Política / 19 de noviembre de 2015

Macri: “Se puede vivir en una Argentina con pobreza cero”

El candidato presidencial por Cambiemos cerró su campaña en Humahuaca. Pedido a la Pachamama. Los números. Ver fotos

Mauricio Macri aseguró esta tarde en el acto de cierre de campaña, en Humahuaca (Jujuy) que los argentinos “estamos listos para vivir una etapa maravillosa de nuestra historia (…) el momento llegó, es ahora, desde Humahuaca”.

Macri, que recordó la Quebrada de Humahuaca como el sitio donde “caminaron generaciones de nuestros pueblos originarios” y donde está “el monumento a los héroes de nuestra Independencia”, y dijo que “falta muy poco para que empecemos a construir la Argentina que soñamos”.

“Ustedes me ratificaron (en cada lugar del país que visitó) que se puede, que podemos y merecemos vivir mejor. Se trata de vivir una Argentina con pobreza cero, de tener vivienda propia, con agua corriente, cloacas, con educación pública para nuestros hijos que garantiza mejores trabajos en siglo XXI”, señaló.

Añadió que otro punto es “enfrentar al narcotráfico para que no siga destruyendo nuestras familias; que unamos a nuestros argentinos porque pasamos demasiados tiempo enfrentados y construyamos puentes que nos permitan trabajar juntos”. También recordó que hace poco más de un mes anunció el Plan Belgrano que beneficiará a diez provincias del Norte argentino con grandes inversiones y programas para la niñez, la juventud y la tercera edad: “Tenemos proyectos nuevos para todos el país porque creemos que gobernar es cuidar, estar cerca, hacer y hacer todos los días para que todos tengamos el derecho de crecer juntos”, remarcó.

“Estamos listos para escuchar, necesitamos más escuchar que hablar, decir que esto es posible y decirles a todos que no peleemos, que no discutamos y cuidemos la energía para construir la Argentina que necesitamos”, subrayó.

Lo acompañaron el gobernador electo de Jujuy, Gerardo Morales; la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno electo de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el intendente de Neuquén y Horacio Pechi Quiroga y el presidente de la UCR, Ernesto Sanz.

Pedido a la Pachamama

Previamente, el candidato presidencial por Cambiemos participó del ritual de la Pachamama en la localidad de Huacalera, Jujuy.

“Le pedí sabiduría y fortaleza para conducir por el pueblo argentino por el buen camino”, reconoció Macri una vez finalizada la ceremonia, de la que también participaron el gobernador provincial electo, Gerardo Morales, funcionarios como los ministros Esteban Bullrich, Guillermo Montenegro, y Emilio Monzó, y también el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba.

Fueron varios minutos bajo el abrasador sol de Jujuy a 2.800 metros sobre el nivel del mar, donde Macri mascó hojas de coca, y cumplió con todos los pasos que le indicó la guía de ceremonias.

En un costado, el propio Durán Barba explicó: “Fue una ceremonia de sanación para ahuyentar los malos espíritus”. Antes del ritual de la Pachamama, Macri fue sorprendido en la puerta del Hotel Huacalera por un coro de niños que le cantaron y le recitaron un poema, mientras que a 30 metros se fue juntando un grupo de personas que reclamaron una foto, un saludo, y un encuentro que nunca llegó.

Ganar por 10 puntos

El equipo de Mauricio Macri no puede ocultar su alegría. En su entorno sobra confianza de cara a las elecciones del próximo domingo: prevén un triunfo “por más de diez puntos” y derrotar a su rival, el oficialista Daniel Scioli “en el norte y en la provincia de Buenos Aires”.

“La de Scioli fue la peor estrategia, porque si algo tenía Scioli era su carácter moderado; perdió su principal cualidad política”, consideró Monzó, el coordinador político del PRO.

En esta nota: