Sociedad / 29 de Noviembre de 2016

Garfunkel: “Los trabajadores del Grupo 23 no eran mi responsabilidad”

Autoexiliado en Miami, el empresario suele repetir esta frase ante su entorno para justificar el tendal de empleados que quedó en la calle cuando sus medios se vendieron.

Por

Szpolski Garfunkel
DISTANCIA. Szpolski y Garfunkel nunca se llevaron bien.

“Puede sonar frío, pero los trabajadores del Grupo Veintitrés no son mi responsabilidad”, le repite Matías Garfunkel a su entorno en Miami. Desde que el multimedio implosionó, el empresario se esforzó por despegarse del escándalo mediático y judicial. Su excusa es que, a pesar de haber sido uno de los dueños del conglomerado de medios, fue estafado por su socio Sergio Szpolski. Sin embargo, en la Justicia eso está por verse ya que las causas en su contra se acumulan.

Uno de los primeros escándalos que salpicó a Garfunkel estuvo relacionado con el reparto de la pauta oficial. A fines del año pasado se conoció que, entre el 2009 y el 2015, el grupo había recibido $814,961,991, lo que lo convertía en el más beneficiado entre las empresas de medios del país. En paralelo, estas empresas desviaron $85 millones de los aportes previsionales de sus empleados. Esta maniobra llevó a que la AFIP denunciara penalmente a Garfunkel, a Szpolski y a Mario Pergolini, entre otros empresarios. A pesar de que, a diferencia de sus socios, en esta causa el marido de Victoria Vanucci no fue imputado la Justicia continúa investigando su rol en la retención de aportes y tributos.

A principios del 2016 se conoció que el diario Tiempo Argentino y Radio América (del Grupo Veintitrés) habían sido vendido al misterioso empresario correntino Mariano Martínez Rojas (un hombre sin antecedentes en medios de comunicación y sospechado de ser el testaferro de Szpolski). Garfunkel, en ese momento, publicó en sus redes sociales que esa supuesta venta -nunca fue corroborada por el ministerio de Trabajo ni el de Comunicación- había sido realizada sin su consentimiento y apuntó a Darío Richarte, Javier Fernández y Juan José Gallea como los verdaderos socios de Szpolski. Los otros medios corrieron la misma suerte: algunos fueron vendidos y otros directamente cerraron. De hecho, llegó a declarar: “El Grupo Veintitrés fue una vaciadora”. En el medio del conflicto entre los empresarios, cerca de 300 trabajadores de sus medios quedaron desamparados.

 

Comentarios de “Garfunkel: “Los trabajadores del Grupo 23 no eran mi responsabilidad””

  1. 2 grandes cagadores, que son millonarios…. LE TIENEN QUE SACAR TODA LA GUITA Y DARSELA A LA EMPRESA PARA QUE SIGA FUNCIONANDO.. A MODO DE EJEMPLO PARA UN FUTURO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *