Sociedad / 5 de marzo de 2018

Liberaron a la oveja negra de los Messi

Matías Messi fue denunciado en la ciudad de Villa Gesel por un joven que aseguró haber sido amenazado de muerte con un arma de fuego.

Luego de permanecer 48 horas detenido en Villa Gesel, por un accidente de tránsito que derivó en una pelea callejera, el hermano de Lionel Messi, Matías, obtuvo su libertad. Aunque permance bajo investigación ya que fue denunciado por Javier Rivero  quien  declaró haber sido embestido por una camioneta Range Rover Evoque, en la que circulaba el hermano, quien posteriormente, lo habría amenazado  de muerte con un arma.

No es la primera vez que el hermano del astro del Barcelona es detenido con un arma y sin autorización de portación ni tenencia. A fines de noviembre del año pasado, Matías denunció que sufrió lesiones al chocar en su lancha contra un banco de arena en el río Paraná, a la altura Fighiera, una localidad de Santa Fe. Pero no quedó todo ahí, porque, poco después, la policía  encontró un arma en la embarcación y el hermano de Lionel fue llamado a declarar, ya que, además, le llamó la atención al fiscal, José Luis Caterina, era la gran cantidad de sangre que había en la embarcación. Por eso, pidió su detención por “tenencia ilegal de arma de guerra”, ya que Matías tenía un calibre .380.

En el 2015 fue detenido por efectivos de la Gendarmería, quienes le secuestraron un arma que no está registrada. El joven se convirtió en noticia mundial porque por este hecho pasó algunas horas detenido luego de resistirse a entregar los papeles del Audi A5 en el que se mueve y por agredir a los golpes a los efectivos que lo detuvieron. En Rosario, el apellido Messi es un salvoconducto. Pero este no es el primer problema que tiene Matías con la Justicia. En el 2008 fue detenido por llevar un arma en la cintura y en el 2011, la casa de los Messi –ubicada en el barrio Saladillo– fue baleada. En ese entonces, su abogado explicó que este hecho había sido por “motivos económicos”. La foto que ilustra esta nota muestra las compañías con las que se mueve Matías, un muchacho rico que no reniega de sus orígenes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *