Política / 6 de agosto de 2016

Exclusivo: Lázaro Báez cobró sobreprecios de un 65%

Una auditoría del Gobierno descubrió que se inflaron los presupuestos de tres obras del supuesto testaferro K. Los documentos.

Por

Cristina Kirchner estaba en medio de la entrevista con el periodista ultra K Roberto Navarro, el 3 de julio, cuando arrojó una frase que hizo sonar muchas alarmas: “Voy a proponerle al juez una auditoría a toda la obra pública realizada en mi gobierno”, aseguró, en lo que parecía un intento de despejar las sospechas que existen sobre el empresario Lázaro Báez, supuesto testaferro de la familia presidencial.
En el penal de Ezeiza la frase sonó como un disparo y el propietario de Austral Construcciones se decidió a hablar: “Cristina me usó de forro”, aseguró en un reportaje a Infobae que extrañamente fue publicado tres semanas después de haberse realizado.
Pero la propuesta de CFK también llegó a oídos de la nueva administración de Dirección Nacional de Vialidad (DNV) y de la Oficina Anticorrupción, que ya trabajaban en una revisión de las obras y que sólo debieron apurar el tranco para presentar una denuncia a la que NOTICIAS accedió en exclusiva. La idea de la ex presidenta fue un tiro que salió por la culata: de las primeras tres obras auditadas surgió que hubo un sobreprecio del 64,72% y muchas irregularidades en sus adjudicaciones.
Las obras que la DNV puso en la lupa son tres tramos de la Ruta Nacional Nº 3, en las provincias de Santa Cruz y Chubut, licitados entre agosto de 2006 y septiembre de 2007. En total son 3.775 kilómetros y la ruta de la circunvalación de Caleta Olivia. El presupuesto oficial para estas obras, que no se terminaron de realizar, fue de 141 millones de dólares. Un monto poco significativo si se tiene en cuenta que, según surge de la misma denuncia de Vialidad, el Grupo Austral recibió entre el 2007 y el 2015 2.196 millones de dólares.
Desde su encierro en Ezeiza, Báez intentó poner distancia con CFK: “Cuando ella llegó al gobierno nosotros dejamos de tener una participación activa en nada”. Sin embargo, su empresa fue la constructora que más dinero cobró en el período en el que Cristina fue presidenta. En el ranking preparado por Vialidad, surge que el Grupo Austral es el primero de la lista, con más del doble de dinero percibido que quien aparece segundo, JCR SA, empresa del fallecido Juan Carlos Relats (también vinculado a la ex mandataria), que recibió 1.100 millones de dólares.
Irregularidades. La investigación oficial encontró vicios que resultan demasiado evidentes. En algunas licitaciones, Austral ofertaba exactamente (hasta en los centavos) lo que la Administración General de Vialidad Provincial y la Dirección de Vialidad Nacional calculaban en el presupuesto estimado, que debería ser desconocido por las empresas hasta la apertura de sobres. “Conocían perfectamente y con quirúrgica precisión los términos de la oferta más conveniente”, escribe en su denuncia Javier Alberto Iguacel, el nuevo administrador general de la DNV.
De ese informe surge que en uno de los tramos de la Ruta Nacional Nº 9, los demás oferentes “conocían a priori que sus ofertas no tendrían éxito”. Las otras empresas que se habían presentado eran Kank y Costilla SA (dirigida por Martín Báez) y Petersen Thiele y Cruz SA (vinculada al grupo Eskenazi), que eran descalificadas por no cumplir con algún requisito. De esa manera, se direccionaba la elección a Austral.
Otras irregularidades surgen a raíz de la llamativa celeridad con la que se realizaba el concurso. Siguiendo con el caso anterior, una vez abierto los sobres, en el lapso de seis días hábiles la obra se preadjudicó, se adjudicó y se firmó el contrato, que fue aprobado por Vialidad Provincial. El mismo día en el que se rubricó el acuerdo comenzaron los trabajos y dos semanas después se solicitó el pago del 30% de la obra, que se abonó a las 48 horas.
Demasiadas desprolijidades juntas. Pero Lázaro Báez se ve a sí mismo como el chivo expiatorio de esta fábrica de corrupción. Por eso, superado por el enojo, expresó: “Escúcheme. ¿El presupuesto nacional quién lo aprueba? El Ejecutivo nacional. ¿Y quién participa en eso? El Ministerio de Planificación. ¿Quién dice dónde se tienen que construir las cosas? ¡El gobierno! Nosotros no somos los que elegíamos tal cosa”. Báez tira manotazos desde el pozo. Si él se hunde, confía en que muchos se hundirán con él.

 

4 comentarios de “Exclusivo: Lázaro Báez cobró sobreprecios de un 65%”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *