Sociedad / 14 de julio de 2016

Los mejor y peor vestidos según Fabián Medina Flores

Acaba de publicar su manual de estilo donde enseña a no caer en los errores de las famosas. Tinelli, Macri y los varones “fashion”.

Las peores: Victoria Vanucci, Lucía Galán y Vicky Xipolitakis.
Las peores: Victoria Vanucci, Lucía Galán y Vicky Xipolitakis.

Fue su amigo Jorge Ibáñez quien lo provocó: “Si escribe un libro cada personaje, ¿cómo no lo vas a escribir vos?”. Sin pelos en la lengua, Fabián Medina Flores asumió el desafío y no defraudó. La primera tirada de su “Manual de Estilo. Los secretos para encontrar tu mejor versión” (Grijalbo) se agotó en tiempo récord. Un resumen de los secretos de sus más de 15 años de carrera como asesor de moda de las famosas, comentarista de la alfombra roja de los Martín Fierro y columnista de “La jaula de la moda”. “Luché para que el prólogo lo escribiera Flor de la V porque si hay alguien que teniendo toda la adversidad decidió convertirse en una de las mujeres más elegantes de la Argentina, fue ella, y si eso no es la construcción de un estilo, entonces ¿qué es?”, asegura Fabián. Severísimo y cruel con los looks de las mujeres de la tele, les exige más que a las simples mortales. “Te presentan la ropa, te la regalan, y hasta –por más que te descompenses– te la podrías comprar, entonces tenés que estar divina SIEMPRE”. Según el autor, en el libro no se encontrará ninguna verdad revelada. “Esto no es el código Da Vinci. Revalidá los básicos de lujo como primera necesidad. Mejor una buena prenda que cien de temporada, y no repitas tu cara, repetí la ropa. O sea, dejate envejecer con belleza pero con dignidad”.
Fashion awards. Para el estilista las primeras impresiones son muy importantes porque en este mundo de encuentros vertiginosos no hay demasiadas chances para una segunda oportunidad. “El peso de la imagen es mucho. No es sólo la ropa, es el pelo, la postura, lo que decís y cómo. Las ‘paracaidistas’ que llegan una semana antes del Martín Fierro a decirme quiero ser una reina… ¡¿Una Reina?! Con mi asistente juntamos más de quince fotos robadas de Palermo en las que estás horrible, mal, ¿por qué te querés convertir en una reina, hoy? ‘Sorry’ no llegamos”.
Obviamente no son muchas las que entran en su lista de verdaderas “reinas”. Araceli González, Valeria Mazza, Mariana Arias, Karina Mazzoco, Inés Estévez, Evangelina Bomparola porque “rockea con la sastrería y es coherente lo que es con lo que se ofrece” y Mirtha Legrand, “la única mujer que sostiene la femineidad y la coquetería en el tiempo”.
De las que no aprobaron: Claribel Medina, Marina Calabró, Andrea Politti, Susana Rocasalvo, Luisa Kuliok, Lucía Galán.
A pesar de que asegura que nunca más asesoraría a políticas o vedettes, porque no están conectadas con la femineidad y no les gusta que les digan que no, son sus primeras nominadas a la hora de las críticas. “María Eugenia Vidal me encanta. Yo colaboré con su imagen. Es difícil vetirse para el rol que ocupa. No da para coquetear. Su look es el de una mujer trabajadora, correcta y activa, entre una maestra rural y la directora del colegio”. Para él, los estampados y los stilettos deben estar fuera de su agenda. Sólo necesita un abrigo poderoso y, un buen par de zapatos,“porque camina por calles de tierra”.
Para Juliana Awada también hay halagos. “Ella corre con ventaja, es mona, con una figura divina y tiene un guardarropa de ‘connoisseur’: no se pone un Cavalli que es de fácil lectura, sino una falda gris de Vera Wang que sólo la ven los que saben”. El único defecto para ser perfecta: los cuatro centímetros de más de su cabellera.
Desaprobadas. Bien distinta fue la influencia en las tendencias de Cristina Kirchner, según Fabián; “siempre me pareció muy largo y muy violento el color del pelo. El maquillaje era demasiado correctivo, demasiado dramático su abuso del rimel. No me gustan las teatralizaciones. La moda es una extensión tuya, cuenta algo de vos, y ella nos representaba. Jamás dejaría que mi abogado me defienda con una corbata de los ‘Tres chiflados’ por más que a él le parezca gracioso. Sé gracioso en tu casa pero no en Tribunales cuando me representás a mí”.
Medina Flores asegura que estaría entusiasmado en hacerle una renovación total a otra “chica fuerte” de la política local: la vicepresidente Gabriela Michetti. “Es una mujer mona, coqueta y con un estilo muy especial”.
Pero si entre las bancas queda todavía mucho por hacer, ni qué hablar de la tarea de “reparación extrema” que el estilista debería encarar entre muchas de las famosas mediáticas. “Si ella me pide que la asesore, lo primero que haría con Vicky Xipolitakis es cambiarle el peluquero… ¡o la peluca!”.
Victoria Vanucci también paso bajo el ojo aguzado de Medina Flores: “Es otra que padece el síndrome del pelo largo. Alguien les garantizó a estas chicas que las hace ver más jóvenes, y no es así. Ella maneja números importantes en su guardarropa: te morís si ves lo que tiene porque hay todo eso con lo que un estilista sueña y mucho más. Siempre los excesos son de mal gusto, pero me parece que una persona es coherente cuando se parece a lo que quiere ser. ¿Por qué debería estar vestida de otra manera? Ella abrió una tienda de lencería no una franquicia de Ermenegildo Zegna. Es lo que hay”.
Espejito, espejito. Los hombres son los primeros a la hora de incumplir con el “dress code”. Para Medina Flores esto tiene mucho que ver con el estilo del ex presidente Néstor Kirchner. “Tuvimos un presidente que creía que romper el protocolo era ser más autentico, cuando en realidad es lo contrario”.
Asegura que Marcelo Tinelli jugó un rol muy importante en el vestir masculino.“La gente de la moda y los hombres de su edad tienen que agradecerle que les dio el permiso. Un tipo exitoso y futbolero que los habilitó al chupín, al pantalón de color y al blazer de cuero”.
Igual que le sucede con las famosas, el crítico no les permite a los chicos de la pantalla estar mal entrazados en ningún momento. “Si vendés fantasía, tenés que estar siempre divino”. Su compañero de programa, Horacio Cabak (“siempre impecable”), Joaquín Furriel y Guido Kaczka (“dos referentes de una generación que entendió perfecto la moda”) están entre los mejor vestidos. Mientras que lapida a Mex Urtizberea (“habría que avisarle que ya no tiene edad para disfrazarse”), pone un manto de piedad en Mike Amigorena a quien le perdona “como lo hicimos con Pettinato” los toques de histrionismo en su guardarropas, “porque cuando tiene que estar bien, responde”.
De la misma forma, dice que aprobó el look informal del presidente Mauricio Macri mientras estuvo en campaña electoral, pero considera que ahora debería abandonarlo. “Cuando hay un mármol de Carrara con el Escudo Nacional y cuatro granaderos detrás, tenés la obligación de usar corbata. Es otro momento, antes estaba OK, pero ahora demostrame comando”, argumenta Medina Flores. Necesaria y existencial, la moda sigue su curso, “con ese mecanismo perverso que te hace necesitar algo que una vez que se tiene deja de ser necesario”.
Por eso, en estos tiempos donde mujeres y hombres están expuestos a la mirada del otro y a la crítica feroz de las redes sociales, Medina Flores asegura que la mirada frente al espejo debe ser más amable. “Si alguien quiere cambiar su imagen lo primero que tiene que hacer es amigarse con lo que ve, si no, no hay forma de ayudar”. 

 

Comentarios de “Los mejor y peor vestidos según Fabián Medina Flores”

  1. chicos:pàra mi una delas peores vistidas delasrevistas en concepcion blaquier la diseñadora y esmeralda mitre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *