Economía / 6 de Noviembre de 2016

En qué se ajustará el gasto público en 2017

Los mayores recortes afectarán a los subsidios energéticos y las partidas de justicia, telecomunicaciones e industria.

Por

El ministro de Produccion, Francisco Cabrera, es uno de los más afectados por el ajuste presupuestario, sobre todo en lo que respecta al área industrial. A fines de octubre pasado sostuvo en Washington: "No hay un problema de empleo sino de calidad del empleo".

En un contexto internacional incierto, el Gobierno envió un proyecto de ley de presupuesto 2017 que prevé un leve ajuste del alto déficit fiscal. La Cámara de Diputados lo aprobó el 3 de noviembre con retoques para elevar algo el gasto inicialmente previsto en ciencia, universidades, cultura y derechos humanos.
Más allá del reparto entre ministerios, si uno mira el gasto por finalidad, como hizo la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), se advierte que los rubros con ajuste en el proyecto original (los que crecen por debajo del 17% de inflación proyectada) son justicia (5,7%), relaciones exteriores (-13,5%), administración fiscal (0,5%), inteligencia (-10,2%), trabajo (6,1%, sobre todo por una poda de 240.000 beneficiarios del seguro de capacitación y empleo, que asiste a los que buscan salir de la desocupación), agua potable y alcantarillado (7,5%), energía (-20,9%, por nuevas rebajas de subsidios y consiguientes alzas de tarifas), comunicaciones (6%, en parte por menor inversión de la Comisión de Actividades Espaciales, que sostiene misiones satelitales), agricultura (7,6%) e industria (5,6%). El gasto en salud se mantiene (crece en términos nominales 16,3%) porque el ajuste en el ministerio del área se compensa con fondos de obras sociales. Donde hay recorte es en el plan Progresar, que becará a 500.000 estudiantes, ya no 700.000.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *