Motores / 6 de Mayo de 2015

FORD MONDEO TITANIUM

Llega con ventaja

Un auto con buena relación entre calidad y equipamiento. Se pone a la altura de los premium.

Por

A raíz del impuesto que generó el gobierno desde hace poco más de un año, el segmento de los autos de alta gama sufrió un fuerte impacto en sus ventas. Pero no solo el impuesto interno afecta a estos modelos, sino también el arancel de importación que, en el caso de los modelos que llegan de extrazona (Europa, Oriente, EE. UU., etc.), es del 35 %, salvo los modelos que arriban desde Brasil y México, que no lo pagan. En este contexto, Ford lleva todas las de ganar, ya que su nave insignia, el Mondeo, ahora proviene de México y eso se traduce en un precio competitivo para el consumidor final. Como ejemplo hay que considerar que modelos de segmentos inferiores, como, por ejemplo, el Focus en su versión más equipada se ofrece prácticamente al mismo valor que el Mondeo más accesible. Llega en tres versiones: SE con motor de 170 caballos a $ 420.000, SE 2.0 Ecosboost de 240 CV a $ 465.000 y, la versión más equipada, la Titanium, que también utiliza el  motor Ecoboost de 240 CV, a $ 658.900.  Este modelo es el rival directo, entre otros, del Volkswagen Passat  y el Peugeot 508, que supieron ser los referentes y que en breve serán renovados.  Entre los aspectos más interesantes del Mondeo se enumeran el comportamiento dinámico, que le permite viajar en ruta con absoluta solvencia. Su motor de cuatro cilindros turbo y 240 caballos le confiere prestaciones dignas de un deportivo (orilla los 226 km/h de velocidad máxima) y su nivel de seguridad lo acerca a lo mejor que ofrecen las marcas más selectas. Entre otros elementos, la versión Titanium posee diez airbags con la novedad de que los cinturones de seguridad traseros también incorporan bolsas de aire. El conjunto de suspensiones refleja un balance bastante adecuado entre confort de marcha y respuesta en ruta.

Como todo auto siempre existen aspectos por mejorar y, en este Mondeo, el  despeje del piso es bastante escaso, lo que obliga a tomar muchos recaudos para poder circular con tranquilidad. Tampoco su rueda de auxilio es la más adecuada y los comandos del volante y la consola son tan numerosos que pueden llegar a confundir.

En resumen, un auto de marca generalista con buen diseño y atributos premium, que se vale de una interesante relación precio, producto, equipamiento.

*Editor de la revista Parabrisas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *