptivo (Gerhard, un chico que los Himmler había acogido como hijo “de crianza”) tan brutal e implacablemente como a sus subordinados

Noticias: ¿Por qué cree que los libros y las investigaciones sobre el nazismo siguen teniendo tanto interés para la gente?

Katrin Himmler: La historia de la humanidad está llena de violencia y genocidios. Pero ningún otro régimen, antes y después del nacionalsocialismo, trató de exterminar a un grupo social completo de un modo tan consecuente y efectivo, con métodos industriales, no sólo en su propio país sino también en el resto de Europa. El interés explicito por la historia del nazismo y el Holocausto probablemente tiene que ver con la fascinación que produce la maldad y el horror. Pero esa explicación, por sí sola, es demasiado simple. Sabemos que la gran mayoría de los nazis eran gente común, no monstruos, sádicos o asesinos por naturaleza. Todavía resulta difícil entender cómo gente tan normal pudo formar parte de esa maquinaria de matar. Esto nos lleva, por supuesto, a la pregunta de por qué el nazismo fue tan atractivo para ellos. ¿Cuán atractiva fue la idea de pertenecer a una raza superior? ¿Cuán fuerte fue su sentimiento de superioridad, de estar haciendo lo correcto, si en su gran mayoría jamás expresaron ningún sentimiento de culpa después de la guerra?

Seguí a Adriana en Twitter: @lorusso10

 

 

32 comentarios de “Herederos del mal”

  1. La confundi con Maria Eugenia Vidal ..La .vice Facho de Macri y votante de Cristina ,mil perdones Sobrina de Himmler no quise agraviarla

  2. En ningún modo apruebo la persecución a los judíos, es más la repruebo!. Lo que nunca pude comprender es por qué, desde la época del faraón y Moisés, siempre ha sido un pueblo perseguido y diría “odiado” por distintas culturas y en todos los tiempos?? Si alguien tiene una idea de ello, se lo agradeceré…

    1. Yo tampoco entendí xq desde q existen son rechazados y perseguidos,pero tal vez eso los hizo mas fuertes,si lo ves desde un costado light,no conozco un judío pobre,en realidad se destacan,no siempre para lo bueno….

      1. Y conoces algún aleman pobre? O un ingles? Podes buscar judíos entre los premios Nobel, en cambio. En fin, las generalizaciones fáciles siempre son injustas. Te puedo nombrar alemanes, turcos, judios, lo que quieras y del color que quieras, corruptos y santos.

      2. NO CONOCES JUDIOS POBRES ? QUE POCA CALLE QUE TENES ! QUE CREES QUE VILLA CRESPO ES UN COUNTRY, PERDONALA SEÑOR NO SABE LO QUE DICE.-

    2. Tal vez la respuesta este en la propia Biblia , donde encontramos al pueblo judio como un destructor impiadoso e implacable de los pueblos que sometia , saqueador y despiadado, asesino de mujeres y niños , esa historia tal vez quedo como un estigma en su propio desarrollo y la historia siempre nos pasa factura . El pueblo judio no ha sido muy diferente a la locura nazi y hoy lo sigue siendo.-

      1. Porque en la época de las sagradas escrituras los Romanos y demás pueblos se destacaban por su respeto a los derechos humanos… Mírate en un espejo. Gracias

    3. Una de las razones es que las distintas autoridades siempre pretendieron homogeneizar a la sociedad para tener control sobre ésta. Las leyes y la religión siempre sirvieron para reprimir acciones no deseadas socialmente: por ejemplo, la idea de que un dios castigará a quien robe sirvió en muchos casos para que la gente no robara; la idea del derecho divino (de que Dios le dio al rey el derecho absoluto a gobernar) ayudó durante bastante tiempo a que la gente no rechazara la autoridad del monarca. Ahora, imaginate un grupo social distinto, con su propia religión y sus propias leyes. ¿Cómo vas a reprimir algunas de sus acciones si no creen en la religión, leyes y costumbres del lugar en donde viven? Son potencialmente peligrosos para la autoridad de quienes gobiernan la sociedad. Eso pasó con miles de pueblos, pero en otros casos se logró que se asimilaran. La diferencia es que los judíos no se asimilaron a pesar de los intentos de la inquisición y de las cruzadas, por lo que fueron expulsados de todas partes. Y, por supuesto, de paso se quedaban con sus pertenencias.

  3. mis abuelos paternos tuvieron que dejar viena ,,,,donde trabajaban,,,,la sociedad judia tenia todo copado los negocios,,,,la preferencia de conseguir trabajo era muy baja,,,,,si eras judio,,,nunca tenias problema,,,,con esto no justifico la matanza que hicieron

  4. A mí me gustaría que escriban algún artículo sobre los sobrevivientes del Holocausto que ahora viven y matan con más intensidad y tiempo a un pueblo inocente: los palestinos. Yo creía que la mayoría de los judíos estaba en contra del comportamiento horroroso de Israel, pero me sorprendió encontrar que la gran mayoría los apoyaba e incluso agredía usando la palabra antisemita al que repudiaba la odiosa matanza de niños mujeres y en general de civiles inocentes.

  5. Sin estudiar el conjunto de hechos y circunstancias acaecidos en Europa de la 1ªposguerra,sobre todo los relacionados con la malquisencia y revanchista forma con que se trato al pueblo alemán,sin conocer la ideología de W.Churchill y del Congreso Sionista respecto al trato eliminatorio a que debía someterse al pueblo alemán en su conjunto,aniquilandolo de ser posible,dificilmente podamos interpretar como se genera tan radical convicción y esperanza en la aparición de”illuminati”que pudiesen rvertir tal tragedia.

  6. Hubo otros hijos que se destacaron por méritos propios sin que les pesara el apellido. Romano Mussolini, hijo del dictador, fué un exitoso pianista de jazz durante toda su vida. Manfred Rommel fué alcalde de Stuttgart y uno de los políticos mas prestigiosos de Alemania.

  7. Me encantan este tipo de notas, es parte de mi historia, es parte del juego. No me gusta que me digan que soy discriminador, porque no lo soy: que tiene de malo querer que los extranjeros de países limítrofes retornen a su hogar?

  8. La guerra terminó hace casi 70 años. De nuevo con los nazis !??
    Y el genocidio actual palestino? y los genocidas dirigentes de Israel??
    Todos bien gracias
    Y los mas de 70 millones de muertos por el comunismo de Lenin, Trotsky y Stalin (Solyenitzin) ????

  9. y los descendientes del Presidente Truman que deben sentir sabiendo que el abuelo Harry fue quien mandó a masacrar a cientos de civiles inocentes con dos bombas atómicas…ni hablar de los descendentes del cerdo de Churchill que soño con ver a la Argentina de rodillas y de los nietos o sobrinos nietos de Stalin, quien se llevo puestos a mas de 6.000.000 de personas, acaso ello no fueron genocidas?

  10. Pingback: Herederos del mal
    1. Betina, sobrina nieta del comandante de la Fuerza Aérea alemana Hermann Göering, por su parte, decidió esterilizarse para no traer al mundo hijos que pudieran transmitir el “gen” nazi a la posteridad.

  11. deberian tambien informar que la propia hija de Himmler desde decenios anima una asociacion de ayuda a los ex-nazis…como cual,no todos en la flia estan arrepentidos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *