MUNDO | 30-01-2021 12:14

Wuhan: entre el origen del Covid-19 y la superación de la pandemia

La ciudad donde se habría originado la crisis sanitaria mundial, hoy se muestra como un ejemplo de superación y de vuelta a la normalidad.

A más de un año de la aparición del primer caso de COVID-19 en la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei, China, la ciudad que fue el punto de partida de la peor pandemia en 100 años, parece haber vuelto a la normalidad. Mientras sus ciudadanos  realizan una vida  diaria casi normal, las imágenes de aglomeramientos de personas en calles, discotecas o parques acuáticos hacen temer un rebrote. En medio de esta “nueva normalidad”, la Organización Mundial de la Salud (OMS)  ha comenzado a inspeccionar  los lugares claves  de la ciudad donde pudo haber iniciado el virus. Como es hoy Wuhan, una ciudad que vive entre ser ejemplo de superación de la pandemia y la sospecha de ser el origen de la misma.

El 27 de diciembre del 2019 es la fecha oficial de la confirmación del primer caso de COVID19 en el Hospital Provincial de Medicina Integrada China y Occidental de Hubei, Wuhan. Los casos empezaron a multiplicarse exponencialmente y llevaron al gobierno chino a ordenar el cierre completo, no solo de la ciudad de 11 millones de habitantes; sino que la provincia entera  de Hubei, (que posee el tamaño de España), también fue cerrada. Durante 76  días cada habitante de la ciudad se vio obligado a quedarse encerrado en su casa. Mientras los altavoces en las calles declaraban: “ La guerra contra el coronavirus ha empezado, contamos con toda la población para quedarse en casa sin hacer reuniones”. A su vez cientos de voluntarios ayudaban llevando comida a gente que quedó atrapada en sus casas sin poder salir. Luego  con la llegada de cientos de médicos de otras provincias de China,  y la construcción de hospitales en tiempo record, los casos empezaron a menguar, quedando  Wuhan  con un saldo oficial de 3869 muertos

“ La guerra contra el coronavirus ha empezado, contamos con toda la población para quedarse en casa sin hacer reuniones”.

Actualmente no se reportan casos de contagios locales desde mayo del 2020, las calles de Wuhan se encuentran repletas de personas que realizan sus actividades  con una normalidad de pre-pandemia. La nueva sensación de seguridad originada en la ausencia de  nuevos casos en toda la ciudad, ha  producido un exceso de confianza por parte de sus ciudadanos.  Esto se ha visto en imágenes de enormes multitudes festejando en parques acuáticos sin ninguna distancia social o tapabocas,  en octubre del 2020. Y posteriormente nuevas aglomeraciones en los festejos de año nuevo en las calles de  la ciudad.

La nocturnidad en la ciudad ha hecho un boom en los últimos meses, restaurantes, y todo tipo de boliches se encuentran repletos de personas que si bien utilizan tapabocas, con el transcurso de la noche se dejan de prestar atención  a las medidas de cuidado. Cómo es el caso de Super Monkey uno de los boliches  céntricos más importantes de Wuhan, que ha vuelto a trabajar a toda capacidad. A los clientes  sólo se les exige para entrar tapabocas y medición de la temperatura menor a los 37,3 º C, en el  interior del local se evidencia el nulo distanciamiento social, y la no utilización del tapabocas, mientras muchas personas fuman en el lugar cerrado. Muchos en el mundo ven esta relajación con el temor de que suceda un rebrote en la  ciudad que fue punto cero de la pandemia.

A los clientes sólo se les exige para entrar tapabocas y medición de la temperatura menor a los 37,3 ºC. UNa vez adentro, todo se vuelve nulo

El km 0 del Coronavirus

En medio de este ambiente  de normalidad de  pre-pandemia, ha llegado en estos días una  comisión especial de la Organización Mundial de la Salud OMS, para poder comenzar la  investigación para determinar el origen del virus en la ciudad. Uno de los primeros lugares que  la comisión visitará será el Hospital Provincial de Medicina Integrada China y Occidental. Allí la comisión informó que solicitará a los directivos del hospital  “datos subyacentes detallados” y entrevistar a los trabajadores de la salud que atendieron  los primeros pacientes con Covid19. 

La comisión publicó vía Twitter que se tiene previsto visitar otros 3 lugares claves más. El Huanan Seafood Market, el famoso mercado de pescado donde se cree  el virus pudo haber mutado y transmitirse de un animal a un humano.  Y posteriormente  el Instituto de  Virología y el Centro para el control de Enfermedades  de Wuhan habían sido las instituciones acusadas por el Gobierno de Trump de haber desarrollado el virus y permitir que se escapara. A su ves, China respondió a esas acusaciones sugiriendo que el virus pudo llegar al país oriental mediante soldados norteamericanos que participaban de las olimpiadas militares celebradas en Wuhan en 2019. Lo cierto es que la investigación científica  puede tardar años en llegar a una conclusión concreta,

El Instituto de Virología y el Centro para el control de Enfermedades de Wuhan habían sido acusadas por el Gobierno de Trump de desarrollar el virus y permitir que se escapara. 

Para Doris Ramirez Leyton especialista en RR.II. Asia-Pacifico de la  Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, todas estas acusaciones son solo narrativas de uno y de otro lado sin una prueba corroborable. Leyton agrega en relación a la férrea cuarentena aplicada en Wuhan  diversos elementos claros y oscuros. Por un lado “el gobierno de China envió a todos los centros, toda la secuencia  del genoma del COVID19 tal como apareció en la ciudad de Wuhan”. Pero a su vez Leyton menciona las acusaciones de líderes como Angela Merkel que culpan a China de demorar entre 8  o 10 días  en declarar una pandemia.  Sin embargo, sobre este último  punto, la especialista  cree que esta demora no fue intencional, sino que al principio fue tomada como una neumonía más de la época invernal. “Nadie sabía, ni siquiera ellos, que esto era una pandemia”,  comenta la especialista en base a testimonios de científicos y  virólogos  presentes en China con los que ella ha podido conversar.

"Nadie sabía, ni siquiera ellos mismos, que esto era una pandemia”, comenta una especialista en base a testimonios de científicos y virólogos presentes en China.

En relación de la lentitud que tuvo China para reconocer que la enfermedad que había en Wuhan era una Pandemia, el caso del médico Li Wenliang fue paradigmático. Este médico primeramente advirtió que la enfermedad era una pandemia, luego fue reprendido por el gobierno y luego murió de coronavirus. El caso generó una condena internacional por parte del resto de los países y reforzó las acusaciones en especial de Donald Trump del ocultamiento de información  por parte de China al inicio de la pandemia. 

Sobre este polémico punto Leyton cree que  en cada provincia de china hay situaciones donde  las autoridades no quieren que se empañen negativamente  a la ciudad o la provincia, y esto afecte a los principales  directivos del partido. Por lo  tanto, como todavía no habían corroborado que se trataba de algo más que una neumonía, Wenliang fue reprendido. Posteriormente el gobierno transformó al médico en un mártir caído en lucha contra el coronavirus, en una acción político pragmática. Mientras Wuhan sigue mostrando al mundo como se puede volver a la vida luego de haber pasado una enorme cantidad de muertos y  una  cuarentena durísima. Las temores a un posible rebrote y las sospechas de la ciudad como cuna del COVID19 persisten.    

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Ignacio Ramundo

Ignacio Ramundo

Comentarios