Sociedad / 30 de marzo de 2017

Camino a Lago Escondido sigue bloqueado por Lewis

Aunque el amigo de Macri sostiene que se puede llegar al Lago, ambientalistas demostraron que se requiere entrenamiento en supervivencia.

Por

La estancia Lago Escondido, de Joseph Lewis. Los caminos están bloqueados.

Con 20 mil hectáreas, la Estancia Lago Escondido es una de las empresas del inglés Joseph Lewis, quien desde 2009 incumple órdenes judiciales para abrir un libre acceso al lago homónimo que encierra la estancia. Allí tiene su mansión patagónica.

El Superior Tribunal de Justicia de Río Negro dispuso en aquel año abrir un paso por el camino más corto, y ordenó al Gobierno provincial a realizarlo en 120 días. Fue confirmado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pero hoy todo sigue igual, aunque hubo otros tres fallos judiciales incumplidos.

Hay dos caminos públicos que son virtualmente inaccesibles, que rondan los 35 kilómetros de valles y montañas. El más corto, de solo 17 kilómetros, está cerrado y los puentes que cruzan dos ríos caudalosos fueron derrumbados.

“El lago tiene un mejor acceso del que tenía antes de Joe Lewis comprara esa propiedad. No entiendo qué pretenden con esta discusión. No entiendo por qué es esa sistemática búsqueda de agredirlo”, lo defendió el presidente Mauricio Macri en enero pasado, cuando fue consultado por la falta de accesos libres al Lago, reclamados reiteradamente por el Poder Judicial provincial.

Desde que Lewis clausuró los accesos al espejo de agua, organizaciones sociales y ambientalistas intentaron reiteradamente acceder al lago pero fueron repelidos, hasta por la fuerza, como sucedió en 2009 con un grupo de militantes sociales y dirigentes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

El último intento lo hizo un grupo de 26 montañistas y militantes sociales reunidos por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), que demoró cuatro días para acceder al lago en una travesía de 34 kilómetros por el bosque, sin caminos ni senderos.

Tras acampar dos días en una de las costas del Lago, sólo ocho montañistas especializados pudieron retornar por el mismo camino de ida. Los restantes emprendieron el regreso por la estancia y partieron en camionetas.

“Nosotros confirmamos que no se puede llegar sin equipos, sin especialistas y sin ser una persona preparada con ayuda de montañistas llegar a Lago Escondido. Accedimos al Lago porque es nuestro derecho. Es insólito que a los argentinos se les impida el paso cuando en ese mismo lago se hace un reality show que emiten por Discovery que viene de Europa”, declaró el presidente de la FIPCA, Jorge Urien.

En la estancia Lago Escondido se muestran dispuestos a resistir: “Vamos a defender la propiedad con el winchester y correrá sangre si es necesario”, amenazó en 2011 el gerente local de Lewis, Nicolás Van Ditmar, durante una marcha ante la Casa de Gobierno de Río negro, que él mismo condujo, con empleados de la empresa.

 

 

Comentarios de “Camino a Lago Escondido sigue bloqueado por Lewis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *