Restaurante / 26 de Septiembre de 2015

Hollywood está que arde

“6to”, Costa Rica 6038, Palermo. 15-5149-4642. Cocina mediterránea a las brasas. Dgo. a jue. de 7 a 24. Vier. y sáb. de 7 a 1. Reservas. Valet Parking. Precio promedio a la carta: $ 300.

Por

Restaurantes nuevos abren todo el tiempo, pero muy cada tanto hay uno que realmente impresiona. Esto sucedió con 6to, llamado así porque es el sexto restaurante del Grupo Sottovoce, de los hermanos Waisman. Hace 17 años comenzaron con La Taberna en su natal Lomas de Zamora, continuaron con dos sucursales de Sottovoce, una en Puerto Madero y otra en Recoleta, donde luego abrieron Fervor de Buenos Aires y El Burladero. Todos tienen su personalidad y están impecablemente bien puestos y, en su desembarco en Palermo Hollywood, tenían que sorprender más que nunca. Lo lograron. 6to es imponente, sofisticado y cool a la vez. Es una brasserie, cafetería y bar abierto de sol a sol todos los días de la semana, y ya promete ser el meeting point obligatorio de la zona.
Para empezar, 6to es una brasserie, es decir que todo, hasta los ñoquis de sémola, se hacen a las brasas. El fuerte es la pesca, que llega fresca desde Mar del Plata todos los días en una suerte de camión-flete que provee a todos los restaurantes del grupo Sottovoce. Sabiamente los Waisman decidieron preparar el pescado entero (lenguado, corvina, anchoa o lo que llegue), asado con leña de manzano, lo cual le aporta un agradable ahumado. Es la mejor manera para que se luzcan todos sus atributos. Sólo queda sumarle un chorrito de un aceite de oliva bien aromático, espolvorearlo apenas con pimentones españoles (que llegan a la mesa en sus frascos originales con cucharitas), y acompañarlo con papas, cebollas y hasta polenta asada (crocante por fuera y generoso pimentón y ajo). El grillado de mar (para compartir, igual que el pescado entero) también se luce por la variedad y calidad de su materia prima: pescado blanco, salmón, pulpo, chipirones y tortilla a lo pobre (papa y cebolla) también hecha a las brasas. Un festival marítimo.
Fieles al espíritu carnívoro argentino, en 6to hacen su propia salchicha parrillera (nada de aglutinantes, saborizantes y grasa), que se sirven sobre lentejas; tienen excelentes mollejas (servidas con polenta de garbanzos y ajo blanco); y otras originalidades como el tuétano con spaetzle de espinaca. Otra especialidad son las hamburguesas: de novillo, de langostinos, de salmón y de falafel. Entre las pastas se destacan los ñoquis de sémola a las brasas (un manjar, con espinacas salteadas, avellanas y tomates cherry) y los tagliolini gratinati como en el Harry’s Bar de Venecia (con prosciutto, una especie de tallarines a la parisienne refinados). El postre también se hace a las brasas. El ananá asado (con salsa de maracuyá y helado de mandarina) se sumó a la carta luego de que nada menos que Karl Lagerfeld lo pidiera en su visita a Fervor. Otro postre para dejarse tentar es el milhojas de zapallo con mascarpone.
La barra está dispuesta a cualquier hora.

Cocina ★★★★
Servicio ★★★★
Ambiente ★★★★★

 

3 comentarios de “Hollywood está que arde”

  1. Casi 187 empleados en el crucero. Como casi? Si dijeras casi 190 empleados habría logica en que hayan sido 187. Pero casi 187? Cuantos seria? 186 y medio? Dfg

  2. Yo en cambio antes de opinar fui a comer a 6to hoy, y en términos generales estoy de acuerdo con lo escrito.

    A favor: excelente atención en el mozo César que nos tocó (completamente inusual en Bs As pero lógico porque el chico es peruano), carta breve y original, platos que responden a la carta (otra rareza) y preparación inobjetable hasta donde un digamos usuario frecuente de restaurants bastante exigente puede apreciar (manejé algunos años un instituto de gastronomía importante). Probablemente un profesional vea defectos que los clientes comunes no vemos, pero eso pasa en todos los órdenes.

    En contra: algunas mesas muuuuy juntas (15 cm), algún temita que hubo con el ticket, nada grave, y tal vez más bullicioso de lo que hubiera preferido.

    En resumen coincido con el artículo: una agradable sorpresa en la muy monótona propuesta gastronómica de Palermo Hollywood.

  3. Veo la nota de esta critica y cada vez más creo que el editor jamás lee lo que se publica. Claramente, los genes no siempre si transmiten o siembran en su herencia la sabiduria adquirida por los progenitores.Supongo que además de una comida gratis debe haber alguna clase de brive( coima) para que la Srta. Vidal Buzzi solo publique notas buenas y excelentes de lugares de dudoso origen. Claramente su descripción de lo que es, por ejemplo en esta nota una Brasserie, está dirigida hacia un público entre ignorante a berreta. O sea, 100% Nac & Pop. Donde siquiera quien haya viajado notará que no solo su nota confunde, sino que además, demuestra el tongo bajo la mesa (tal vez 1 docena de croissants) que hubo para redactarla. Como alguien que hace al menos 37 años trabaja en Gastronomia, siendo en los últimos 23 Maitre d´Hotel de una compania de cruceros, con 4 Restaurantes a mi cuidado y casi 187 empleados que ver, supervisar y entrenar cada dia, que alguien como ella siga escribiendo estas notas solo porque su padre lo hacia antes, me parece, un insulto.Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *