DEPORTES | 03-02-2019 21:14

Arranca el Super Bowl con medio billón en publicidad

En la edición de este año se vendió más del 90% de la publicidad y se espera una ganancia de aproximadamente $500 millones de dólares en anuncios comerciales.

Arranca la edición 53 del Super Bowl. En esta oportunidad, los New England Patriots –que también jugaron la final de la edición pasada– se enfrentarán a Los Angeles Ram. La última vez que esos equipos se enfrentaron en una final fue en 2002, en donde los Patriots vencieron 20 a 17.

A pesar de su importancia deportiva, el programa también es reconocido por la cantidad de dinero que mueve. El Super Bowl es la ocasión que eligen varias compañías para estrenar los avances de las películas más ansiadas del año. Y por su gran cantidad de espectadores –tanto en el estadio como en los hogares de Estados Unidos y el mundo–, suele ser un programa especial para los publicistas.

Diferentes empresas suelen esperar este momento para comprar alguno de los spots publicitarios que se transmiten durante el evento. Este año, cada spot de 30 segundos costó un promedio de 5.25 millones de dólares: casi 195 millones de pesos. El costo es más del doble que hace 15 años: en 2004, el precio promedio por un aviso de 30 segundos era de 2.6 millones de dólares.

Joseph Ianiello, director ejecutivo interino de CBS Corp. –la cadena que se encargará de distribuir el partido– afirmó que se vendieron más del 90% de los anuncios y que espera que los ingresos de la compañía estén alrededor de los $500 millones de dólares que la NBC dijo que recibió con la transmisión del partido del año pasado.

El motivo para el aumento exponencial en el costo de cada spot podría justificarse con el incremento de la audiencia. Hace nueve años que el programa tiene más de 100 millones de espectadores tan solo en Estados Unidos.

El máximo histórico lo alcanzó el Super Bowl de 2015, cuando tuvo más de 114 millones de espectadores. Pero en los últimos años la audiencia cayó casi un 10%: el año pasado apenas alcanzó los 103 millones de personas, la cifra más baja desde 2009 (que había sido de apenas 98 millones de espectadores).

A pesar de la baja continuada en los últimos tres años, la expectativa para este año es que haya un repunte en la audiencia, ya que la visualización general de los juegos de la NFL aumentó un 6% a lo largo de la temporada, después de dos años de caída consecutiva. Desde CBS tienen confianza de que superará los más de 100 millones de espectadores.

por Melissa Kuris

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios