lunes, noviembre 18, 2019

CULTURA | 16-05-2019 17:10

Leopoldo Brizuela y el trabajo detrás del Archivo Pepe Eliaschev

Un testimonio sobre la labor del escritor en la Biblioteca Nacional con los libros y documentos de reconocidos autores hasta el día de su muerte.

Las crónicas sobre la temprana y triste muerte del logrado y sensible escritor y traductor Leopoldo Brizuela, el 14 de mayo, subrayan su talento y calidez, enumeran sus logros y premios y suman los comentarios apesadumbrados de sus colegas. Señalan que, desde 2016, trabajaba en Biblioteca Nacional convocado por su ex director Alberto Manguel para rastrear y rescatar archivos de escritores argentinos.

Brizuela (1963-2019) trabajó con eficacia y dulzura en la donación del Archivo Pepe Eliaschev; así tuve el privilegio de conocerlo más allá de sus libros.

En diciembre de 2016 comenzó nuestro intercambio por correo electrónico y luego de los necesarios pasos legales -firma de acuerdo con los herederos de Eliaschev-, vino Brizuela a casa para ponerse en contacto con el material. Pero, en sus sucesivas visitas, hizo mucho más que evaluar el archivo gráfico y audiovisual que Eliaschev tenía muy bien organizado.

Como escribí en su momento, la donación se hizo en dos tiempos. Cuando partieron las cajas con material gráfico hacia Biblioteca Nacional, sentí congoja: Pepe se iba definitivamente de casa. Luego, cuando los trabajadores de la Biblioteca se llevaron el material audiovisual, sentí paz.

La presencia y el acompañamiento de Brizuela, con su humor y cariño, su inteligencia y perspicacia, fue imprescindible para pilotear nuestra ambivalencia ante la donación y para comprender que el vacío que sentimos con mis hijos tras partida del Archivo Eliaschev -junto a la alegría porque el fruto de más de 50 años de periodismo de Pepe estaba en buenas manos- estaba repleto de un nuevo sentido.

por Victoria Verlichak

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario