Menú
Sociedad / 20 de julio de 2019

Rial y Majul: un dolor de cabeza para América

Las dos principales figuras del canal están en crisis. Antagonismos políticos y problemas personales con la empresa.

Por

Majul
Las dos principales figuras de América están en crisis. Antagonismos políticos y problemas personales con el canal.

En América las cosas no están tranquilas. Mientras que el canal define su posicionamiento en pleno año electoral, tiene que lidiar con las crisis de sus dos principales figuras: Jorge Rial y Luis Majul. Los periodistas mantienen una tensa distancia, juegan fuerte en veredas opuestas de la grieta y, por diferentes motivos, son un dolor de cabeza para las autoridades de la señal. El conductor de “Intrusos” no se siente cuidado en lo personal. El líder de “La Cornisa”, según dejaron trascender altas fuentes de la emisora, decidió hacer oídos sordos a los pedidos para que “bajara el tono oficialista de su programa”. Un abanico de conflictos en el que convergen cuestiones de la vida privada con intereses políticos pone en jaque la calma del canal.

Las declaraciones de Majul y Rial, que se convirtieron en los máximos referentes del antikirchnerismo y del antimacrismo respectivamente, no pasan desapercibidas. Por poner un ejemplo: en marzo, el conductor de “La Cornisa” hizo durísima editorial contra Cristina Fernández y aseguró que si volviera al poder “va a hacer todo lo posible para activar el denominado ministerio de la venganza”.

Días después, Rial le retrucó al aire: “Si uno está seguro de lo que hizo y se hizo honestamente, y si tus convicciones fueron convicciones y no fueron negocios, vos no le tenés que tener miedo al otro. El miedo a la venganza viene cuando vos sentís que no hiciste bien las cosas”, lanzó.

(Te puede interesar: Caso D’Alessio: el espía Barreiro salpica a Santoro, Majul y Feinmann)

Si bien este fue el único cruce público, con sólo mirar sus declaraciones se observa que ambos están militando la grieta. Una de las tantas consecuencias de ello son las acusaciones de supuestos negocios que tendría cada uno: al “intruso” se lo señala por trabajar para el kirchnersmo.

Tanto es así que esta semana se conoció un mensaje que el fiscal y ex agente de inteligencia Eduardo Miragaya le envió al presidente del Grupo América, Daniel Vila: “Le diré a la gente que el socio del señor Rial en su blog de internet es (Lázaro) Báez”. Por otro lado, desde la militancia K se insiste en que Majul es un “vocero” de Cambiemos y que su programa se usa como vehículo de operaciones.

Enojos. Rial está furioso y no se guarda los comentarios. A principios de julio, su hija Morena salió en un móvil de “Involucrados” y terminó llorando al aire. A Rial le cayó pésimo que el tema se tratara: “No te cuidan los que te tienen que cuidar. Esto es lo que siento. Es como llegar a tu casa y que te caguen a piedrazos dentro de tu casa”, lanzó.

(Te puede interesar: VIDEO | La reacción de Feinmann al ver a Daniel Vila en el acto de CFK)

Las declaraciones llegaron en un año de recurrentes faltazos y licencias que él atribuyó a situaciones de estrés, pero que llaman la atención en los pasillos de América. El canal decidió “bancar” a Rial por ser de las figuras que más factura pero, ya no tiene el lugar de líder indiscutible. “Es porque él no quiere, no porque no se le abran las puertas. Quería hacer política, se le dio el prime time de la noche y dejó. Se le dio un espacio en Gótica y también lo dejó”, insisten algunos pesos pesados de América TV.

Majul
prudencia. Daniel Vila, presidente del Grupo América, prefiere poner paños fríos en la pelea entre los periodistas.

Otra es la situación de Majul. Cada año, el periodista deja trascender que puede irse al Grupo Clarín pero, finalmente, termina firmado contrato en América. Sin embargo, esta vez son las autoridades las que no están conformes con “La Cornisa”. Fuentes del canal dejaron trascender que existe una incomodidad de la emisora con la defensa del oficialismo que notan en el programa de Majul. Aseguran que ya hicieron algunas advertencias y que estas fueron desoídas.

(Te puede interesar: Daniel Vila: “Un balotaje entre Cristina o Macri es como elegir entre un cáncer o un infarto”)

Con prudencia y sin dar demasiados detalles sobre la situación de cada uno de ellos, Vila dialogó con NOTICIAS.

Noticias: ¿Qué le pasa cuando se dice que Rial es socio de Báez o que Majul tiene vínculos con Cambiemos?
Daniel Vila: Hay dos cosas. Una es la vida personal y eso es muy difícil, siendo autoridad del canal, inmiscuirse. Lo otro son las cuestiones profesionales. En lo profesional, a mí no me gusta ni comparto que la actividad periodística pueda estar sospechada. Pero me parece que no es el caso. Yo no tengo ninguna constancia ni de un lado ni del otro de los vínculos que puedan existir con la política de ninguno de los dos periodistas.

Noticias: Sostenerlos podría interpretarse como una estrategia del canal para, en año electoral, apostar a los principales candidatos del kirchnerismo y de Cambiemos.
Vila: La gente hace periodismo. Y en el periodismo vos criticás, observás, cuestionás por un lado y por el otro. Cuando te toca resaltar algo que está bien, también lo hacés sin mirar de qué lado estás. En ese sentido, el canal es muy plural porque permite que todo el mundo se exprese. No hay un sesgo hacia un sector o el otro.
Mantener un equilibrio editorial con dos periodistas militantes de la grieta, con uno enojado y con el otro desobediente, parece una tarea titánica.

Historia sin fin. Esta semana se conoció un mensaje que le mandó al empresario Daniel Vila el fiscal y ex agente de inteligencia, Eduardo Miragaya, sospechado de haber participado en la supuesta operación que involucró a Natacha Jaitt en la causa de pedofilia.
En el texto, el fiscal exigía al empresario que influyera para que Jorge Rial dejara de nombrarlo públicamente. El funcionario amenazó con que, caso contrario, “le diré a la gente que el socio del señor Rial en su blog de internet es (Lázaro) Báez”.

Según pudo saber NOTICIAS, Vila defendió a Rial. Poco después, el periodista, lejos de dejarse amedrentar, volvió sobre el tema en su cuenta de Twitter y apuntó a quien considera el responsable de permitir que Natacha se despachara a gusto en lo de Mirtha: “Parece que Nacho Viale se puso nervioso con el pedido de los diputados para que explique la bochornosa intervención de los servicios para operar a figuras públicas desde el programa”, escribió.