Cine / 17 de noviembre de 2016

La chica del tren

(EE.UU., 2016, 105′) Suspenso. Dirección: Tate Taylor. Con Emily Blunt, Haley Bennett, Rebecca Fergusson y elenco. AM16.

Por

★★★ Por un lado, está muy bien Emily Blunt, cuya mujer divorciada con problemas serios nos conduce por este mundo que es al mismo tiempo el de los deseos de una clase media suburbana y la fantasía sobre la violencia familiar. Pero lo que importa es que esos temas se combinen en una trama de suspenso efectiva, que realmente sufriéramos la doble tentación de saber y no querer saber que incluye a la protagonista. Hay un misterio pero si bien la película apuesta por momentos interesantes, en cierto punto comienza a ceder a una mecánica previsible hasta en sus sorpresas. El tema se diluye en la construcción de flashbacks y golpes de efecto, que imaginamos que veremos más tarde o más temprano. Así, salvo por la actuación de su protagonista –que es una actriz cabal, aunque también cada vez más artificialmente “sufrida”–, no hay mucho más para ver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *