Clásica / 11 de junio de 2013

clasica

700 chicos en concierto

“Iguazú en Concierto. IV Festival Internacional de Orquestas Infanto Juveniles”. En Puerto Iguazú, Misiones. Madrina: Elena Roger. En el Sheraton Iguazú y otras 9 locaciones, del 27/5 al 1/6.

Por

En la cuarta edición de este festival participaron coros, orquestas, conjuntos de cámara y solistas de la Argentina, Francia, Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Turquía, Australia y Ucrania. La difícil tarea de selección, estuvo a cargo de la reconocida Andrea Merenzon, directora artística, y además se convocó a un concurso por internet, por el que se seleccionaron dos intérpretes por jurado y dos por votación de la gente a través de las redes sociales.

El denominador común es la edad de los participantes: niños y jóvenes de entre nueve y dieciocho años. Se presentaron agrupaciones poco usuales para la música “de concierto”, como la Orquesta de Arpas Sonidos de la Tierra (Paraguay), cuya versión de “Pájaro campana” causó gran empatía con el público local, o la St. Thomas’ Episcopal Pipe Band (EEUU), multipremiada banda de gaitas escocesas. El tango estuvo representado por el interesante Quinteto Gavazza Martínez, de Rosario.
La simpática solista de trombón Polina Tarasenko, una ucraniana de once años, tocó jazz con desenvoltura y resultó una de las atracciones del Festival. Las integrantes del Adana String Quartet, de Turquía, tuvieron excelente desempeño. Entre los coros, el Domingo Zipoli de Córdoba, el de la Universidad de Cuyo y el brasileño Coral do Canarinhos plasmaron un refinado repertorio.

Los niños prodigio conmovieron: fueron los hermanos australianos Joshua y Oscar Han (diez y doce años), pianista y violinista respectivamente, y la violinista rusa María Andreeva (trece años), que tocaron un repertorio exigente, con soltura y precisión.
El fenómeno más interesante del festival son las orquestas y el hermoso trabajo que realizan. Participaron la Orquesta Juvenil de Grillos (Misiones); Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Jujuy; Petites Mains Symphoniques (Francia); y Orquestra de Cordas Instituto Grupo Pao de Açucar (Brasil). Esta última presentó dos solistas que interpretaron un difícil dúo de Bottesini: Leonardo Jaffe (violín) y Filipe Dandalo (contrabajo).

La última jornada, todos los músicos integraron una imponente orquesta, en un clima de calidez, entusiasmo y comunión. Participó Elena Roger, espléndida, destacándose en “No llores por mí Argentina”. Dos momentos particularmente logrados fueron el “Coro de los niños”, de Bizet (dirigido por Eric Du Faÿ) y “Mambo”, de Bernstein (dirigido por Miguel Brizuela).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *