Jueves 19 de mayo, 2022

MUNDO | 01-02-2021 09:46

Escándalo en Israel por el masivo funeral ultraortodoxo a un rabino

El 40 % de los contagiados en el país que marcha primero en proporción de vacunados pertenece a este segmento de la población que no respeta distanciamiento ni cuarentena.

Miles de judíos ultraortodoxos asistieron el domingo 31 de enero con poca o ninguna protección al funeral de un destacado rabino, en lo que se convertió en un desafío a las restricciones contra el coronavirus en Israel, lo que generó una enérgica condena de Benny Gantz, socio de coalición del primer ministro Benjamin Netanyahu. 

"Así es como se ve el doble rasero en la aplicación de la ley: millones de familias y niños están encerrados dentro de sus hogares y acatan las reglas, mientras miles de ultraortodoxos se congregan en un funeral", ha escrito en Twitter el también ministro de Defensa y líder de la coalición Azul y Blanco. 

La mayoría de los presentes en el funeral del rabino Meshulam Dovid Soloveitchik no llevaban máscaras, acusó Gantz, antes de rematar su mensaje con un aviso: "O cerramos para todos o abrimos para todos".

El gabinete de unidad de Netanyahu y Gantz -hoy distanciados- se reunirá para discutir la extensión del tercer cierre, y muchos esperan que sea un nuevo acercamiento entre los dos antiguos rivales, cuya tensa cooperación se ha disparado en medio de una disputa sobre el presupuesto estatal 2020-21.

Gantz advirtió que no apoyará la extensión del cierre durante una semana más, a menos que la Policía haga cumplir las violaciones por parte de miembros de la comunidad ultraortodoxa que ignoran las regulaciones. También abogó por multas más altas y por la aprobación de una medida para cerrar, sin previo aviso, aquellas instituciones educativas que abren desafiando el cierre.

Israel, un país de 9,3 millones de habitantes, ha registrado 4.768 muertes relacionadas con el coronavirus, pero ya ha administrado la primera dosis de la vacuna Pfizer y BioNTech a más de 3 millones de personas. Y más de 1,7 millones han recibido también la segunda dosis.

Sin embargo, las comunidades ortodoxas siguen registrando cifras altas de contagios que se acercan al 40% de los casos totales, cifras que bajaron durante el último año: en abril del 2020 el 75% de los contagiados pertenecían a esa rama israelí que apoya al gobierno de Netanyahu pero pide a cambio la no intromisión del estado en sus vidas. 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios