Sociedad / 11 de Octubre de 2016

Claves para vivir bien y más

Consejos para crear entornos saludables, tomados de las áreas con más habitantes longevos del mundo.

Por

La "pirámide saludable" devela los secretos de las zonas azules para alcanzar la longevidad.

En el mundo existen cinco regiones cuyos habitantes tienen una esperanza de vida por encima de la media mundial con índices de cardiopatías y obesidad muy bajos. Estas poblaciones fueron el objeto de estudio de Dan Buettner y su equipo de científicos, que hicieron más de veinte viajes a estas comunidades para conocer sus hábitos alimenticios y costumbres. Como resultado, proponen una “pirámide saludable”.

En primer lugar, el experto insiste en que en todas esas áreas sus habitantes hacen ejercicio a diario, pero aclara que se mueven de forma natural. Es decir, las personas más longevas del planeta no se internan un gimnasio a levantar pesas sino que realizan caminatas diarias y se encargan de tareas como trabajar en su propio jardín o huerta.

Tener una mentalidad adecuada es fundamental. Esto se traduce en tener un propósito de vida, una razón por la cual levantarse todas las mañanas y, al mismo tiempo, tener técnicas para disminuir el estrés. Buettner insiste en que incluso en poblaciones tranquilas  sus habitantes son víctimas del estrés, que produce inflamaciones y es una de las causas de las principales dolencias asociadas a la tercera edad. Sin embargo, aclara que no sólo sirve hacer yoga o meditación; rezar, pasar tiempo con amigos o tener momentos al día para relajarse son buenos mecanismos.

Comer con sabiduría es otro de los pilares de una vida larga y saludable. Los científicos confirmaron que en estos lugares las personas comen hasta alcanzar el 80% de saciedad, incluyen verduras en todas sus comidas (sobre todo hortalizas de hojas verdes) y beben una o dos copas de vino a diario.

En la base de la “pirámide saludable” se encuentran los factores asociados a la vida social. Tener amistades fuertes, contacto con la familia y grupos de contención como pueden ser los religiosos son consideradas acciones saludables.

Todos estos consejos pueden ser incorporados en la vida de cualquier persona a través de cambios pequeños que generan importantes transformaciones al nivel de la salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *