Showbiz / 5 de noviembre de 2017

Westerns: en el oeste está el agite

El género brilla en la tele con actores de renombre y producciones millonarias.

Por

Hollywood ama el western. Básicamente porque las películas de vaqueros ayudaron a construir la industria, y son uno de los pilares de su época dorada, con John Ford (“La Diligencia”, “El hombre que mató a Liberty Valance”, “Pasión de los fuertes” y “Más corazón que odio”) y Howard Hawks a la cabeza (“Río Rojo”, “Río Bravo”), antes de que los spaghetti parodiaran el género.

Acomodándose permanentemente a los cambio de época, el genero tiene siempre su couta de pantalla, incluso cuando los efectos especiales, y la ciencia ficción y los superhéroes, copan la oferta. Así llegan algunas joyas, tanto al cine como a la televisión, que atraen buenos guiones, directores y estrellas, que encontraron en un género caracterizado por el diálogo acotado, su espacio para entregar de todos modos actuaciones brillantes.

Post guerra

La etapa que sigue a la Secesión estadounidense (1861 a 1865), es una de las que más producciones audiovisuales ha inspirado. Antihéroes de la guerra que regresan a sus pueblos para poner orden -y en el proceso limpiar un poco sus almas-, son casi un cliché del guión del western, más allá del clásico “El Bueno, El malo y El feo” (1966) de Sergio Leone. Y lo que viene a la postre de ese proceso de revoluciones, donde el sur agrario cede paso al industrialismo y el desarrollismo, con trenes y petróleo como norte, la vuelta de tuerca más reciente en sus adaptaciones televisivas.

Con tramas telenovelescas a los Dallas (357 episodios de 1978 a 1991) y Dinastía (emitida de 1981 a 1989), dos ochentosas que hacían de los magnate del petróleso en plena época Reagan su eje, aparecieron en el último tiempo otras más western que se remontan a los primeros pozos de la historia yanqui.

En esa línea va el estreno de AMC Latinoamérica “The Son” (el 22 de octubre a las 22hs), la serie de 10 capítulos que marca el regreso de Pierce Brosnan a la televisión después de 30 años fuera del formato (desde que dejó de ser el investigador privado Remington Steel para convertirse en James Bond). Ubicada en el medio siglo que va de 1840 a 1915, cuenta el ascenso al poder de la familia McCullough en el negocio petrolero, con una historia que juega con el pasado y el presente del protagonista, Eli McCullough,: el proceso de cuatrero a empresario, y su encumbramiento como patriarca de una de las familias más poderosas de aquella época.

El show está basado en el best seller de Philipp Meyer, que también escribió y produjo la serie que ya tiene confirmada una segunda temporada. “La serie es un cincuenta por ciento de la novela finalista al premio Pulitzer y un cincuenta de material nuevo pensado exclusivamente para el programa”, le explicó a NOTICIAS. Y como en el libro la ficción arranca con el pasado de McCullough, antes de la Guerra Civil americana, con la masacre de su familia. El otro pilar de la historia es su hijo Pete (Henry Garrett), que cuestiona la moralidad de su padre pero lucha a su vez por lograr su aprobación.
Bien recibido por la crítica, “The Son” cuenta además con participaciones especiales como la de Carlos Bardem, que interpreta a Pedro García, el hacendado español vecino de los McCullough que abrirá otro foco de conflicto.

Predecesoras

Gracias a las OTT, el menú a la carta del western tiene muchas opciones similares a “The Son”. Por ejemplo la pionera en esa línea, “Deadwood”, que aún puede verse en Hbo.go (36 capítulos en tres temporadas de 2004 a 2006). Ambientada en 1876, en plena fiebre del oro en Dakota del Sur (Dadwood es el nombre del pueblo), la ficción aborda las luchas de poder entre personajes históricos como Seth Bullock, Al Swearengen y Wild Bill Hickok (protagonizan Ian McShane, Timothy Olyphant y Kim Dickens).

Y Netflix por su parte ofrece los tres episodios de la miniserie “Hatfield & McCoy”, que tiene a Kevin Costner y el difunto Bill Paxton como protagonistas de lujo. La trilogía de 285 minutos costó unos 46 millones de dólares y funciona como estreno 2017 en la plataforma de ondemand (fue llevado a la pantalla por History Channel sin demasiado rebote entonces.

Con igual conflicto de post guerra, dos familias de Kentucky, enfrentadas por las traiciones políticas y la ambición, juegan a Montescos y Capuletos pero en versión western. Un producto destacado que recibió 16 nominaciones a los Emmy y se alzó con tres en las categorías técnicas, además de Costner a Mejor Actor de miniserie y Tom Berenger como mejor actor de reparto.

Más industrial y cercana a “The Son” está otro producto que History repuso este año: “Gigantes de la Industria” (originalmente de 2013). La serie de 8 horas de duración cuenta como Cornelius Vanderbilt (magnate ferroviario), John D. Rockefeller (petrolero) y Andrew Carnegie (acerero), se jugaron el podio de la industria estadounidense (J.P. Morgan y Henry Ford son los protagonistas de la segunda parte de la serie). Con más de 100 personas en la producción y un promedio de 2.6 millones de televidentes por episodio, el documental encuadra a la perfección los pilares del Estados Unidos potencia.

Y para completar esta lista de grandes títulos del western, una que terminó el año pasado y de la cual “The Son” funciona como post: “Hells on Wheels”. Protagonizada por Anson Mount (hoy en “Inhumans”) como Cullen Bohannon, la serie que emitió AMC en Latinoamérica (originalmente producida por la cadena Starz) tuvo seis temporadas contando la historia de un ex soldado confederado que busca venganza por la muerte de su esposa. Creada por Tony y Joe Gayton, esta ficción posee más rasgos del western clásico en términos de acción, y tiene lugar en un pueblo en permanente movimiento, siguiendo el tendido de las vías de un tren. Las heridas abiertas por la guerra, la conquista de nuevos territorios, el exterminio de los indios, y la unión de las dos naciones, son algunos de los ejes de la ficción, conuna mirada crítica a la historia oficial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *