Ciencia / 7 de Marzo de 2016

Barañao: el giro “neoliberal” del ministro de Cristina

El funcionario de Ciencia y Tecnología, único sobreviviente del gabinete anterior, asegura que los investigadores deben aprender a detectar y gestionar negocios.

Por

Lino Barañao

Un ruido de fondo agita las redes sociales: el supuesto despido de miles de becarios e incluso de personal administrativo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, que aún no han sido confirmados en sus puestos y que, al mismo tiempo y de manera contradictoria, o se dan por despedidos o confían en que todo sea producto de una demora burocrática natural y esperable con el cambio de autoridades.
Lino Barañao aclara: “No hay ningún despedido. Se va a progresar con los ingresos a las becas. Hay que tener en cuenta que los becarios no son empleados: la beca es un estipendio que se otorga para obtener un título de doctor. No se han despedido empleados ni del CONICET ni del Ministerio”. Y agrega: “Además,  se va a aprobar el presupuesto preliminar y también la modificación del presupuesto, que incluye una extensión de un préstamo del Banco Mundial por 45 millones de dólares y un préstamo a diez años por 750 millones de dólares destinados a programas activos y subsidios”.
Desde que fuera creado el plan Raíces (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior, durante la presidencia de Néstor Kirchner, en el 2003) con el objetivo de repatriar científicos que se habían radicado en otros países, ya han vuelto a la Argentina 1.269 investigadores. La fuga de cerebros tuvo un freno. Pero además, con el nacimiento del ministerio, la cantidad de doctorados aumentó más de diez veces, en un fomento que incluye a especialidades de punta, como la biotecnología, la nanotecnología, las tecnologías de la información, en áreas estratégicas como salud, energía y medio ambiente.
Pero el objetivo de Barañao no fue solo impulsar a la Ciencia, sino convertirla en motor para el desarrollo económico y social argentinos. Fue por eso que en el 2008 se lanzó la Estrategia de Fomento Sectorial para promover la formación de consorcios públicos-privados en Ciencia. Desde entonces más de cinco mil empresas recibieron una suma superior a los 800 millones de dólares con la modalidad de becas o de crédito con la tasa más baja del mercado. El ministerio también creó programas para post doctorados y ayudó a investigadores a ganar experiencia en empresas privadas. La cantidad de científicos en la industria casi logró duplicarse entre 2003 (cuando había 7.200) y el plan original ideado por Barañao y equipo es que haya más de 18 mil para el año 2020. Los tres cuartos de la inversión total en investigación y desarrollo fueron financiados por el gobierno que terminó su gestión el 9 de diciembre.
Hoy, Barañao asegura que todo sigue en pie. Que el desarrollo de la ciencia y de la tecnología argentinos están tan vivos y más que antes, y que su propósito de hacer de esas áreas una política de Estado nacional continúa viento en popa.
Noticias: ¿Cómo fue aquél proceso de pensar el proyecto de desarrollo 2010-2020, partiendo de una plantilla de científicos reducida y muy concentrada en la investigación básica de laboratorio?
Lino Barañao: Hubo un proceso de crecimiento del Estado. La planta del CONICET había envejecido y ahora está más equilibrada en cuanto a las edades de los científicos que la componen. Además de eso buscamos que se fuera modificando su foco, que los investigadores se concentraran en otros sectores, no solo en la investigación básica, sino también en la investigación aplicada, ya sea dentro de la actividad privada como en empresas estatales. Lo más importante es que los científicos puedan crear empresas de base tecnológica, que generen salarios para ellos y empleos de calidad para otros argentinos. El objetivo es que nazcan más compañías nacionales de tecnología, que podamos pasar de producir soja y minerales, a producir teléfonos inteligentes y satélites, por ejemplo, y tecnología para estos y otros equipos y dispositivos. No está mal ser ensambladores, pero para que el país crezca debemos crear trabajo que exija creatividad. Eso es algo que se da en empresas cuya base es la tecnología, y para eso la Argentina debe ponerse a buscar la disrupción, detectar en qué áreas y cómo ser novedosos, y dejar de ser mano de obra barata para otros países.
Noticias: El científico argentino venía fuertemente inclinado a separar lo que es ciencia de empresa…
Barañao: Y por eso en el plan de desarrollo científico tecnológico tenemos como una de las prioridades la creación de start ups, pero como no tenemos capital de riesgo, el que reemplaza a ese rol de financista es el Estado. Entonces, es imprescindible que los doctorados no se clonen a sí mismos sino que se capaciten en lo que la vida real exige para tener una empresa propia, que sepan de economía, de financiamiento, de mercados, de administración, para que no los estafen.
La investigación básica es imprescindible pero también debe haber gente que convierta esas ideas en productos. Y que todo eso, las ideas y los productos, queden en el país. Una manera de incentivar esto es dar mejoras salariales a quienes se arriesguen a colocar un producto en el mercado. Muchos científicos de primera línea tienen el temor de que si aplicamos un incentivo de este tipo los científicos más jóvenes terminen yéndose a la empresa. Pero esto pasa en solo un 5% de los casos. Yo tengo como modelo a Louis Pasteur, que curó la enfermedad de la rabia, inventó cómo conservar los productos, y paso a paso terminó fundando la microbiología. Por eso, pienso que no hay contradicción entre investigación básica y aplicada, sino complementación.
Noticias: ¿Y de qué modo ayuda el Ministerio a lograr esa complementación?
Barañao: La idea que domina el escenario es abrir el juego, que los equipos de investigación, de ingeniería, de física, puedan seguir trabajando y que haya pequeñas y medianas empresas (PyMEs) que puedan proveer piezas para las fabricaciones de esos equipos. Por ejemplo, el ARSAT tiene una, denominada giróscopo, que fue hecha por una fábrica de rulemanes. Buscamos que la PyME local pase a ser una firma de alta tecnología. Para lograrlo, podemos ofrecerle dinero y contactos para capacitarse, para lo cual contamos con una base de datos de todos los investigadores del país, con los cuales una firma puede contactarse.
Noticias: ¿Qué va a suceder con los ARSAT, que cambiaron de órbita y ahora dependen del Ministerio de Comunicaciones?
Barañao: Vamos a destinar cinco millones de dólares para perfeccionar y desarrollar una industria de satélites más pequeños que puedan ser exportados a otros países en un plazo máximo de diez años. Queremos que la Argentina se convierta en proveedora. Un detalle importante en este sentido es que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) pasó a depender de nosotros, con lo cual el convenio preexistente del Ministerio respecto del ARSAT continúa adelante. Y además tenemos en carpeta el proyecto de desarrollo del lanzador de satélites Tronador, cuyo presupuesto ya está aprobado. Eso nos pondrá en un lugar de privilegio más exclusivo que el que ya tenemos por el hecho de haber puesto en órbita dos ARSAT. Y es que seremos de las poquísimas naciones que son capaces de colocar por sí mismas en órbita satélites pequeños y exportables.

 

33 comentarios de “Barañao: el giro “neoliberal” del ministro de Cristina”

  1. Borraron mi comentario. ¿Por qué será que no me extraña? SI ustedes, son los primeros que odian esa libertad de expresión que tanto dicen defender. Sigan haciendo tapas de Cristina teniendo orgasmos, que sólo para eso sirven: para violentar a las mujeres.

  2. no sabe ni quienes trabajan ahi, porque el sector de tesoreria es de mediocre para abajo con la jefa a la cabeza? y nadie dura en ese sector, por que una profesional como Sabattini renuncio al ver la falta de conocimientos y hacerle de comodin porque lo mejor que hacen es tomar mate. Enterate Barañao si te interesa que pasa en cada sector.

    1. Barañao esta denunciado por robo de subsidios en la ANPCYT. Fueron 1240 millones en reparto de subsidios de modo fraudulento.
      Una denuncia de corrupción golpea a Barañao y el mundo científico
      http://www.lapoliticaonline.com/nota/36974/
      La denuncia penal
      http://www.er-saguier.org/obras/conicet/AA-ZA-XX-Z-21-Denuncia Penal c-CONICET.pdf
      El dictamen de la fiscalía
      http://argentina.indymedia.org/news/2010/11/762627.php
      Fallo de la Cámara Federal

      1. Perdón, los científicos son tan honestos o corruptos como el resto de los Argentinos, ni más ni menos, no son santos. Dicho esto, la denuncia que mencionás en el comentario es del delirante (y resentido) investigador e historiador Saguier que fue evaluado negativamente por el Conicet perdió su cargo y luego se dedicó a ser un denunciador serial

  3. La necesidad de transferencia de la ciencia básica a la aplicada no solo se da en Argentina, es algo que se viene viviendo en todos los países desarrollados. Inclusive en países donde siempre se le ha dado un alto grado de importancia a la ciencia básica hoy se ve la necesidad de comenzar a formar científicos con una mentalidad más aplicada. Esto también se da por la sencilla razón de que más gente puede llegar a obtener un título de doctor, pero la cuestión es que se saturan los sistemas (generalmente son universidades quienes absorben a los investigadores), pero nos encontramos en la necesidad, yo diría global, de recolocar profesionales y no que pase como en una época de la Argentina que ingenieros y arquitectos andaban manejando taxis porque no había otra cosa. Todo trabajo es respetable, pero ya que se utilizan recursos del Estado (que son de todos) para formar profesionales, es importante generar también las condiciones adecuadas para obtener todo el beneficio posible de esos profesionales en la generación de trabajo genuino.
    Hace doce años que vivo en Finlandia, y lo que más lamento es que nosotros mismos, los argentinos, no veamos la tremenda capacidad que tenemos para generar nuevas cosas y salir adelante. No apreciamos la educación universitaria que tenemos, siendo que la considero de las mejores. Es cierto que en Europa se tienen muchos más recursos para hacer ciencia, más equipos y más tecnología, por esa misma razón deberíamos apreciar lo que hacen nuestros investigadores con menos de la cuarta parte de recursos.

  4. Ud. inicia la nota con un título erróneo, no hubo ningún giro tal como surge de la misma nota (lo que le acabo de manifestar tiene que ver con la tendencia generalizada en algunos medios, de titular notas interesantes con palabras que agreden la inteligencia del lector).

    Cuando Ud. hace mención a las redes sociales utilizando la palabra “ruido” también se suma a la tendencia de muchos colegas suyos de hacer mención a las redes sociales como sustento del inicio de una nota; si usted se guía por ese ruido que no es ni más ni menos que armar una nota con datos irrelevantes de unas pocas personas que pululan en las redes sociales a quienes se les puede calificar con el término científico

  5. Ud. inicia la nota con un título erróneo, no hubo ningún giro tal como surge de la misma nota (lo que le acabo de manifestar tiene que ver con la tendencia generalizada en este medio en particular, de titular notas interesantes con palabras que agreden la inteligencia del lector)…

    Cuando Ud. hace mención a las redes sociales utilizando la palabra “ruido” también se suma a la tendencia de muchos colegas suyos de hacer mención a las redes sociales como sustento del inicio de una nota; si usted se guía por ese ruido que no es ni más ni menos que armar una nota con datos irrelevantes de unas pocas personas que pululan en las redes sociales a quienes se les puede calificar con el término científico “idiota”…

  6. Ud. inicia la nota con un título erróneo, no hubo ningún giro tal como surge de la misma nota (lo que le acabo de manifestar tiene que ver con la tendencia generalizada en este medio en particular, de titular notas interesantes con palabras que agreden la inteligencia del lector)…

  7. Sra. Gentil: para un lector común como yo, a quien le gusta aprender de otras personas (remotas en los libros hasta un filósofo que habla casi todas las noches en una radio argentina), la nota es muy interesante a partir del primer dicho del Sr. Barañao. Aprender y entender porqué para Barañao Luis Pasteur es su modelo para complementar la ciencia básica con la aplicada. Aprendí que desde la investigación para lograr la cura de la rabia y también la investigación para conservar los alimentos, técnica que no solamente da ganancias a las empresas sino que ayuda al hombre en el aspecto más importante de esta vida: comer…

  8. El viejo truco de paralizar el Estado para que sobren empleados se lo meten en cul.o. En EEUU, tú país modelo cuando se despide a alguien, ese alguien va al despacho del jefe y le pega un tiro en la cabeza. ¡AGRADECÉ QUE SEAMOS UN EJEMPLO DE PACIENCIA!

  9. Señores redactores de Noticias: el título de la nota es totalmente erróneo. No hubo giro liberal del funcionario, ya que hace muchos años que entendemos que la Ciencia es una herramienta indispensable para el desarrollo de un país y de la humanidad entera. Pero este desarrollo no se puede dar de cualquier manera y no es suficiente solamente con el uso de la materia gris de los científicos, ya que el investigador necesita del apoyo económico del Estado, además de entender que a largo plazo, este apoyo se le devuelve al Estado en forma de logros y actividad rentable para el mismo. Esto no es pensamiento liberal, pues al liberalismo solamente le interesa el capital por sobre cualquier otra cosa, incluyendo el desarrollo científico que siempre suele ser lo primero en verse truncado durante los gobiernos liberales. Hemos tenido vastas experiencias negativas, al respecto. Barañao entiende muy bien esto.

    De mi mayor consideración.

    1. Todos opinan, pero qué es lo que dice Barañao al respeto, sería una falta muy grave una traición a quien ke extendió la mano y a cientos de colegas.

  10. Absulutamente de acuerdo,que los científicos deben realizar su investigación con un sesgo comercial y lograr patentar sus logros. En un país con escasos recursos como el nuestro,no nos podemos dedicar exclusivamente a la investigación basica.No hay forma de financiar esos recursos.

  11. Me parece una tontería el título de la nota, hace años que se discute entre los partidarios de la ciencia aplicada y la básica, los puristas que piensan que solo deben hacer ciencia en la parte pública como si la empresa privada no hubiera tenido grandes logros en todos los países desarrollados.
    En cuanto al Dr. Barañao, no es ningún improvisado y aunque no estemos de acuerdo con él muchos científicos, se le reconocen muchos logros

    1. Es cierto, disiento cordialmente con respecto al titulo nota. Los periodistas venden con títulos. Empezamos a entender que la Investigacion es del mundo y sus gestores deben integrarse a él. La gestión demanda senso y es lo aplicado por Lino Barañao.

    2. En otros paìses la industria privada a invertido mucho en ciencia, en Argentina no. Ademàs,tampoco veo a empresarios argentinos jugandose por invertir en descubrimientos argentinos -con algunas excepciones-, incluso en descubrimientos ya patentados o en proceso. El empresariado argentino tambien debe crecer y arriesgar màs.

      1. El empresario argentino no existe. Son simples rentistas al calor del gobierno de turno.Protegidos de toda competencia se han llenado los bolsillos y “colaboraron”con los funcionarios de turno. Nada podés esperar de ellos

  12. Todos los programas y actividades que enuncia Barañao, incluso la creaciòn de empresas de base tecnològica por parte de cientìficos, vienen desarrollàndose en el MINCYT desde hace varios años (por ejemplo, ver las Bases del programa Empretecno PAEBT del FONARSEC). La periodista podrìa haberse informado mejor antes de señalar “…el giro neoliberal del ministro …”
    Por otro lado, no hace falta que el ministro sea un brillante cientìfico, como parece reclamar el anterior comentarista, lo que hace falta es que -tanto el ministro como el resto de los funcionarios de un gobierno- sean buenos gestores. Parece que esa es la “inexplicable” razòn por el que continùa allì.

  13. puede defender al gobierno de K (como lo hizo para llenarse los bolsillos junto con algunos de sus amigos) o a este (totalmente opositor al anterior) gobierno. Antes a esto se le llamaba traicion. Deberia tener verguenza de lo que pregonaba en su “exilio” en Mexico, tipo nunca conocido ni reconocido cientificamente.

  14. Este sujeto, con todo el “boato de científico” es solo un “organizador” fiel al gobierno anterior, e inexplicablemente puesto, como si no hubiese alguien (hay varios) para ponerlo en su lugar. No es para nada el “brillante científico” que algunos pregonaban, solo actúa como un sindicalista en el seno de la comunidad científica.

    1. Sr.eduardo abel: Recuerde que este funcionario, es un sobreviviente del gobierno de la Alianza UCR-FREPASO. Estaba a cargo del CONICET. Tambièn muestra antecedentes PROFESIONALES que JUSTIFICAN su presencia en esa cartera ministerial. Como la de haber hecho posgrado en Mac Planck (Alemania) y en la Universidad de Pensilvania No cometamos el error de ser PREJUICIOSOS A PRIORI.
      En todo caso si fuese un “mediocre” ocupando un rol de “sindicalista” ya estaría “devaluado” ante sus pares “progresistas” por ser “funcional a Macri”. Es el argumento selectivo y despectivo para todo aquello que no forme parte del “pensamiento unico” del ex MODELO.

    2. El titulo de la nota induce a error, si se analiza la gestiòn de Barañao anterior la actual es consecuente con el binomio ciencia y emprendedorismo e innovaciòn, incentivò el autoemprendimiento y celebrò cientos de acuerdos cooperativos y econòmicos con paìses e institutos internacionales.

    3. Ha sido un buen ministro, no veo porque no puede continuar. Es cientìfico y es respetado. Él no està ahora para ser un “brillante cientìfico” sino para ayudar a que otros lo sean y que la ciencia argentina mejore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *