martes, octubre 22, 2019

NOTICIAS URUGUAY | 08-02-2019 17:52

"Estamos desarrollando conocimiento básico propio en Uruguay"

La científica Sonia Rodríguez Giordano podrá extender su proyecto con el fin de obtener fármacos para el diagnóstico del cáncer de próstata, Alzheimer y latigazo cervical.

El conocimiento científico no distingue género; sin embargo, la participación de las mujeres en la investigación y el desarrollo científico no es equita­tiva. Por eso L’Oréal y UNESCO crearon hace dos décadas el premio “Por las mujeres en la ciencia”, destinado a investigadoras eméritas cuyos logros puedan contribuir al progreso del conocimiento científico y beneficiar a una comunidad. El premio se ha otorgado ya a científicas de 117 países.

En Uruguay llega a su edición número 11 y ha sido declarado de interés nacional por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC). Este año la ganadora fue la doctora Sonia Rodríguez Giordano por su proyecto titulado “Biocatálisis aplicada a la síntesis de radiotrazadores de utilidad en tomografía de emisión de positrones (PET)”. El objetivo es lograr la obtención de tres radiotrazadores que se están ensayando en el Centro Uruguayo de Imagenología Nuclar, CUDIM.

El objetivo de esta investigación es obtener tres fármacos para el diagnóstico del cáncer de próstata, mal de Alzheimer y trastorno del latigazo cervical. El premio es de U$S 20.000, que se destinará a contribuir en la ejecución del proyecto.

Techo de cristal. Sólo el 30% de los investigadores a nivel mundial son mujeres, Nobel en áreas científicas. Respecto a nuestro país, la doctora Rodríguez comentó que áreas biológicas y químicas, en los roles de toma de decisiones, la presencia sigue siendo ampliamente masculina.

“La Facultad tiene entre 60% y 70% por ciento de mujeres en su plantilla docente; si uno observa los grados 4 y 5, hasta hace algunos años 40% eran mujeres, ahora hemos llegado a 50% en esos grados. Teniendo en cuenta que somos un 70% de la institución, deberíamos esperar la misma proporción a nivel de todos los cargos. Por otra parte, en los centros de toma de decisión como la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), en general hay mayoría hombres. Hemos tenido algunas decanas, pero también hay predominio masculino. Son muchas señales que indican que el famoso “techo de cristal” está, asegura.

Noticias: ¿Entonces el premio actúa como una acción correctiva?

Sonia Rodríguez Giordano: Sí. Cuando se constata que la mujer está postergada es importante tomar acciones correctivas. Este premio trata de hacer visible el rol de la mujer en el ámbito científico, y además da fondos para continuar con la investigación. Es importante destacar que con este premio no sólo se beneficia la científica que recibe el premio, sino también su equipo y las demás mujeres que trabajan en este ámbito. Es una alegría compartida por el equipo y también un buen ejemplo para otras mujeres científicas más jóvenes, que ven que se puede llegar lejos, eso es un estímulo para que sigan formándose en esa área.

Noticias: ¿Quiénes integran su equipo?

Rodríguez Giordano: Particularmente en el mío trabajan muchos hombres que se están formando conmigo. Creo que es bueno que ellos visualicen que en el rol de líder también puede haber una mujer. Desde su educación reciben ese mensaje. Yo trabajo en biocatálisis, que es un área muy interdisciplinaria, involucra microbiología, bioquímica, química orgánica y también radiofarmacia.

Noticias: ¿Qué hubiese pasado con esta investigación si no hubiese ganado el premio L´Oréal – UNESCO?

Rodríguez Giordano: Generalmente los proyectos quedan inconclusos cuando no se logra concretar la financiación. Comenzamos en abril de 2016, inicialmente tuvimos financiamiento de la Comisión Sectorial de Investigación Científica. En mayo de este año comenzamos a tener apoyo del Fondo Maria Viñas, de la ANII. Entre ambas logramos tres años de financiación, pero los proyectos de este tipo requieren más tiempo. La financiación aportada por “Mujeres en la Ciencia” fue fundamental. El haberlo logrado me permite tener tranquilidad para llegar a su finalización. El área de investigación en química es muy cara, se requieren muchos fondos para llevarla adelante.

Noticias: ¿Se conoce su investigación a nivel internacional?

Rodríguez Giordano: Aún no la hemos publicado por cuidar las posibilidades de patentes. En el área de biocatálisis –utilizar microorganismos o enzimas para provocar reacciones químicas- que es donde nosotros hacemos el aporte al CUDIM, estamos muy bien. En esto nos ayudó tener la colaboración de la Universidad de Manchester, con el grupo del Dr. Nicholas Turner. Pero creo que es aún mejor el aporte a nuestro país, porque es una aplicación local de gran importancia. Al trabajar con el CUDIM logramos pasar de la teoría a la práctica. Estamos desarrollando conocimiento básico propio en Uruguay.  Por otra parte, CUDIM está muy bien posicionado a nivel mundial. En este momento se es­tán haciendo los estudios PET, que para los uruguayos eran costosos y se hacían en San Pablo o Buenos Aires, además tenemos los estudios particulares que ha desarrollado el CUDIM, diagnósticos que se están haciendo en Uruguay y no se hacen en la región.

Noticias: ¿Qué implicó para usted el premio como líder de este proyecto?

Rodríguez Giordano: Estoy muy motiva­da. Hemos tenido grandes logros y avances. Respecto al cáncer de próstata comenzamos a trabajar recientemente. Nuestro compañero de equipo Diego Umpiérrez comenzó su tesis en este tema y si bien la inició en setiembre, ya logró sintetizar el fármaco, pero tenemos que acortar los tiempos para cumplir con los plazos que el CUDIM precisa, pues entre que se produce el fármaco y llega el paciente, sólo tenemos una hora límite. Esto es lo que tene­mos que ajustar y en ello trabajamos.

Noticias: ¿Cuál es su máxima aspiración como científica?

Rodríguez Giordano: Ha ido variando en el correr de mi vida. Ahora es lograr hacer un microemprendimiento nacional donde pue­da tener cabida toda la gente que estamos formando. Son muchos y Uruguay tiene ne­cesidad de estos profesionales en el ámbito académico, pero no tiene presupuesto para contratarlos. Además, en nuestro país es muy poca la industria que contrata gente con un nivel de formación de posgrado. El destino de muchos profesionales termina siendo en otros países. Eso es una gran pérdida.

Noticias: ¿Y su máxima satisfacción pro­fesional?

Rodríguez Giordano: Mi satisfacción máxi­ma viene de trabajar con gente joven y consta­tar la formación que ellos van logrando. Es un crecimiento que logramos juntos. Es enrique­cedor para mí también. Uno con los años se va quedando, pero los jóvenes hacen que no nos detengamos nunca. Es un gran desafío.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario