Restaurantes / 27 de Marzo de 2013

resto

Historia, amor y rosas

“Torcuato & Regina”. Santa Fe 772, Retiro. 4312-9410/3349. Cocina italiana. Lunes a viernes de 8 a 24, sábados de 9 a 24, domingos de 11 a 19. Reservas. Principales tarjetas. “Un té con nuestra historia”: $ 200. Precio promedio: $ 80.

Por

La plaza San Martín es quizás la más linda de Buenos Aires. Además de la belleza de su botánica está rodeada por la más esplendorosa arquitectura francesa, con el Hotel Plaza y el Círculo Militar a la cabeza. Por ella pasearon del brazo parejas célebres como Borges y María Kodama, que vivían enfrente y, varios años antes, allá por el 1900, el futuro presidente Marcelo Torcuato de Alvear y Regina Pacini, una cantante de ópera portuguesa. Ellos protagonizaron una de las historias de amor más escandalosas de la época: él era un codiciado soltero, ella una mujer de 30 y pico dedicada a su carrera; él la siguió por medio mundo, le envió cientos de rosas, hasta que la conquistó y se casaron, para sorpresa de toda la alta sociedad porteña. Hoy, esta pareja quedó inmortalizada en “Torcuato & Regina”, la confitería/restaurante ubicada frente a la plaza que cobijó su amor.
Precisamente esta historia es la que iniciará el ciclo “Un té con nuestra historia en Torcuato & Regina”. Todos los sábados de abril, media hora pasado el five o’ clock reglamentario, podrá deleitarse con un espléndido servicio de té con tortas, scons o tostadas mientras escucha a Eduardo Lazzari, dueño y especialista en divulgación y preservación del patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Buenos Aires, contarle las historias de amor más resonantes de nuestra historia.

Este original evento es otro de los guiños (también hay viernes de jazz y sábados de tango) que distinguen a “Torcuato & Regina” de la genérica confitería porteña establecida durante años en esa esquina. Sus nuevos dueños supieron sacarle brillo para dejarla a la altura de la sofisticación de la zona. La ambientación está inspirada en el Hotel de La Trémoille de París: pisos de mármol, paredes revestidas de tela de tual de Jouy, apliques de bronce y mesas de buena madera. También el cuidado del servicio y la calidad de los productos de cocina y cafetería marcan la diferencia.

La carta de “Torcuato & Regina” es extensa, y de inspiración italiana. Tienen pizzas (desde las tradicionales Margherita y Napolitana hasta la de Brie, con rúcula, pimienta molida y oliva); paninis (sándwiches, algunos no tan italianos pero originales como el Panini Andino, con semillas de quinoa, hongos, rúcula y mostaza); elaborados platos de carnes como el lomo al Malbec, con salsa de hongos y hierbas; sabrosos rissottos, como el de ragú de osobuco; y pastas, en preparaciones clásicas y contemporáneas, como los gnocchi de remolacha. Tampoco faltan los spuntini (versión italiana de las tapas) para el copetín: croquetas de arroz a la bolognesa con corazón de mozzarella, paté de foie al cognac con chutney de cebollas y la Porchetta a la romana, con lonjas de jamón de cerdo braseado y cóctel de hongos.

Para honrar el amor que le dio su nombre, en “Torcuato & Regina” se colocan y reponen diariamente rosas frescas en todas las mesas, y tienen un libro de poemas para que los clientes vuelquen allí sus inspiraciones románticas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *