Menú
Cultura / 2 de septiembre de 2019

“Fuí con una beca a China y fundé una editorial”

El sello se llama “Mil gotas” y ya editó un libro de cuentos que se llama “Tandem”, con historias de animales escritas por autores chinos y argentinos.

Por

Leticia Pogoriles.

“Tenés que conocer Mil Gotas”, me dijeron una tarde de mayo en Pekín, mientras cursaba la primera beca para periodistas latinoamericanos que otorgaba el gobierno chino, en 2017. Era la primera y única argentina elegida, trabajaba para la agencia nacional de Noticias y todo lo vinculado a ambos países, el mío y China era objeto de noticias.

Mi radar se activó. Mil gotas era la primera librería de libros en español en China, la acababa de abrir un cordobés y funcionaba. En China, el español es el segundo idioma extranjero más estudiado, las matrículas en carreras afines y en el Instituto Cervantes suben cada año. Una librería con editoriales del mundo hispanoamericano no podía fallar. Y no falla. Guillermo Bravo, el factótum de este proyecto, docente en una universidad china, escritor y librero me recibió e hicimos una nota que se replicó en los principales medios de Argentina. Yo seguí mi beca, cubriendo cumbres internacionales, relaciones bilaterales, fútbol y temáticas sociales. Sacaba fotos, hacía notas y me deslumbraba a cada paso en el gigante asiático. De vuelta en Buenos Aires y, tras el despido masivo que sufrió Télam y del que fui parte damnificada, Guillermo me llamó.

Su idea era armar un brazo editorial de su librería, una continuidad natural de su proyecto. Y empezamos a cranear Mil Gotas Editorial. ¿Cómo empezar? Horas y horas de charlas en horarios cruzados, mientras yo tomaba mate, él cenaba tofu. Fuimos dándole forma a un puente cultural de doble mano, con un catálogo que sumara autores y autoras chinos traducidos, latinos que escriban sobre el universo chino. Continuar ese nicho que ya habían comenzado la revista DangDai y el sello Adriana Hidalgo, con algunas traducciones. Posar la mirada en escritores y escritoras jóvenes, con una impronta independiente a dos orillas: en Buenos Aires y en Beijing. Pronto se sumaron Ayelén Iñigo, periodista también que vivió en China y Lucía Fernández, sinóloga y poeta, además de traductora. Los cuatro amasamos Mil Gotas con un mundo de por medio.

Nuestro primer libro “Tándem Animales” es un proyecto de coedición con la editorial china People´s Literature que condensa el espíritu de Mil Gotas. Se trata de una antología que concatena cuentos de jóvenes escritores y escritoras chinos y latinoamericanos que escriben sobre un mismo tema, los animales, y que también será publicado en mandarín.

La llegada de Tándem fue la materialización de una idea que tiene su correlato en más libros, algunos en coedición, otros prohibidos en China, otros escritos por argentinos allá, otros inventando cuentos chinos. Todos con un esfuerzo enorme, tratando de atravesar los embates de una industria argentina en caída, pero convencidos de que esta es una apuesta cultural que intenta mostrar una faceta diferente, más lírica, menos dura, de esa fuerza gravitante que es China y que es indispensable descifrar para entender el mundo que se viene.