Economía, Sitios Externos / 28 de febrero de 2015

El dólar ‘ancla’

Sigue la escasez, pero la baja del blue achica la brecha con el oficial.

Después del virtual cierre del mercado de cambios para los importadores, el Banco Central volvió a habilitar compras de dólares para pagar importaciones, manteniendo de todas maneras, fuertes controles e introduciendo nuevas restricciones para la asignación de divisas. Este celo en el acceso de los importadores al mercado de cambios fue una demostración de la preocupación con que ve el Central la evolución de las reservas internacionales, que después de haber acumulado US$ 2.532 millones en diciembre del 2014 subieron solo US$ 9 millones en enero y vienen cayendo unos US$ 150 millones en lo que va de febrero. Este estancamiento en las reservas se produce a pesar de que siguieron ingresando dólares del “swap” de monedas con China (unos 800 millones en lo que va de este año) y que pronto estarían entrando divisas asociadas a las colocaciones realizadas por YPF (US$ 500 millones) y por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (US$ 500 millones), los cuales ayudarán a sobrellevar la escasez de divisas hasta tanto comience el período de mayor liquidación de dólares en el mes de abril.
Sin sobresaltos. En este contexto de escasez de divisas, las cotizaciones alternativas del dólar siguen, sin embargo, sin mostrar grandes sobresaltos, destacándose particularmente el retroceso que muestra el llamado dólar “blue” hasta reducir la brecha con el tipo de cambio oficial a niveles cercanos al 50%, muy lejos de los máximos observados a mediados de 2014 del 89%. El comportamiento de este mercado parece estar influido por la oferta de moneda extranjera proveniente de la demanda por el “dólar ahorro” (que solo durante los seis primeros días hábiles de febrero totalizó US$ 231 millones, lo que representa un incremento de 161% respecto a igual período del año anterior). Mientras tanto, tras un marcado retroceso en los últimos meses, las expectativas de devaluación implícitas en los futuros del dólar han pasado a alinearse con los rendimientos en pesos. Así los futuros a 6 meses del dólar que cotiza en Nueva York tenían implícitos un ritmo de devaluación anualizada de 28,4% contra valores de 53% que registraba en octubre pasado. En lo que respecta a rendimientos en pesos, el Banco Central detuvo el ligero descenso en las tasas de las Lebac que venía aplicando durante enero, consolidando una incipiente recuperación en las tasas de interés. En consonancia con esa decisión, el Central retiró del mercado durante la última semana unos $ 6.500 millones, que se agregaron a los más de $ 26.000 millones que esta institución absorbió durante enero. Estos niveles de esterilización eran necesarios dada la masiva inyección de medios de pagos realizada desde el Central durante los últimos meses del 2014 para financiar al muy deficitario sector público. A pesar del mayor atractivo de los rendimientos en pesos, el Central mantiene su estrategia de emplear el tipo de cambio como “ancla” contra la inflación manteniendo, a pesar de cierta aceleración en enero, el ritmo de devaluación del cambio oficial en el entorno del 1% mensual.

 

Comentarios de “El dólar ‘ancla’”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *