Empresas / 12 de septiembre de 2015

Hacks/Hackers Media Party, reinventando el periodismo

Programadores y reporteros se reunieron con un objetivo común: la innovación mediática.

Por

hack hackers media party
OTRA VISIÓN. Un centenar de desarrolladores de software, diseñadores web y arquitectos de redes y medios ofrecieron conferencias y talleres en la Ciudad Cultural Konex. La búsqueda de un nuevo lenguaje a código abierto.

Melissa Bell, cofundadora del sitio de noticias estadounidense Vox.com (con 24 millones de visitas únicas mensuales), dio una especie de consejo a los asistentes al Media Party: “Muchas veces distintas redacciones tratamos de resolver los mismos problemas. Nuestra experiencia es que tenemos que hacerlo juntos, en función de lograr contar mejores historias”. Su reflexión fue más allá: “Los medios tradicionales privilegian la primicia antes de la comprensión: qué y dónde, en vez de por qué y cómo. Estuvimos investigando cómo se consumen las noticias y descubrimos que mucha gente no entiende de qué le hablan, porque no puede contextualizar historias complejas, que requieren un seguimiento. Lo llamamos el problema del ‘¿qué carajo?’”. Así desarrollaron la idea de “periodismo explicativo”, donde cada artículo está acompañado de fichas que ofrecen información contextual en profundidad. “Todo tiene que poder explicarse en dos instancias: en tres frases y en 12.000 palabras -apunta Bell-. Requerimos diferente información en diferentes momentos”.
El marco era propicio: el multitudinario encuentro de los periodistas con la tecnología en la Ciudad Konex ya lleva cuatro ediciones en Buenos Aires. Está organizado por el capítulo local de la organización Hacks/Hackers, una conjunción de cronistas y programadores que apunta a repensar la construcción de la noticia mediante la conexión de “hacks” (reportero, en el argot norteamericano), y “hackers” (diseñadores, en sentido irónico respecto al concepto de “pirata”). Se proponen nuevas plataformas de investigación, presentación y visualización de la información.
Desde que se fundó en el 2011, se formaron grupos de “hacks/hackers” en todo el mundo: la comunidad de Buenos Aires es, por lejos, una de las más numerosas: unos 5.000 conectados, entre ellos 65 voluntarios que organizaron el evento con el auspicio de Knight Foundation, Knight Mozilla Open News, International Center For Journalists y Mozilla Foundation. Unos cuarenta invitados internacionales compartieron los recursos y herramientas que se están experimentando en redacciones como las de The New York Times, Los Angeles Times, The Guardian (Londres) o ProPublica (Washington).
La audiencia primero. Tres conferencias pusieron el acento en los lectores (que en periodismo multimedia ya no solo leen). La más radical fue Jennifer Brandel, cofundadora de Hearken (prestar atención): “El periodismo pone a la audiencia en el último lugar”, provocó desde el inicio. “Pensamos un artículo, investigamos, escribimos, publicamos, y recién entonces habilitamos comentarios donde sabremos si a alguien le interesaba ese tema. En general son un espacio de enojo, que no sirve para nada. ¿Qué pasaría si tratáramos a los comentaristas como fuentes, si las notas nacieran no de lo que piensa un editor, sino de la curiosidad de los lectores?” Ese es el modelo de su sitio: “Descubrimos que la gente tiene preguntas fantásticas, que nos descubren temas a la vez relevantes y originales. Y nuestro rol cambia, de guardianes a conectores”.
Amanda Zamora se presenta como “editora de implicación” (“engagement editor”) del sitio de periodismo de investigación ProPublica. Su tarea es involucrar a la audiencia en las noticias. Propuso un periodismo que cree “relaciones significativas con los lectores”, y dictó un taller acerca de cómo lograr que funcionen como fuentes en investigaciones de largo aliento.
Las herramientas. También hubo charlas y talleres orientados al detrás de escena tecnológico de las redacciones multimedia. “Si los periodistas son James Bond, yo soy Q: les doy la birome que explota”, se presentó Douglas Arellanes, al frente de la factoría de software para prensa Sourcefabric. Francis Tseng, de The New York Times, mostró un sistema para mejorar la moderación de comentarios. Jeremy Mims, de OwnLocal, atacó un problema más simple y más acuciante. “Amo el periodismo. Lo que no amo es que no sea fácil mantenerlo. La transparencia y la apertura no pagan las cuentas”, aseguró. “Como el coyote, los diarios siempre creen que la próxima tecnología los va a salvar, y siguen corriendo al correcaminos”. Propuso priorizar los esfuerzos para encontrar “una solución para financiar las noticias”, un objetivo compartido por la mayoría

 

5 comentarios de “Hacks/Hackers Media Party, reinventando el periodismo”

  1. OHHHH SOY CHORIZO OHHHHH SON CHORIZO Y SOY DEL PROOOOO
    ESTRIBILLO DE LA NUEVA CANCIÓN DE LOSSSS
    LOS PIBES PRO CHORROS…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *