Clásica / 27 de agosto de 2017

Schiff y Bach: una conjunción sublime

Recital del pianista András Schiff. Programa: “El clave bien temperado, Libro I”, de Johann Sebastian Bach. Nuova Harmonia. Teatro Colón.

Por

★★★★★ András Schiff es uno de los pianistas más brillantes, profundos y sensibles del panorama musical. Sólo un artista como él puede animarse a encarar en un concierto una obra monumental como El clave bien temperado, que podemos incluir entre las creaciones más perfectas de la historia de la humanidad. Bach concibió esta colección como una obra teórica en dos libros, cada uno de ellos conformado por veinticuatro preludios y fugas escritos en cada una de las tonalidades, mayores y menores.

En su recital para Nuova Harmonia, Schiff interpretó íntegramente el primer libro de esta colección, con una actitud de absoluta entrega y compenetración con la música. Cada sonido, cada frase, cada diálogo entre voces cobró sentido y razón de ser en la mirada de Schiff. El excepcional pianista, conocedor profundo de la música y de las ideas de Bach, hilvanó la sucesión de preludios y fugas con admirable musicalidad y con deslumbrante atención a cada detalle. Schiff llevó adelante un recorrido fascinante, poniendo en relieve los matices, colores y contrastes de un discurso musical de inigualable belleza.

Las ovaciones que saludaron a Schiff al finalizar la última fuga fueron una muestra de pura gratitud ante la maravillosa labor del artista. Él agradeció con modestia, aunque nada hacía pensar que, tras semejante tour de force, volvería a brindar más música. Finalmente, para sorpresa y deleite de los presentes, Schiff regresó para interpretar otras dos piezas de Bach: el primer movimiento del “Concierto italiano”, y el aria de las “Variaciones Goldberg”, un cierre íntimo y sutil para uno de los conciertos más sublimes de la temporada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *