lunes, noviembre 18, 2019

POLíTICA | 02-10-2019 11:32

En Juntos por el Cambio sueñan con un cierre de campaña “a lo Alfonsín”

La marcha en apoyo a Macri post PASO y la gira del #SíSePuede los convenció de que podrían hacer un masivo acto en la 9 de Julio antes del 27 de octubre.

El mazazo de las PASO los hizo reaccionar. La "big data" los había traicionado, esta vez, y Juntos por el Cambio necesitaba dar un volantazo en la campaña para las elecciones generales del 27 de octubre.

La gira del #SiSePuede, que llevará a Mauricio Macri de campaña por 30 ciudades comenzó a imaginarse apenas habían terminado las primarias. Pero no salió desde lo profundo del búnker PRO, sino que fue una idea arrebatada a un grupo de caceroleros y tuitstars que le ofrendaron una masiva marcha al Presidente que terminó en la Casa Rosada.

Macri había vuelto de Santa Fe, ese 24 de agosto, y estaba en su quinta Los Abrojos cuando vio que miles de personas se agolpaban en la Plaza de Mayo. “Tengo que ir”, le dijo a los suyos. Improvisaron tanto su llegada, que ni siquiera tuvo un equipo de sonido para hablar con sus militantes. Pero fue el germen de una idea que iba a prosperar: dejar a un costado la "big data", que tantas alegrías parecía haberles traído en otros tiempos, y hacerle un guiño a las campañas más tradicionales. Bajar al territorio y acercarse a la gente.

(Te puede interesar: Lavagna acusó a Macri de copiarle las medidas que él sugirió)

En el radicalismo también sugirieron los actos de campaña y celebraron el giro del Presidente: “Estaban enamorados de las redes sociales y creían que sabían cómo iba a ser la visión de la gente en cada cuadra”, les dijo el vicepresidente de la UCR, Federico Storani.

Cambiemos, cambió. La gran cantidad de vecinos que se acercaron el sábado 28 a las Barrancas de Belgrano los entusiasmaron y ahora planean emular eso en cada lugar al que están yendo: este miércoles tocan algunas localidades de Santa Fe.

(Te puede interesar: Campaña #SíSePuede: La intimidad de la última apuesta electoral de Mauricio Macri)

Pero ya sueñan con un cierre a toda orquesta. Los caceroleros que empezaron con las marchas imaginan una multitud en pleno Obelisco antes del 27 de octubre. Creen que tras la gira del #SiSePuede podrían juntar un millón de personas en la 9 de Julio, emulando al día en que Raúl Alfonsín emocionó a todos relatando el Preámbulo de la Constitución.

(Te puede interesar: El insólito cancionero macrista para las marchas de #SíSePuede)

En el Gobierno, algunos se empiezan a subir a la idea de un cierre histórico. Aunque otros siguen convencidos de que no están haciendo más que hablarle a su propio público: “Los que van a las marchas son los que ya nos votaron. Ni uno más”, asegura un importante funcionario de Cambiemos. Algunos quisieran morir con las botas de la "big data" puestas.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario