Cultura / 14 de septiembre de 2012

El placer de los dioses

Deidades que no reniegan del sexo. Mistificación del poder. El análisis del filósofo Santiago Kovadloff.

Por

En el hinduismo hay varias deidades femeninas. A muchas, en la mejor tradición de su cultura, se las representa vestidas con lo que en occidente consideraríamos poca ropa. Sensualidad implícita. Por su parte, en los politeismos grecoromanos, la figura de la mujer como objeto de culto no solo existe sino que –por caso, en el Olimpo Griego– la promiscuidad pareciera ser un problema. Son varios los mitos que relatan las aventurillas amorosas de Zeus y los suyos, que dieran origen a semidioses, bastardos y apócrifos de toda índole.

Pero el cristianismo es muy distinto. A tal punto la fe católica reniega del sexo, visto como fuente de tentación y pecado, que su principal imagen de mujer sagrada es virgen.

En la última edición de Noticias, el filósofo y escritor Santiago Kovadloff analiza, entre otros puntos, cómo el relato oficial ha tendido –lenta pero espeluznantemente– a la deificación de sus líderes.

La Presidente Cristina Fernández de Kirchner nunca nombra en público a su difunto esposo. Es solo “Él”, sin más presentaciones necesarias. “Cuando ella no lo nombra, hace algo muy interesante”, dice Kovadloff, “Es solo una conjetura, pero creo que no lo nombra porque considera que él no cabe en la palabra. En la tradición judía, a Dios no se lo puede nombrar, porque Dios es lo inconmensurable ¿Y qué palabra puede dar cuenta de lo inconmensurable sin ser en sí una contradicción? Cuando ella no lo nombra, está dando una idea de que lo que él implica rebasa ampliamente lo que de él pueda decirse. Pero, al mismo tiempo, estoy convencido de que ella se atribuye a sí misma un poder de conducción que no puede encontrar paralelo en ninguna figura que ejerza la política sin ese espíritu visionario. La finalidad fundamental [de este modelo] es crear una democracia que ya no esté sujeta a controles, porque hay un proyecto de transformación social que está presidido por un liderazgo iluminado, en manos de un hombre (o una mujer) providencial. Y en este punto reaparece lo religioso (y esto se lo he leído a Fontevecchia en sus columnas): la aparición de un régimen vertical que tiene por finalidad la redención por la vía de la transformación del Estado convertido en un proyecto donde la ley está supeditada al ideal del poder y no al revés”.

Quizás esta nueva construcción, la del mito de una “Santa Cristina” –acaso una mayor emulación de la leyenda de Evita– sea la que provocó que tantos se sintieran incómodos ante la tapa de Noticias que habla sobre “El goce de Cristina”.

Porque Cristina es Dios. Y –en una patria cristiana y observante de las buenas costumbre– los dioses no gozan.

 

9 comentarios de “El placer de los dioses”

  1. ÉL era la forma más sencilla y popular, en la antigüedad, de llamar a Dios, como a cualquier deidad, y tal expresión era comúnmente usada con tal significado por los israelitas y sus vecinos. Como dato curioso y casi olvidado, cabe recordar que hay una novela titulada “EL”, obra de la escritora española Mercedes Pinto (1883-1976) basándose en la cual se filmó en 1952 la película mexicana homónima dirigida por Luis Buñuel e interpretada en los papeles estelares por Arturo de Córdova, actor mexicano y la actriz argentina Delia Garcés. ¿Habrán leído la novela o visto la película los kirchneristas? Me parece difícil. Pavada de dato le doy a Kovadloff.

  2. perdón por la indiscreción: este Santiago Kovadloff ¿es el mismo que escribía en la revista Crisis en los años 70? ¡Cómo nos cambian los años! Con la literatura no comería pero se dignificaba. Ahora parece que prefiere comer bien.

  3. Digo yo ,si CATALINA LA GRANDE fué una gran zar ,esta chica es graciosilla con sus mohines , total SOMOS SUDACAS y estamos acostumbrados.
    PROCEDEMOS COMO SUDACAS ACOSTUMBRADOS.

  4. Nestor Carlos si llegás a ser EL resucitado ,TEN EN CUENTA que en el momento de ALASINO estaban separaditos o se hacían los separaditos para que en el sur se pudiesen aprovechar las comisiones por el petroleo( gauchada del pacto de OLIVOS) Y EN BS AS la chica pudiera estar RESISTIENDO SOLITARIA.COORDINACION PERFECTA.ALASINO estaba bastante bien para sus aspiraciones chetas.
    PERO EL POBRE PICHETO NOOOOOOOOOOO, eso no es gusto distinguido.
    Por parte de AMADO no hay trato pero por AMADO no por ella.

  5. Que se puede esperar de una supuesta prensa en contra que asegura con el gobierno que el país ESTA DESENDEUDANDOSE.
    POR QUE NO LE DICEN LA VERDAD AL PAIS DE LO QUE SIGNIFICO EL EXITOSO AMOTINAMIENTO POPULAR CONTRA DE LA RUA QUE TODOS SUPIMOS CONSEGUIR.

  6. Por más que los filósofos la expliquen la tapa es una falta de respeto a una mujer.
    Nada más que eso.
    Aparte desvió ,convenientemente ,el problema entre ella y ROCA y más aùn el jugoso comentario del PIBE BOLCHE contra TECHINT y las cartas de conciliación amorosa que ,curiosamente no fueron comentadas en su detalle por la prensa.

  7. pero g o z o mucho sino npreguten a alasino y pichetto y a amado el vice..ellos lo saben bien:a en las sabanas se mueve como una diosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *