Economía / 13 de noviembre de 2016

Los actuales negocios de Trump con empresarios argentinos

El presidente electo construirá oficinas en Buenos Aires y levanta una torre de departamentos en Punta del Este.

Por

Trump con sus socios argentinos, Yellati y Yaryura.

Donald Trump acababa de lanzar su precandidatura para la interna republicana, era mayo de 2015, pero monitoreaba sus negocios globales en sus oficinas de Nueva York, cuando un grupo de argentinos se acercó a saludarlo. Eran los socios de YY Development Group con los que está construyendo desde 2014 una torre de 80 departamentos en Punta del Este: Moisés Yellati y Felipe Yaryura Tobías, junto con el director general de esta desarrolladora inmobiliaria porteña, Juan José Cugliandolo. Les regaló una sonrisa y los dos pulgares arriba, como los de la campaña electoral. Se mostró muy interesado por el proyecto uruguayo, pero les dijo: “Hay que hacer algo en la Argentina”.
Uno de sus hijos, Eric Trump, encargado del negocio en América del Sur, estaba de acuerdo, pero cuando se liberara el cepo cambiario y los inversores pudiesen entrar el dinero a un tipo de cambio más alto y sacar la renta el día de mañana. Eso ocurrió apenas comenzó el Gobierno de Mauricio Macri y por eso los Trump e YY compraron un terreno en la avenida 9 de Julio para construir una torre de 34 pisos de oficinas.
Trump conoció a los Macri cuando les compró un solar en Nueva York en 1984 y desde entonces mantuvo contacto con ellos. Pero por ahora en Latinoamérica sólo tiene una torre multiuso en Panamá y un hotel en Río de Janeiro. En 2012, Yaryura aprovechó el contacto de un amigo en común con el futuro presidente estadounidense para proponerle el negocio en Punta. Entonces Donald mandó a Eric y a una de sus hijas, Ivanka, al balneario esteño en pleno verano austral. Les encantó y apostaron. Eric Trump siguió viajando a Uruguay, nunca vino aún a la Argentina, y conoció a varios de los compradores de los departamentos de la Brava, que estarán listos en 2018. El 60% de las unidades ya se vendió, algunas pocas a famosos empresarios y deportistas argentinos. Las más chicas son de 100 metros cuadrados y cuestan 520.000 dólares y las más grandes, de 300 metros y valen 2 millones. Ahora los desarrolladores comenzarán a ofrecer financiamiento para el 40% sin vender: 50% al contado y la otra mitad en cuotas a lo largo de hasta diez años y con un interés del 6% anual en dólares.
El fenómeno Trump llevó a que más curiosos visitaran el showroom en Punta. También le ofrecen a YY terrenos en el centro porteño, Bariloche y Neuquén. Sus dueños y Eric Trump ya verán.

 

2 comentarios de “Los actuales negocios de Trump con empresarios argentinos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *