Economía / 25 de marzo de 2015

Pymes afectadas

PÉRDIDAS. Por cortes y desbordes se para la producción.

Un profundo déficit de infraestructura local básica afecta a las pequeñas y mdianas empresas empresas y a su competitividad. El fenómeno presenta muchas aristas: el acceso a energía y la eficiencia en el servicio de producción y distribución, las condiciones de la infraestructura urbana para evitar inundaciones, la falta de regulación de actividades económicas que derivan en contaminación ambiental y la inseguridad en los territorios deben formar parte de la agenda de una política pública. En ausencia de esas prioridades capaces de atender los problemas básicos, crecen las dificultades para dar los pasos necesarios hacia una mayor competitividad internacional de las pymes.
La Fundación destaca que los problemas derivados de la infraestructura local básica insuficiente impactan en promedio al 10% de las firmas, independientemente del grado de desarrollo de la región en la que actúan. Por ejemplo, el déficit en infraestructura energética y las interrupciones en el suministro de electricidad afectaron, entre fines del 2013 y principios del 2014, especialmente a las empresas del Noreste del país y del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), donde 9 de cada 10 empresas sufrieron cortes sorpresivos de energía eléctrica superiores a los 30 minutos. A pesar de que el problema es generalizado, la profundidad difiere entre regiones: mientras que en el área metropolitana las empresas sufrieron en promedio de 7,6 cortes sorpresivos de energía de más de 30 minutos, en el NEA el mismo episodio se registró 32,5 veces.
En general, los costos por las ineficiencias son elevados, especialmente en las empresas que trabajan con línea de producción continua y en los sectores que tienden a ubicarse en las regiones nombradas debido a ventajas competitivas y de especialización territorial, por ejemplo, el sector maderero y el de muebles en el Noreste. En esta última zona, por ejemplo, los costos por interrupciones en el suministro representaron como mínimo el 0,3% de las ventas anuales, estimación que considera solamente cortes de una hora y costos nulos de retornar a las condiciones necesarias para el proceso productivo de la firma, lo que significa una estimación de mínima. Una estimación más realista indica que el costo total puede alcanzar hasta el 5% de las ventas anuales.
Efecto de las inundaciones. Las inundaciones tuvieron especial impacto durante el 2012 y el 2013 en las pymes industriales del área metropolitana de Buenos Aires, en especial en la zona sur. Así, una de cada 4 firmas sufrió inundaciones en su planta, duplicando la proporción de afectadas frente a las empresas de la Patagonia (12,9%), la segunda región en la lista.
El suministro de agua potable y la accesibilidad del territorio, en cambio, muestran indicadores más homogéneos entre regiones, aunque de todos modos surgen leves diferencias de acuerdo al grado de urbanización. Por ejemplo, el acceso a un suministro suficiente de agua potable es de 95% en el área metropolitana, pero solo de 84% en el Noreste. Las desigualdades por geografía son notables.