Política / 8 de agosto de 2016

Las dos semanas en que Carrió no habló con Macri

Se enfrió la relación con el Presidente. Su cruzada contra el jefe de la bonaerense y el factor Vidal.

Por

Lilita Carrió, entre varios frentes.
Lilita Carrió, entre varios frentes.

Desde que Macri asumió la Presidencia, para Elisa “Lilita” Carrió fue todo éxito. Sus denuncias en la Justicia Federal comenzaron a tener avances, sus enemigos quedaron neutralizados y el Presidente la escuchaba con frecuencia. Pero en las últimas semanas, una serie de episodios la amargaron. Su salud le jugó una mala pasada, quiso cargar contra el jefe de la Policía Bonaerense y fracasó, y tuvo un traspié en la denuncia que lleva adelante contra Daniel Scioli.

Desde el macrismo afirman que hace dos semanas no habla por teléfono con el Presidente. Esta versión fue confirmada por el entorno de Carrió, pero le quitaron dramatismo. “Es porque ella se recluyó en su chacra y no habló con nadie”, afirmaron.

Pero luego de ese reposo por prescripción médica, Carrió decidió organizar una cena en su casa con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, con quien tiene una excelente relación. Le cocinó merluza a la cacerola con verduras y crema. El motivo del encuentro era transmitirle su preocupación sobre Pablo Bressi, el comisario mayor de la Policía Bonaerense. Aunque la diputada no la pudo persuadir para que lo echara, la relación quedó intacta. Luego de esa reunión, se tiraron flores. “Pongo las manos en el fuego por Vidal”, afirmó Carrió en declaraciones a la prensa. Para despejar dudas de una posible crisis, Carrió y Vidal estarán juntas la primera semana de septiembre para dar una charla sobre política en el Instituto Hannah Arendt, la fundación de la diputada.

Salud y miedo. A principios de julio, Carrió sufrió una indisposición debido a una baja de potasio que la obligó a suspender todas sus actividades y recluirse para un estricto reposo. Durante las últimas semanas, cortó diálogo con casi todo su equipo (solo siguió en contacto con los más cercanos) y se fue a su chacra en Exaltación de la Cruz. Por otro lado también está atemorizada por las constantes amenazas que recibe. Durante la campaña electoral, el año pasado, le enviaron una caja con balas al Palais Rouge, donde ella había armado su búnker. Hace una semanas recibió un mail en su casilla personal que decía: “Cuiden a Carrió, porque el narcotráfico contrató bandas para asesinarla”. El mensaje fue analizado por la Policía Metropolitana y se le dio importancia debido a lo complejo que resultó rastrearlo. Fue hecho por un profesional.

En su última aparición televisiva, antes de volver al reposo, Carrió tiró sus dardos contra el tarifazo del macrismo. “Le daría un consejo a mi gobierno como abogada y especialista en derecho constitucional: hay que anular los aumentos de las tarifas, llamar a audiencias y fijar los aumentos en forma retroactiva. Es lo que marca la ley y esto se debe cumplir”, tiroteó en el programa “A Dos Voces”. Sobre su relación con Mauricio Macri afirmó: “Hablé con el Presidente y me encontré con él. Creo que diciendo la verdad es la mejor forma de ayudar”.

Estuvo recluida cerca de un mes. Volvió y no precisamente para hacer amigos.

 

2 comentarios de “Las dos semanas en que Carrió no habló con Macri”

    1. y sobre el titulo de la nota “las 2 semanas que Carrio no hablo con el gobierno “. para cuando? que paso o porque ? noticias viejas y puro “relleno” . es una nota pro macri. Veremos si Carrio tuvo un “tropiezo” o si cada vez la sigue mas gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *