Blogs / 26 de julio de 2012

Cinco miradas sobre Eva

En el aniversario de su muerte, escritores, historiadores y artistas revisan las claves del símbolo a la luz del presente. Galería de fotos íntimas.

Evita íntima. Foto perteneciente a quien fuera fotógrafo presidencial Pinélides Aristóbulo Fusco. Muestran a una Eva casi desconocida.

Días pasados, en el Museo Evita, en reunión con un grupo de periodistas, Felipe Pigna comentaba que el edificio que alberga a la institución es el único que queda en pie de lo que fuera la inmensa obra de la Fundación Eva Perón. La bella casona fue un hogar de tránsito para madres que viajaban a la ciudad por cuestiones médicas y logró sobrevivir al furor y el odio de la Revolución Libertadora. El Albergue Warnes, por ejemplo, proyectado como el más grande hospital de niños de Sudamérica, al igual que otros edificios emblemáticos del período peronista, cayó en el abandono hasta ser dinamitado en el año 1991.

En el mismo encuentro, le preguntaron a Pigna si su reciente biografía de la ex primera dama (“Evita, Jirones de su vida” -Planeta-) tenía algún dato inédito sobre su vida. El historiador respondió no fue ese el objetivo de su libro, sino aportar una mirada actual sobre el relato de una vida acechado por la intolerancia y incomprensión. Una lectura que diera cuenta de la oposición que la persiguió hasta la muerte, ensañándose con su cuerpo y su obra.

En la columna que el historiador escribió para NOTICIAS con motivo de los 60 años de la desaparición de Eva Perón, “Si Evita viviera” (que transcribimos a continuación), recorre los puntos principales de una historia personal que se erigió en contra de lo esperado en una mujer, en una primera dama, en una “descamisada”. Como todo mito, el de Eva se desglosa en lecturas múltiples, culturales, políticas y de género. La consciencia de su excepcionalidad aumenta con el tiempo y amplia su valor con cada generación. Y la intuición de Perón al depositar tanta responsabilidad en su figura, como señala Julio Bárbaro, tampoco puede ser menospreciada.

Aunque pasen los años, sumergirse en la historia de Evita siempre resulta apasionante. Hacia ella conducen los caminos cruciales de la política argentina y del desarrollo social de las mujeres del país. Eva, siempre presente, se abre al debate y el análisis. Porque los mitos son inagotables.

A continuación, cinco miradas sobre Evita Perón que fueron publicadas en la edición impresa de NOTICIAS.

 

UNA MUJER PRÁCTICA Por Alicia Dujovne Ortiz

LAS DOS EVAS Por Daniel Santoro

SI EVITA VIVIERA Por Felipe Pigna

INSEPARABLES Por Julio Bárbaro

MI EVITA Por Daniel Guebel

 

 

10 comentarios de “Cinco miradas sobre Eva”

  1. Eva Perón hizo caridad con dinero del Estado y esa caridad iba dirigida solamente a los que
    eran afiliados al peronismo. Los que no se afiliaban al peronismo eran salvajemente perseguidos y totalmente discriminados.- Hay que sacarse la CARETA y decir las cosas como son. Solamente en una replubliqueta bananera de cuarta como la Argentina de estos días se puede tomar la demagogica decision de imprimir billetes con el rostro de esa bailarina de cuarta que tuvo la suerte de juntarse con el demagogo de Perón

  2. LA HSTORIA SIRVE PARA TENER PASDO.Y PROGRAMAR UN FUTURO.ANTES DE PERON Y EVA LOS CONSERVADORES HICIERON UN PAIS DESIGUAL Y CORRUPTO.PERON VINO A DISTRIBUIR.CON TODO LO AUTORITARIO Q PAREZCA.MILITARES Y CIVILES HAN LLEGADO AL PODER SACANDO Y PONIENDO GENTE.RECURSOS.PRESTIGIO…..AHORA HAY DEMOCRACIA Y TAMBIEN ES IMPERFECTA….TENEMOS MUCHOS RECUERDOS VIOLENTOS Y DESENCUENTROS.
    EL MERITO DE EVA DUARTE FUE COLOCAR A LA MUJER EN UN SITIAL.TRABAJAR.Y DISPONER.

    1. pasan los gobiernos,el pais renace…..retrocede….progresa….hay toda clase de politicos…cada uno tiene un estilo….Argentina todavia no pago la deuda con su pueblo…..faltan muchas Evas….

  3. El resentimiento y el odio que sentía y proclamaba Evita contra todo aquella persona que no fuera Peronista (40% de la población) Tuvo su reacción igual y contraria de de los más gorilas de la Revolución Libertadora. Es una lástima porque los hospitales, hogares escuelas, casas de tránsito, asilos de ancianos escuela de enfermerá, campeonatos deportivos, la UES etc. fueron modelos de organismos admirablemente administradas con honestidad por el coronel Leis. Los recursos para esta gigantesma obra obtenidos por el aporte bajo presión de los industrialres y comerciantes que no querían ver destruídos sus actividades por la venganza inmediata que provocaba la negativa a colaborar. También tenemos que señalar que las “boiseries” los muebles de Nordisca, las alfombras, los cortinados de voile y de terciopelo no eran los indicados para una buena arquitectura hospitalaria, que siempre es cara y no admite el despilfarro de estos innecesarios gustos burgueses.No podemos dejar de reconocer que los últimos siete años de Evita puso una desesperada pasión en su ingenuo concepto de la distribución de la riqueza que llegó a muchísima gente, y creó un mito de sacrificio y abnegación justamente reconocido por multitudes.
    El actual gobierno del mismo signo partidario y con sus mismos métodos podría recontruir y mejorar estas instituciones acudiendo a personas idóneas y generosas a quienes le duele la profunda desigualdad provocada por las insensatas políticas económicas y sociales

  4. Demagoga total. Es fácil hacerse abanderada de cualquier cosa con la plata de los argentinos y poniendo vos de miserable enferma. A partir de ellos comenzó la corrupción en nuestro querido y deteriorado país. Digamos las cosas como son y busquemos héroes nacionales en Arturos Illias que terminaron sus días ejerciendo su profesión.

  5. Podrían haber entrevistado a Carlona Barry, historiadora que ha hecho excelentes trabajos sobre la fundación Eva Perón en lugar de citar al oportunista de Pigna

  6. 60 años y el país cada vez con más pobres que esperan la “Justicis Social”. El peronismo es un enorme fraude o, de última, un fracaso histórico.

  7. Cristina intenta copiar el estilo de Eva Perón, tanto en el discurso como en lo fashion. Con esa estética del ridículo me recuerda cuando Eva Perón se la pasaba hablando de -mis Descamisados-, oh -mis Descamisados-, mientras que ella y su hermano se –encamisaban- con ropa y joyas que ni la monarquía europea podría pagar. Cristina y por ejemplo Chavez, no van a ser los primeros revolusionarios que empiezan haciendo alarde de su compromiso estético con los desfavorecidos y acaba con una gran fortuna en los bancos suizos; en latinoamerica y en nuestro pais sobran los ejemplos. El discurso vacio de los Kirchner, es la tradicional y típica colección de tópicos con la que el eje narco-populismo-patoteril envalentona y alimenta al obtuso zurdo socialismo progre argentino. Saludos, MyE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *