CIENCIA | 08-06-2012 18:02

Cómo remolcarán el crucero italiano

El barco que chocó en enero será remolcado y desmantelado. Cómo será la operación.

Hace cuatro meses que la isla de Giglio, en el litoral italiano, alberga al crucero Costa Concordia, que quedó encallado después de chocar contra un conjunto de rocas en una maniobra arriesgada de su comandante, el italiano Francesco Schettino.

Durante todo el tiempo que pasó desde el accidente, técnicos e ingenieros se la pasaron intentando descubrir qué es lo mejor a hacer con el gigante de 300 metros de longitud, y valuado en 450 millones de dólares.

Desmontar el navío en el lugar mismo donde está encastrado ahora sería lo más sencillo, pero podría tener impactos ambientales. Por precaución, ya fueron retirados de su interior más de 2.300 toneladas de combustible. La solución exigiría que un ejército de especialistas se desplazara hasta la zona, lo que aumentaría mucho los costos.

La segunda propuesta tiene que ver con remendar la embarcación y ponerla nuevamente a navegar. Pero, por obvias razones que descartó muy velozmente: ¿Cuántos turistas tendrían el coraje de hacerse a la mar arriba de una embarcación que fue escenario de una tragedia con 30 muertos y dos desaparecidos?

Todos los detalles, encuéntrelos en la edición impresa de la revista NOTICIAS.

Galería de imágenes

En esta Nota

Noticias anteriores de "Ciencia"

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario